ECONOMíA › CAMBIOS EN EL CUERPO GERENCIAL DE AEROLINEAS

Antonio Mata no se cayó solo

A horas de producirse el relevo de Antonio Mata, ex presidente de Aerolíneas Argentinas, comenzaron cambios en el cuerpo gerencial, claramente fragmentado entre los fieles a aquel accionista y los más críticos. Estos cimbronazos en la conducción de la privatizada tienen como marco una negociación por el aumento del capital accionario en manos del Estado argentino y la incógnita sobre los impugnados balances de la compañía.

Mata se apartó de la conducción de la empresa semanas atrás, cuando se disolvió el comité ejecutivo y el management quedó en manos del gerente general, Esteban Macari. Pero a pesar de esa movida formal, siguió en contacto con un núcleo de hombres más fieles a su gestión y con aquella parte de la dirigencia gremial más afín, al punto de que días atrás se habrían producido dos cónclaves simultáneos en el edificio de Bouchard: uno en las oficina del presidente saliente y otra en la de su reemplazante, cada uno acompañado con los colaboradores adictos.

Esta situación tuvo un giro el lunes, cuando Mata fue reemplazado también en la conducción de Interinvest, la sociedad tenedora del paquete mayoritario de Aerolíneas Argentinas, que comparte con los otros españoles, Gonzalo Pascual y Gerardo Díaz Ferrán. Este relevo fue ordenado directamente desde Madrid, después de que el secretario de Transporte, Ricardo Jaime, llamó a la capital europea para chequear la vigencia del acuerdo firmado allí hace pocos días.

Según la interpretación del funcionario argentino, Mata había puesto en duda aquel pacto, al ponerles precio a las acciones de Aerolíneas que el Estado quiere incorporar a su patrimonio, aumentando la participación del 1,34 por ciento al 5. El ex presidente de Aerolíneas habló de 33 millones de pesos, aporte sobre el supuesto de que la compañía vale 900. Pero el precio, al igual que otros aspectos cruciales de la situación económico-financiera de la compañía aún no están claros.

Horas después del desplazamiento de Mata, Marcos Barg reemplazó en la gerencia comercial a Gustavo Comandule, un fiel colaborador de aquél, y ayer había rumores de que podrían producirse otros relevos en las próximas horas. “Sólo responde a cambios en la gestión”, intentó ayer minimizar desde la empresa su vocero.

“Los aeronáuticos estamos de fiesta”, celebraba ayer Ariel Basteiro, representante de los administrativos, para quien Mata era símbolo de una administración adversa a los trabajadores, que están agrupados en varios gremios. Estos también se dividieron entre los más fieles a Mata y los otros. Entre los primeros se destaca la Asociación Argentina de Aeronavegantes, a la que hasta hace poco perteneció Alicia Castro, una notoria defensora de la gestión de Aerolíneas. El otro bando nuclea también al sindicato de los pilotos y los técnicos, que en el último año y medio confrontaron duramente con Mata por un aumento salarial que éste condicionaba a un posible aumento de tarifas. Este ajuste de la banda tarifaria prometido por el Gobierno es parte de las varias cuestiones pendientes de resolución.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice
  • [HTML]OPERACION FINANCIERA INEDITA DE UN BONO BINACIONAL DE ARGENTINA Y VENEZUELA
    Piedra fundacional para el Banco del Sur
    Por Raúl Dellatorre Desde Caracas
  • [HTML]CAMBIOS EN EL CUERPO GERENCIAL DE AEROLINEAS
    Antonio Mata no se cayó solo
  • [HTML]LA PROVINCIA ESTUDIA UN IMPUESTO A VIVIENDAS DE LUJO
    Completar el Inmobiliario
    Por Cledis Candelaresi

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.