EL MUNDO › SEGUN EL NUEVO PLAN, EE.UU. SE PROTEGERA DE LOS MISILES DE CORTO Y MEDIO ALCANCE DE IRAN

Obama abandona el escudo de Bush

El presidente confirmó que frenó un polémico plan desarrollado por los republicanos para ubicar un costoso escudo antimisil en Polonia y la República Checa que se suponía debía proteger contra cualquier agresión de Teherán.

 Por David Usborne *

Sacando una de las espinas que existía en sus relaciones con Moscú, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, confirmó ayer que abandonó un plan polémico desarrollado por la administración Bush para ubicar un costoso escudo antimisil en Polonia y la República Checa, que se suponía debía proteger contra cualquier agresión de Irán. El anuncio se hizo días antes de dos importantes reuniones de los jefes del gobierno, la semana que viene en Nueva York y en Pittsburgh. Estados Unidos espera que al archivar el proyecto del escudo tendrá una mayor oportunidad de persuadir a Rusia de que participe más activamente en presionar a Teherán para que termine con su programa de enriquecimiento de uranio y renuncie a cualquier plan para desarrollar armas nucleares.

Anticipándose a la crítica de la derecha en el Capitolio, Obama trató por todos los medios de insistir en que el Pentágono había encontrado otras maneras y más económicas de brindar protección de Irán a los aliados europeos. Por otro lado, Robert Gates, el secretario de Defensa, dijo que, como primer paso, Estados Unidos desplegará misiles interceptores en buques Aigis que serán desplegados en el Mediterráneo y el Mar del Norte. “Nuestra nueva arquitectura de defensa antimisil en Europa brindará defensas más fuertes, más inteligentes y más rápidas a las fuerzas estadounidenses y los aliados de Estados Unidos”, dijo Obama en la Casa Blanca. “Es más global que el programa previo; despliega capacidades que fueron testeadas y de bajo costo en relación con su efectividad.” Además de ayudarlo a cumplir su promesa de “relanzar” la relaciones con Rusia, Obama puede haber estado influenciado por la inteligencia, que sugirió que Irán no está tan adelantado en el desarrollo de misiles de largo alcance para los que estaba pensado el escudo. El nuevo plan inicialmente estará destinado a proteger contra misiles de corto y medio alcance desde Irán, que ahora se consideran que son una amenaza mayor.

El presidente Obama telefoneó a los líderes de Polonia y la República Checa ayer para informarles de su decisión. “Justo después de medianoche fui informado”, dijo Jan Fischer, primer ministro checo. Los componentes de la nueva versión del escudo pueden llegar a ser construidos en Polonia y la República Checa, que habían acordado aceptar el sistema original a un cierto costo político.

En su conferencia de prensa, Gates indicó que se esperaba que ambos países participaran en una segunda etapa del plan modificado, lo que podría significar un interceptador de misiles basado en tierra en Europa oriental. Pero la segunda etapa no comenzará hasta 2015. Moscú había expresado su seria desaprobación al proyecto del escudo de Bush, que hubiera llevado el armamento militar estadounidense cerca de sus propias fronteras. Los rusos se habían quejado de que sus propias defensas podrían haber sido el blanco del sistema. Obama se tomó un momento para recordar a Moscú que esto nunca había sido parte del plan antimisil. “Las preocupaciones por nuestros programas de defensa antimisil eran totalmente infundadas”, dijo.

A pesar de las palabras tranquilizadoras de Gates, la decisión provocó duras críticas entre los republicanos. “Dadas las serias y crecientes amenazas que representan el misil de Irán y sus programas nucleares, ahora es el momento de tratar de fortalecer nuestras defensas y las de nuestros aliados”, dijo el senador John McCain. “Creo que la decisión es realmente errónea.” Llamando al cambio “peligroso y miope”, otro alto republicano, el senador Jon Kyl, añadió: “El mensaje que envía hoy la administración es claro: Estados Unidos no estará parado detrás de sus amigos y considera que ‘relanzar’ sus relaciones con Rusia es más importante”, dijo el senador. “Esto está mal.”

El presidente ruso, Dmitri Medvedev, llamó a la decisión de Obama un “acercamiento responsable”. “Estoy listo para continuar el diálogo”, dijo en un discurso televisado a nivel nacional. Pero este mes su canciller dijo que cualquier decisión de Estados Unidos sería una corrección atrasada de una política equivocada y no atraería ningún favor particular de Moscú. La negativa de Irán para ponerle fin a sus actividades de enriquecimiento estará entre los primeros temas en las agendas de la Asamblea General de la ONU en Nueva York y la de la Cumbre del Grupo de los 20 en Pittsburgh la semana que viene. Estados Unidos buscará compromisos de una nueva ronda de duras sanciones a Irán si no hace concesiones sobre el tema nuclear pronto, pero Rusia, y hasta un cierto punto China, han sido cautelosos en cuanto a castigar a Teherán.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter
 

Obama espera que Rusia participe más activamente en presionar a Teherán sobre el programa nuclear.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.