EL PAíS › LA OPOSICIóN SE UNIó EN LA COMISIóN DE ACUERDOS DEL SENADO PARA RECHAZAR LA DESIGNACIóN DE MARCó DEL PONT

Ataque destituyente sobre el Banco Central

La Comisión de Acuerdos deliberó sólo con los nueve miembros de la oposición. Consideró que el Fondo para el Desendeudamiento “altera el orden constitucional”. El oficialismo está dispuesto a sostenerla en el cargo.

 Por Sebastián Premici

Los senadores de la oposición rechazaron en la Comisión de Acuerdos el pliego de Mercedes Marcó del Pont para ocupar la presidencia del Banco Central. Si bien esta comisión es presidida por el oficialismo –que decidió no participar del encuentro por considerar que hubo irregularidades en la distribución de las mismas–, está integrada por nueve senadores de la oposición, quienes ayer votaron por unanimidad el rechazo de la funcionaria. La diputada Elisa Carrió, quien fue invitada a la reunión, fue la encargada de dar los fundamentos del rechazo y adelantó que denunciará penalmente a Marcó del Pont y a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner “por haber alterado el orden constitucional” a partir del dictado del nuevo DNU. La presidenta del Central había sido convocada para comparecer en la comisión, pero decidió no asistir. El jefe de la bancada oficialista, Miguel Angel Pichetto, aseveró que Marcó del Pont será sostenida en su cargo por Fernández de Kirchner. Ayer por la noche, la primera mandataria y la presidenta del Central estuvieron reunidas en la Casa Rosada. Por su parte, la oposición avanzará con el rechazo de la funcionaria la semana que viene, durante el tratamiento en el recinto. Al cierre de esta edición, las áreas jurídicas del Gobierno sostenían que existen antecedentes donde el rechazo del Senado “no es vinculante” y especulaban con mantener a la funcionaria en su cargo.

La Comisión de Acuerdos quedó conformada luego de que la oposición ganara en el recinto la mayoría en todas las comisiones, sumado a la presidencia en trece de ellas. Si la semana pasada el oficialismo había conseguido ganar tiempo a partir de la ausencia de Carlos Menem, en esta oportunidad la oposición se cobró el tiempo perdido. El primer acuerdo sostenía que las comisiones estarían integradas por 8 legisladores de la oposición y 7 del oficialismo. Pero la composición final fue de 9 a 6. Esta nueva diferencia numérica permitió que Menem formase parte de la Comisión de Acuerdos, quien a pesar de hablar bien de la funcionaria, votó en contra de su permanencia en el Central.

La nueva distribución en las comisiones no es un dato menor, ya que horas antes de la sesión preparatoria, fuentes del Central especulaban con una posible negociación dentro de la comisión, en función de quienes la integrasen. Pero el esquema 9 a 6 jugó en contra del oficialismo. También votó por el rechazo de Marcó del Pont el pampeano Carlos Verna, la persona sobre la cual habían recaído las negociaciones para aprobar el extinto Fondo del Bicentenario a partir de un proyecto de ley. Para demostrar su oposición, Verna quedó al frente de la Comisión de Coparticipación, que ayer consiguió un dictamen para coparticipar el impuesto al cheque.

Los otros que rechazaron a Marcó del Pont fueron Adolfo Rodríguez Saá (PJ disidente), Pablo Verani (UCR), Gerardo Morales (UCR), Alfredo Martínez (UCR), Ramón Mestre (UCR), Luis Juez (Frente Cívico de Córdoba) –quien dijo que hasta el lunes pasado, antes de la Asamblea Legislativa, tenía una opinión favorable hacia Marcó del Pont– y Sonia Escudero (PJ disidente). “Esta es una fuerte respuesta política en contra de Marcó del Pont, que no puede ser desoída por el Ejecutivo”, indicó a Página/12 una alta fuente del radicalismo.

Si bien la comisión había solicitado la presencia de la funcionaria antes de emitir su dictamen, la apuesta fuerte de los senadores fue convocar a Elisa Carrió y Alfonso Prat Gay. “La ilegitimidad de la funcionaria para ocupar ese cargo se funda en la connivencia relacionada a la estafa de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Ambas han cometido una alteración del orden constitucional”, arremetió Carrió, mientras algunos senadores asentían con la cabeza y una “pequeña” sonrisa, tal el caso de la puntana Liliana Negre de Alonso (que no integra la comisión) y la salteña Escudero.

Si bien la bancada del FpV sostuvo que el Ejecutivo sostendrá a la funcionaria en su cargo, a pesar de que el pleno del Senado rechace su pliego, de concretarse la demanda penal anunciada por Carrió, Marcó del Pont quedaría en una situación más endeble. En este contexto, la oposición está jugada a torcerle el brazo al oficialismo, sin importarle las formas.

Por la mañana, y antes de conocerse su rechazo en la Comisión de Acuerdos, la funcionaria defendió el nuevo DNU. “Tengo la tranquilidad de que los directores del Central actuaron respetando sus obligaciones como funcionarios públicos, en absoluta legalidad. El debate está muy enrarecido y me da la impresión de que a veces se omite la discusión de fondo”, afirmó la funcionaria.

La cuestión de fondo tiene que ver con el uso de las reservas, la discusión en torno de la independencia del Banco Central y el pago de los vencimientos de este año. En este sentido, el conflicto parlamentario abrió la discusión sobre qué pasará si la oposición consigue derogar el Fondo para el Desendeudamiento. Desde el área jurídica del Central aseveraron a Página/12 que en caso de ser derogado el nuevo DNU, no se debe devolver la plata gastada, ya que existirían derechos adquiridos. Sin embargo, el principal tema son los fondos no invertidos. Dentro de la autoridad monetaria hay quienes opinan que también estarían comprendidos dentro de los “derechos adquiridos”.

El otro tema pendiente es qué pasará con Marcó del Pont, que defendió con vehemencia todo lo actuado. El oficialismo dice que hará lo necesario para sostenerla.


Un conflicto de poderes

Luego del dictamen negativo que emitió la Comisión de Acuerdos del Senado, la continuidad de Mercedes Marcó del Pont al frente del Banco Central quedó en duda. En la Carta Orgánica de la entidad no está explicitado que el rechazo de un pliego presentado por el Poder Ejecutivo suponga automáticamente la destitución del funcionario que venía ocupando el cargo en comisión. Ese punto nunca fue reglamentado y hasta ahora no había habido conflictos, porque cuando el Senado manifestaba su desacuerdo con una designación demoraba su tratamiento hasta que el gobierno responsable de la propuesta, o el siguiente, la modificaba. Ahora la situación es diferente, porque el Senado se apresuró a explicitar su rechazo y la presidenta Cristina Fernández de Kirchner no sólo no retiró el pliego, sino que ayer por la tarde le ratificó la confianza a Marcó del Pont en una reunión que mantuvieron en la Casa Rosada. No trascendió la opinión de la actual titular del Central, pero si los senadores votan en contra de su nombramiento la semana próxima en el recinto, se estaría frente a un conflicto de poderes que, siguiendo la moda impuesta en los últimos días, podría terminar en manos de la Justicia.

Compartir: 

Twitter
 

Marcó del Pont, apuntada por la oposición como “chivo expiatorio” en la disputa con el Gobierno.
Imagen: Pablo Piovano
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.