EL MUNDO › RENUNCIO UN ALTO JEFE POR REVELAR UN OPERATIVO CONTRA AL QAIDA

Papelón de Scotland Yard

El desliz llevó a que se precipitara el arresto esa misma tarde de doce personas. El funcionario fue a una reunión en Downing Street con una hoja que resumía los datos principales del operativo a la vista de todos los fotógrafos.

 Por Marcelo Justo

Desde Londres

El jefe de la Unidad Antiterrorista de Scotland Yard, Bob Quick, renunció luego de revelar inadvertidamente un operativo contra una presunta célula de Al Qaida. A cargo de muchos de los “top secrets” más preciados del Reino Unido, Quick llegó a una reunión en Downing Street el miércoles por la mañana con la hoja que resumía los datos principales del operativo a la vista de todos los fotógrafos. El desliz llevó a que se precipitara la intervención de la unidad que arrestó esa misma tarde a 12 personas en Manchester, Liverpool y Lanca-shire. Según fuentes policiales citadas por la BBC, el atentado que iba a ejecutar la presunta célula era “inminente y de gran escala”. La policía confirmó que 11 de los arrestados son paquistaníes con visas de estudiantes, mientras que el otro era británico.

Ampliada con tecnología, la foto del documento “top secret” revelaba la nacionalidad de los integrantes de la presunta célula, en qué localidad se encontraban, los comandos que participarían del operativo y hasta la estrategia mediática a seguir. Poco después del mediodía del miércoles, la imagen llegó a la oficina del vespertino Evening Standard que inmediatamente informó a la policía británica. Con todas las señales de alarma encendidas, el Ministerio de Defensa emitió una Circular de Alerta D a los medios de comunicación, advirtiendo que había restricciones para la publicación de esa foto por razones de seguridad. El problema es que esta circular, respetada por los medios británicos no servía para Internet. Ante el peligro de que la información circulara por la red desbaratando el operativo, la policía decidió adelantarlo y entre las cinco y las seis de la tarde llevaron a cabo redadas en casas, negocios y una biblioteca universitaria.

En un comunicado ayer por la mañana, Bob Quick pidió disculpas por un error que “puso en peligro una importante operación antiterrorista”. El primer ministro Gordon Brown encabezó la lista de políticos que agradeció a Quick “los servicios prestados”. El portavoz en temas de seguridad de los conservadores, Chris Grayling, se encargó de poner el dedo en la llaga. “¿A quién se le ocurre andar con un documento de esta naturaleza a la vista cuando por una cuestión automática de seguridad debería estar guardado en un portafolio con llave?”, indicó Grayling.

En cuanto al operativo y la seguridad de un país que todavía tiembla ante la posibilidad de un nuevo 7 de julio de 2005 (56 muertos y más de 700 heridos), el primer ministro Gordon Brown exigió al gobierno paquistaní que hiciera más para combatir el terrorismo. “Sabemos que hay fuertes lazos entre terroristas británicos y paquistaníes. Es un tema que voy a hablar con el presidente Zardari. Queremos una cooperación más estrecha”, dijo Brown. Resta por probar que efectivamente se trataba de una célula terrorista. Desde los atentados de septiembre de 2001, la mayoría de los detenidos en operativos policiales de gran cobertura mediática son luego puestos en libertad sin publicidad alguna.

Compartir: 

Twitter
 

Bob Quick apareció en todos los diarios británicos mostrando el documento del operativo.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.