ECONOMíA › AUMENTO DEL 8 POR CIENTO DEL PIB, APUNTALADO POR LA DEMANDA

A consumir que crece la economía

La actividad económica registró una importante suba en el primer trimestre. El consumo, los servicios financieros y la industria fueron estrellas. La inversión avanza más despacio.

El crecimiento del consumo, de los servicios financieros y de la industria dieron impulso a la economía en el primer trimestre. El Producto Interno Bruto (PIB) aumentó 8,0 por ciento con relación al mismo período de 2006. Con respecto al cuarto trimestre del año pasado, la expansión fue del 1,0 por ciento. Los resultados reflejan la continuidad del período de auge que se inició a mediados de 2002, aunque a una velocidad levemente más reducida. Se aprecia por ejemplo en la evolución de la inversión, que en esta oportunidad trepó 13,1 por ciento, contra el 22,9 del primer trimestre de 2006 frente a igual lapso de 2005.

La estimación promedio de consultores económicos, bancos y centros de estudio es de una suba del PIB de 8 por ciento este año, según surge de la encuesta que realiza el Banco Central. En 2006, el crecimiento fue de 8,5 por ciento. Para que se cumpla el vaticinio deberá ocurrir lo mismo que el año pasado, cuando la economía fue mejorando trimestre a trimestre. Esta vez se parte de un escalón más bajo, ya que el aumento desestacionalizado del primer trimestre sobre el cuarto fue de 1,0 por ciento, inferior al 1,6 que había crecido el cuarto contra el tercero, el 2,8 del tercero frente al segundo, el 2,1 del segundo con relación al primero y el 1,7 del primero con respecto al cuarto de 2005.

Frente a ese dato que muestra una ligera desaceleración, indicadores económicos que fueron apareciendo el trimestre en curso muestran que la economía está –otra vez– apurando su marcha. La ayudan la cosecha record y la renovación de los acuerdos salariales. Este último factor promete elevar todavía más el consumo privado, que en el primer trimestre fue uno de los responsables del avance del nivel de actividad. Aumentó 8,2 por ciento, por arriba del PIB.

El sector servicios y, en particular, los servicios financieros explicaron buena parte del crecimiento del PIB. Los servicios tuvieron una suba interanual del 8,4 por ciento, superior a la de los sectores productores de bienes, que avanzaron 6,1 por ciento. Los servicios financieros fueron dentro del primer segmento los que más aumentaron: 19,5 por ciento. Le siguieron el sector transporte, almacenamiento y comunicaciones con 13,3 por ciento, y el comercio mayorista y minorista y reparaciones con 10,3.

Dentro de los productores de bienes, la construcción creció 10,2 por ciento interanual y la industria manufacturera, 6,1. Sin embargo, la inversión del primer rubro registró una importante desaceleración en el primer trimestre: subió 8,2 por ciento, contra el 22,1 que había aumentado en el primer trimestre de 2006 con relación a igual período de 2005. En cambio, la inversión en equipo durable de producción se incrementó 20,9 por ciento, lo que constituye una señal de que las industrias están destinando capital a la incorporación de maquinarias. En el primer trimestre de 2006, este componente fundamental de la inversión había crecido 24,3 por ciento, casi cuatro puntos más que en esta oportunidad.

Antes de que se dieran a conocer las cifras oficialmente, Néstor Kirchner adelantó el resultado del PIB durante un acto en la localidad bonaerense de Tres de Febrero. “Sigamos impulsando el crecimiento de la economía, que este primer trimestre creció un 8 por ciento, que muestra la potencialidad que le estamos dando al país”, destacó el Presidente. El Gobierno rechaza la sugerencia de economistas ortodoxos de enfriar la economía para contener la inflación.

Compartir: 

Twitter
 

La expansión del consumo fue del 8,2 por ciento, superior a la del Producto Bruto.
Imagen: Ana D´Angelo
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.