EL MUNDO › QUIERE SALVAR A LAS AUTOMOTRICES

El lobby de Bush

El presidente estadounidense George Bush criticó a los demócratas por no aprobar ya un plan de salvataje a favor de la industria automotriz. “Es escandaloso que miembros del Congreso hayan decidido suspender sus trabajos sin responder al problema, cuando fueron ellos mismos quienes afirmaron que debía ser resuelto”, aseguró la vocera presidencial Dana Perino a un grupo de periodistas que los acompañaban en su viaje a Lima, para la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC). “Existe una oposición no razonable a todo lo que el presidente o los republicanos apoyan”, agregó. Los demócratas respondieron adelantando su plan de rescate de 75 mil millones de dólares.

La presidenta de la Cámara de Representantes, la líder demócrata Nancy Pelosi, evitó atacar al mandatario, que ya está preparando su salida de la Casa Blanca. “No tenemos ninguna intención de que fracase la industria automotriz, pero tienen que demostrar cómo pueden sobrevivir”, aseguró la congresista. Los demócratas confirmaron ayer que discutirán el plan de salvataje el próximo 2 de diciembre, después del feriado por el Día de Gracias. Bush quería que las empresas pudieran acceder a parte de los fondos aprobados en el primer plan de rescate financiero, que costará unos 700 mil millones de dólares.

Los demócratas, en cambio, quieren discutir un nuevo plan, diseñado específicamente para los problemas y las necesidades del sector. Según adelantó Pelosi, las firmas General Motors, Chrysler y Ford pueden recibir 25 mil millones de dólares que ya están incluidos en el presupuesto del Departamento de Energía para la fabricación de autos con tecnología avanzada para mejorar su eficiencia.

Además, esas compañías pueden contar con otros 25 mil millones de dólares de los 700 mil millones ya aprobados por el Congreso para el rescate de instituciones financieras. Por último, una tercera partida de 25 mil millones de dólares ayudará a las empresas automotrices con sus problemas de liquidez, pero no se emplearán para gastarlos de inmediato, según explicó la legisladora demócrata.

Ante la propuesta de los demócratas, la Casa Blanca intentó pegarles con otro tema popular en los últimos días, la ayuda al creciente número de desempleados. “Debido al ajustado mercado laboral, el presidente cree que sería adecuada una mayor extensión de los beneficios por desempleo y que él promulgaría la ley que está ahora ante el Congreso”, aseguró Perino anoche. “Esperamos que puedan aprobar eso antes de que salgan para su receso.” Las primeras semanas de diciembre son la última posibilidad de actuar que tiene el actual Congreso. Si no llegan a un acuerdo para entonces, habrá que esperar al próximo Legislativo, que asumirá el 20 de enero con una amplia mayoría demócrata en ambas cámaras.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.