ECONOMíA

Apostillas

- “Denunciante serial.” Los senadores aprovecharon la sesión de ayer, una de las pocas que hubo en el último tiempo, para plantear una serie de cuestiones fuera de agenda. Uno de los más polémicos fue el conflicto en la Caja de Ahorro Popular de Tucumán, que provocó manifestaciones del gremio La Bancaria frente al Congreso y ayer la denuncia en el recinto del tucumano José Cano. En respuesta le salió el tucumano Sergio Mansilla. Cuando Cano pidió la palabra para seguir abundando sobre el tema, la presidenta provisional del Senado, Beatriz Rojkés de Alperovich, esposa del gobernador de Tucumán, le pidió que diera por concluido el debate para pasar a tratar la reapertura del canje. Ante la negativa de Cano, Rojkés se puso firme y le soltó el calificativo de “denunciante serial”. “Ya sabemos qué clase de político es”, concluyó Rojkés mientras Cano levantaba la voz desde su banca.

- Cruces. Sobre el cierre del debate, el senador radical Ernesto Sanz y el kirchnerista Miguel Pichetto intercambiaron algunos comentarios sobre la responsabilidad de los partidos políticos, la necesidad de políticas de Estado y la necesidad de fortalecer el sistema electoral. Después de que Sanz reivindicara a la UCR como “un partido de gobierno”, coyunturalmente en la oposición, Pichetto recogió el guante y reclamó por la vuelta del bipartidismo. “Así se terminaría con esta fragmentación, en la que cualquiera tiene un partido político. Algunos dieron vergüenza, no superaron el porcentaje mínimo indispensable para participar en octubre. Ahora cualquier sindicalista pone un kiosco y arma un partido político. Habría que revisar el sistema electoral para darle un poco más de contenido de mayorías”, ironizó Pichetto, mientras desde las bancas le llegaban comentarios de otros senadores. Uno de ellos venía de los radicales, que le recordaban la buena elección del frente Unen en Capital Federal. “Miren, no me hagan hablar”, les retrucó el rionegrino y les enrostró que van detrás de Elisa Carrió y Pino Solanas. En la presidencia se encontraba el radical Juan Carlos Marino, quien lo llamó al orden: “Senador Pichetto... Lilita Carrió es radical”, remató Marino.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.