EL MUNDO › RECORTAN SALARIOS DEL SECTOR PúBLICO, CONGELAN PENSIONES Y AUMENTAN EL IVA

Mega-ajuste en Grecia para salir del rojo

El tercer plan de austeridad lanzado por el gobierno griego incluye recortes salariales de casi el 30 por ciento en el sector público, sube el IVA dos puntos al 21 por ciento y aumenta impuestos al tabaco, alcohol, combustibles y utilidades de lujo.

Grecia anunció un nuevo plan de ajuste ante la crisis. El gobierno del presidente Carolos Papoulias presentó ayer nuevas medidas para enfrentar la grave coyuntura económica que afronta el país en un intento de reconducir su déficit presupuestario y obtener el apoyo de la Unión Europea. Este es el tercer plan de austeridad lanzado por el gobierno griego, el cual tiene como objetivo generar un ahorro de 4800 millones de euros (6500 millones de dólares), mediante recortes salariales en el sector público, congelamiento de pensiones y el incremento en el valor del impuesto al valor agregado (IVA).

En un dramático discurso ante el consejo de ministros, el premier griego Giorgios Papandreu ordenó la implementación de un severo programa de ajuste que incluye un aumento en el IVA de dos puntos porcentuales –escalando así al 21 por ciento– al tiempo que habrá un fuerte incremento en los gravámenes a productos como el tabaco, alcohol, combustibles y utilidades de lujo. El paquete incluyó también recortes salariales cercanos al 30 por ciento para los funcionarios del sector público, mientras que los jubilados sufrirán el congelamiento de sus pensiones.

La lista de medidas siguió con el anuncio del gobierno de una nueva legislación para afrontar la evasión de impuestos mientras que aquellos que perciban ingresos superiores a los 100.000 euros serán gravados con el 45 por ciento de los impuestos.

Con las medidas de contención anunciadas por el Ejecutivo griego, la dirigencia asegura el cumplimiento de los pedidos de sus socios europeos. “Es una hora histórica para Europa. Grecia ha tomado una decisión valiente para reducir una montaña de deuda de 300.000 millones de euros. Hemos cumplido con nuestra obligación. Ahora esperamos con motivos la solidaridad de la UE”, dijo el primer ministro Papandreu, tras dar a conocer el severo plan de ajuste ante un consejo extraordinario de ministros.

Sin embargo, la presentación del proyecto vino con una advertencia para la Unión Europea. “Si no responde y si tampoco responden los mercados en la forma deseada debido a la conducta especulativa, entonces la solución final será el Fondo Monetario Internacional”, advirtió el primer ministro, abriendo el juego a una medida que no goza de la simpatía de la UE porque debilitaría el prestigio y fortaleza del euro. En estas líneas, el ministro de Finanzas griego, George Papaconstantinou, aseguró que el paquete de medidas se mantendrá hasta que Grecia salga del estado de supervisión por parte de la Comisión Europea en el que se encuentra desde el mes pasado.

Si los recortes anunciados en febrero produjeron una masiva huelga general comandada por los sindicatos, las nuevas medidas de ahorro fueron recibidas con indignación por el pueblo griego. El sindicato de funcionarios, quien mantuvo una reunión con el primer ministro, convocó una nueva huelga de 24 horas para el 16 de marzo, al tiempo que la Confederación de Trabajadores, el principal sindicato en Grecia, denunció que las medidas son unilaterales y carecen de justicia social.

“Con este plan nos vamos a desangrar económicamente. Este programa va a tener consecuencias increíbles en la sociedad griega”, afirmó en declaraciones radiales uno de los portavoces del sindicato de empleados públicos. El Partido Comunista, en tanto, llamó a no acatar las medidas y pidió que los trabajadores se manifiesten en la calle a la vez que un grupo de 300 jubilados se congregó en Atenas para demostrar su enojo contra el anuncio del Ejecutivo.

Entre los grandes círculos políticos y económicos, en cambio, la decisión fue recibida de manera positiva. Desde Bruselas, el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, se apresuró a celebrar las medidas y subrayó que esto ayudará a la estabilidad de la zona del euro.

“La Comisión celebra el anuncio del gobierno griego de introducir un conjunto de medidas adicionales de consolidación. Corregir los desequilibrios y restablecer la competitividad es esencial para devolver a Grecia a una senda sostenible. Las medidas anunciadas suponen una fuerte señal de la disposición del gobierno griego a seguir tomando decisiones valientes”, dijo Barroso en conferencia de prensa. En tanto que el presidente del Eurogrupo –los 16 países que comparten el euro–, Jean-Claude Juncker, aplaudió la buena predisposición de Grecia. “Lo anunciado confirma el compromiso del gobierno griego para cumplir con el programa de austeridad, y en especial para garantizar que se cumpla la meta de alcanzar el 4 por ciento de déficit del PIB en 2010”, aseguró.

Compartir: 

Twitter
 

Jubilados griegos reaccionan ayer en Atenas al anuncio del congelamiento de las pensiones que forma parte del plan de ajuste.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.