EL MUNDO › EN URUGUAY, ACTIVISTAS DE DD.HH. SE SORPRENDEN

De represor a docente

El coronel Glauco Yannone fue designado profesor en Historia Militar por el ministerio de Defensa. Al militar se lo acusa de haber secuestrado a dos personas en Porto Alegre, en 1978.

 Por Roger Rodríguez *

El torturador uruguayo Glauco Yannone, uno de los militares que secuestraron, en Porto Alegre, a la maestra Lilián Celiberti y a Universindo Rodríguez, en 1978, fue designado, en abril de 2008, docente de la Escuela Militar para dar clases en la cátedra de Historia Militar por una resolución del actual Ministerio de Defensa Nacional.

La presencia del represor en los cuadros docentes que instruyen a las futuras generaciones de oficiales provocó sorpresa entre activistas de derechos humanos y llamó la atención a fuentes del propio Ministerio de Defensa, que admitieron que la designación se había realizado sin chequear, en un paquete de cientos de nombres propuestos por el comando del Ejército. Consultado por La República, Universindo Rodríguez no pudo ocultar su asombro ante la designación: “Yannone fue el que secuestró personalmente a Lilián en la rodoviaria de Porto Alegre el 12 de noviembre de 1978 y a mí en mi casa de la calle Botafogo al día siguiente. Fue él quien nos torturó en la sede de la policía (DOPS) hasta que nos trasladaron a Uruguay”.

Glauco José Yannone de León (alias “Javier” e “Isidorito”) nació el 26 de abril de 1946 e ingresó en el Ejército el 1º de marzo de 1967 en el arma de Infantería. En dos ocasiones fue alumno de la School of Américas (SOA), donde hizo el curso de Inteligencia “C-1” en 1970 y la especialización del curso de “Contrainsurgencia” a principios del 1976.

Retirado con el grado de coronel, Yannone actuó como alférez en el Batallón de Infantería Nº 5 de Mercedes, Soriano, en 1971, e ingresó en la Compañía de Contrainformaciones del Comando General del Ejército (CGE) en 1977, desde donde encabezó, con el capitán Eduardo Ferro, el denunciado operativo de secuestro de Celiberti y Rodríguez.

En 1978, con el grado de capitán, es trasladado a cumplir funciones en el Establecimiento Militar de Reclusión Nº 2 (Punta de Rieles) y en 1980 pasa a desempeñarse en la Escuela de Inteligencia del Ejército, hasta que en 1982 se integra a la Oficina de Coordinadora de Operaciones Antisubversivas (OCOA) y opera en el centro clandestino de La Tablada.

Luego de establecida la ley de caducidad de la pretensión punitiva del Estado, Yannone continuó en actividad en los primeros años de los gobierno electos y llegó a participar en los contingentes militares uruguayos enviados a misiones de paz de Organización de Naciones Unidas (ONU) con la que paradójicamente ganó el Premio Nobel de la Paz en 1988. Lo insólito del caso fue que el gobierno del entonces presidente Julio María Sanguinetti designó a Yannone como representante del ejército de Uruguay para participar del acto de premiación realizado en Oslo, Noruega, en diciembre de 1988, y recibir la condecoración junto al secretario general de la ONU, Javier Pérez de Cuéllar. Curiosamente, Yannone fue reconocido y filmado por el periodista Gonzalo Arigón, que logró captar al torturador uruguayo cuando seguía al rey Juan Carlos Borbón de España, en el acto de premiación. Arigón, radicado en París, hizo un documental titulado El extraño casco azul, que provocó todo un escándalo al ser difundido públicamente.

Fuentes de la coordinadora que recoge firmas para la anulación de la ley de caducidad dijeron que el caso es una evidente muestra de las implicancias de la impunidad en Uruguay, en tanto fuentes jurídicas admitieron que Yannone no tiene ninguna causa abierta por violaciones a los derechos humanos que le impida el ejercicio docente.

* De La República de Uruguay. Especial para PáginaI12.

Compartir: 

Twitter
 

Las organizaciones de derechos humanos exigen la derogación de la Ley de Caducidad.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.