ECONOMíA › LA CANTIDAD DE CELULARES EN USO SE ACERCA A 38 MILLONES, 4,4 POR CADA FIJO

Telefónicas con sonrisa de oreja a oreja

El negocio de la telefonía móvil se expande sin techo. La cantidad de aparatos crece a la par de la cantidad de llamadas, a un ritmo del 30 al 40 por ciento anual. En apenas dos años, los celulares en uso aumentaron al doble. Telefonía fija, a segundo plano.

 Por Claudio Zlotnik

Cada argentino con un celular. Podría tratarse de una campaña publicitaria, pero no lo es. Cada argentino con un celular es lo que marca la estadística. De acuerdo con los datos oficiales del Indec, en el país ya circulan 37,5 millones de teléfonos móviles. Como el relevamiento corresponde al mes pasado, se supone que el parque de aparatos creció en medio millón durante septiembre.

La cantidad de celulares creció 35,5 por ciento en el último año y un 40,4 por ciento en el período enero-agosto en relación con el mismo período de 2006. El stock de aparatos se duplicó en los últimos dos años. En agosto de 2005 se contabilizaban 18 millones de líneas en servicio y ahora orillan los 38 millones. Desde esos teléfonos se realizaron 2,4 millones de llamadas durante el mes pasado, un 36,6 por ciento más que en el mismo mes del último año. A nivel interanual, el volumen de comunicaciones se está expandiendo a un ritmo parecido al de la cantidad de aparatos.

La estadística, no obstante, queda relativizada por la realidad. Los expertos calculan que en las zonas económicamente más poderosas del país hay personas con más de un celular, mientras que en otras no hay ni siquiera filiales de las empresas. En el área metropolitana (Capital y Gran Buenos Aires), por ejemplo, existen dos aparatos por individuo.

La carrera entre la telefonía móvil y la fija está siendo ganada ampliamente por la primera. Por cada línea fija en servicio existen 4,4 celulares. La telefonía móvil se transformó en la crema del negocio para las compañías del sector. Fuentes empresarias reconocieron a este diario que la rentabilidad ronda el 40 por ciento.

Semejante nivel de utilidad se debe a que ese mercado, a diferencia de la telefonía fija, se encuentra desregulado. Las compañías fijan sus propias ecuaciones comerciales y promociones, mientras que de la otra manera deben operar bajo un marco regulatorio y al debate de las reglas en audiencias públicas.

El ranking de participación de mercado está liderado por Movistar, la compañía de Telefónica. Aproximadamente la mitad de los aparatos en servicio son de esa compañía. Le sigue Personal, la subsidiaria de Telecom, con el 27 por ciento, mientras que en el tercer lugar aparece CTI, con el 23. Nextel se ubica en el cuarto puesto, con una penetración marginal en el mercado.

La cantidad de celulares que efectivamente están en circulación fue puesta en duda por el experto en el sector de las telecomunicaciones Henoch Aguiar. Según el especialista, una parte de los aparatos están activos, pero no se utilizan ya que es muy común que los usuarios se cambien de compañía proveedora sin dar de baja el teléfono que venían utilizando. Esta práctica es habitual, puesto que ocho de cada diez clientes poseen planes “prepagos”. No reciben facturas mensuales sino que cargan tarjetas prepagas.

Según Aguiar, el mercado “está llegando a una curva de madurez. Será difícil ver una expansión tan importante”. La expectativa del experto es que, de ahora en más, habrá una especialización en los servicios que brindan las compañías. “Hasta ahora privilegiaron la cantidad sobre otras cosas. El objetivo fue ganar clientes. Pero lo que se viene es algo parecido a lo ocurrido en Europa”, apuntó Aguiar. Allí aparecieron las denominadas “MVNO”, empresas que alquilan la infraestructura y buscan a sus clientes en nichos específicos para venderles planes direccionados, como grupos profesionales o de estudiantes.

El crecimiento exponencial del sector, sin embargo, no tuvo su correlato con el nivel de inversiones. Está claro que la demanda explotó después de la crisis, pero la inversión no acompañó esa tendencia y eso se nota en la calidad del servicio. Es común que algunas comunicaciones se corten en algunas zonas de la Capital, en especial en el centro. Según Aguiar, la inversión “está atrasada dos años”. Esa es la asignatura pendiente de un sector que lidera los servicios públicos y cuyas empresas obtienen ganancias importantes.

Compartir: 

Twitter
 

Un celular por persona, una fantasía de la estadística. El reparto no es tan igualitario.
Imagen: DyN
SUBNOTAS
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.