ECONOMíA

“Señal de progreso”

El gobierno de Estados Unidos señaló ayer que el pacto alcanzado por la Eurozona para paliar los efectos de la crisis de deuda y buscar una salida al problema financiero es una señal de progreso, si bien advirtió que aún deben tomarse más medidas para calmar a los mercados internacionales. “Creemos que las señales de progreso son buenas”, dijo el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney. “Esta es una señal de progreso, pero obviamente debe hacerse más”, pidió. El funcionario dijo que Estados Unidos ofreció consejos a los líderes reunidos en la cumbre de Bruselas, pero aclaró que la crisis es un problema europeo que requiere soluciones europeas. Carney destacó que el presidente Barack Obama es consciente de las dificultades y los asuntos implicados en el intento por solucionar la crisis de deuda europea, pero que instó a los líderes del Viejo Continente a continuar adelante y terminar con su trabajo, en respuesta a la situación. Sin embargo, Carney se negó a comentar sobre las divergencias que salieron a la luz entre Londres y el resto de la UE. Una alta funcionaria del gobierno norteamericano dijo que su país no tenía ninguna intención de contribuir más a la caja del FMI. Recordó que Washington dispone de un derecho de veto de hecho en el FMI, y que controlará muy atentamente eventuales préstamos que el organismo concederá a cualquier país europeo y que esto no perjudique la situación financiera.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.