EL MUNDO › CRECE LA EXPECTATIVA EN LIMA

Chávez en duda

La presencia del venezolano no está confirmada en la cumbre presidencial. Para Alan García, su ausencia sería un alivio.

 Por Carlos Noriega

Desde Lima

Un paro regional de 48 horas con bloqueo de carreteras en el sur del país, que se inició ayer, conflictos laborales en el centro del escenario; una violenta represión contra una protesta de estudiantes universitarios ocurrida hace unos días, un llamado del presidente Alan García a la policía para que use sus armas “sin temor” y a las FF.AA. para que estén listas para intervenir: es el panorama que se vive en esta ciudad antes de la V Cumbre América latina, el Caribe y la Unión Europea que se llevará a cabo mañana.

Frente al caos producido por el corte de calles, el gobierno ha decidido declarar feriados los días jueves (hoy), viernes (mañana) y sábado, con lo que espera aliviar la situación. La Central General de Trabajadores del Perú (CGTP), la mayor central sindical del país, ha anunciado que en Lima no habrá marchas de protesta en estos días, lo que ha tranquilizado al gobierno, que en las últimas semanas ha estado muy nervioso ante la posibilidad de que el descontento social se desborde a las calles.

Entre los presidentes que vendrán a esta cumbre, la mayor expectativa la despierta Hugo Chávez. Y esa expectativa ha crecido en la medida en que aumenta la incertidumbre sobre su llegada a Lima. Circulan versiones de que el presidente venezolano no vendría a la cumbre, aunque simultáneamente otras voces aseguran su presencia. El reciente choque entre Chávez y la primera ministra de Alemania, Angela Merkel, alimenta las especulaciones sobre lo que pueda ocurrir en el momento en que ambos se encuentren. También corren las apuestas sobre una reunión entre Chávez y Rodríguez Zapatero bajo la sombra del incidente de la Cumbre de Santiago entre el venezolano y el rey de España. Los organizadores y asistentes a la Cumbre de los Pueblos esperan ansiosos la presencia de Chávez en el mitin de cierre de mañana.

El gobierno peruano, por el contrario, tomaría con alivio su ausencia. Esto es algo que los funcionarios del gobierno admiten en privado. Chávez y García han cruzado ataques verbales de alto calibre y más de una vez miembros del gobierno peruano han acusado al venezolano de promover y financiar protestas antigubernamentales en el Perú.

Otra presencia esperada con expectativa es la de Evo Morales, especialmente entre los asistentes a la Cumbre de los Pueblos. El boliviano llega esta tarde a Lima y del aeropuerto irá a la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), donde se lleva a cabo la Cumbre de los Pueblos. Un claro gesto de la importancia que le da Evo Morales a esta cumbre alternativa. Apenas llegue a la UNI, el presidente boliviano se pondrá ropa deportiva para jugar un partido de fútbol sala con los integrantes de la selección peruana que participó en el Mundial de México ’70, el equipo más famoso en la historia del fútbol peruano. Morales tiene asegurados los aplausos y el apoyo de los asistentes a la Cumbre de los Pueblos, pero también espera el respaldo de sus colegas presidentes frente a la crisis política que vive Bolivia. Un posible encuentro entre Rafael Correa y Alvaro Uribe es uno de los momentos más esperados de esta cumbre. El presidente ecuatoriano llegará reforzado con el respaldo que ha obtenido en España y Francia (ver pág. 23) y traerá una propuesta para que los países europeos envíen una fuerza de seguridad a la frontera entre su país y Colombia. Mañana los presidentes firmarán una declaración en la cual se fijarían algunas metas para reducir la pobreza, se anunciaría la creación de Euroclima, una institución para enfrentar los problemas del cambio climático, y se mencionarían temas como la crisis alimentaria y la migración latinoamericana a Europa.

Compartir: 

Twitter
 

El gobierno llamó a la policía a usar las armas “sin temor”.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.