ECONOMIA › EXTIENDEN A NUEVE MESES EL PLAZO DE LIQUIDACION DE DIVISAS INGRESADAS POR PRESTAMOS O APORTES DE CAPITAL

Facilidades al ingreso de inversiones

La medida busca quitarle atractivo al circuito ilegal. El mayor plazo busca superar la eventual incertidumbre poseleccionaria.

 Por Cristian Carrillo

Las empresas que obtengan financiamiento en el exterior contarán con nueve meses de gracia para liquidar las divisas en el mercado de cambios. Con el objetivo de dar certidumbre cambiaria en este año preelectoral a quienes inviertan en empresas locales, el Banco Central extendió de 180 a 270 días el plazo para que los dólares se cambien a pesos en la plaza local, aunque el dinero deberá depositarse en un banco local o corresponsal. Esto despejaría las dudas sobre un eventual salto en el tipo de cambio para el sector privado, algo que era utilizado como excusa por algunos empresarios para traer las divisas por afuera del circuito legal. La medida incluye todas las opciones de financiamiento externo de una empresa, ya sea Obligaciones Negociables (ON), aportes de capital o préstamos directos. Esta supuesta incertidumbre, luego de las elecciones presidenciales hacía que las compañías no ingresaran, o lo hicieran por canales alternativos, el monto de divisas recibido.

En el actual escenario de estabilidad cambiaria, las inversiones en pesos aumentaron en atractivo. Los fondos de inversores institucionales extranjeros se focalizan por estos días en la compra de acciones, dado que los precios todavía se mantienen con cierto rezago respecto de sus pares en la región. Esto genera además mejores condiciones para que las empresas locales puedan conseguir crédito en el exterior, un objetivo que persigue el Central para apuntalar el stock de reservas. El caso más emblemático por volumen fue YPF, que en la última colocación de ON consiguió 1500 millones de dólares que pasaron a engrosar el stock de activos en reservas en el sistema financiero local.

La mayoría de los analistas coincide en que no se esperan oscilaciones bruscas en el tipo de cambio. Los contratos de dólar a futuro contemplan una devaluación hasta fin de año en torno al 20 por ciento, por debajo del rendimiento de los plazos fijos. Sin embargo, la incertidumbre típica de un período preelectoral retrasa la concreción de algunas emisiones, porque hay inversores que no están dispuestos a pesificar los fondos obtenidos en el exterior antes de octubre, bajo el argumento de que podrían verse perjudicados ante una eventual devaluación. Una de las opciones más utilizadas para el ingreso de fondos era la operatoria de contado con liquidación, a través de la cual se pasan pesos a dólares –o viceversa– con la compraventa de bonos o acciones.

A diferencia de la colocación de deuda pública, cuyos fondos se encajan en cuentas del Tesoro sin pasar por el Mercado Unico y Libre de Cambios (MULC), las emisiones de empresas privadas deben ser liquidadas a través de esa plaza. Hasta ayer, la obligatoriedad para el sector privado consistía en liquidar el 10 por ciento del aporte de capital en el MULC en los primeros 30 días corridos desde que la empresa recibe los fondos. Para el resto de las divisas regía un plazo de 180 días para su liquidación en el mercado de cambios. El directorio del BCRA resolvió entonces ampliar a 270 días el plazo para que ingresen las financiaciones bajo la forma de ON, préstamos o aportes de capital por el MULC. El plazo es para todo el monto, ya que tampoco regirá la obligación de liquidar el 10 por ciento. “La decisión del BCRA se definió en el actual contexto de estabilización del mercado de cambios, la fuerte disminución de los precios en el mercado de futuros de dólar y la recuperación de las reservas internacionales”, según comunicó el organismo. En lo que va del año las reservas crecieron en un 21 por ciento, hasta los 33.867 millones de dólares con que cerraron ayer. Aunque no se liquide en el mercado, los fondos que ingresen se computarán como reservas, ya que deberá depositarse en un banco local o corresponsal. El acuerdo de corresponsalía permite a dos entidades comprometerse a operar cada una en su país de origen con los clientes del otro que no cuenta con filial en esa jurisdicción.

“El cambio resuelto en materia de nuevas financiaciones tiende a favorecer el ingreso de inversiones en el marco de recuperación de la economía, en un contexto de bajo nivel de endeudamiento público y privado”, concluye el comunicado.

Compartir: 

Twitter
 

El Banco Central pudo flexibilizar los plazos a partir de la estabilidad cambiaria conquistada.
Imagen: Guadalupe Lombardo
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared