EL PAíS › FRACASó EL INTENTO DE LA OPOSICIóN EN LA CáMARA DE DIPUTADOS

Una movida que no tuvo quórum

El radicalismo, el PRO y el peronismo disidente querían tratar hoy el nuevo DNU de la Presidenta. Veinticinco legisladores de centroizquierda decidieron no acompañarlos y los dejaron sin el número necesario para concretar la sesión especial.

La jugada de la oposición para tratar hoy, en una sesión especial de la Cámara baja, el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) 298 que creó el Fondo de Desendeudamiento Argentino para pagar con reservas del Banco Central a acreedores privados, fracasó antes de ser puesta en práctica, ya que veinticinco diputados de distintas fuerzas de centroizquierda anunciaron que no acudirán al recinto, de forma tal que le resulta imposible al resto del arco opositor juntar quórum para imponer el tratamiento del tema. A los once legisladores del interbloque Proyecto Sur se sumaron los tres representantes del Frente Cívico de Luis Juez, los cinco del GEN de Margarita Stolbizer y los seis del Partido Socialista (PS). Este conglomerado de centroizquierda seguirá trabajando en conjunto durante todo el tratamiento del tema deuda aseguraron a Página/12 varios de los diputados presentes, aunque aclararon que “todavía falta mucho” para plasmar un acuerdo más amplio. Con las cartas sobre la mesa, a última hora de la noche, el Peronismo Federal también desistió del plan y buscará llevar adelante una sesión especial la semana que viene.

La sesión especial convocada para hoy comenzó a tambalear a media tarde de ayer, cuando a la conferencia de prensa convocada por el interbloque Proyecto Sur se sumaron los tres cordobeses juecistas. “No somos ni oficialistas ni estamos con la oposición conservadora”, advirtió allí Fernando “Pino” Solanas, aunque en ese momento todavía no habían definido su ausencia en el recinto. La presencia de los juecistas era, de todas formas, una advertencia: sin los diputados de Proyecto Sur, la oposición conservaba aún un justísimo quórum de 131, pero si al faltazo se sumaban los tres cordobeses las cuentas se iban a 128, un legislador menos que los necesarios para sesionar. Luego de esa conferencia de prensa, en el despacho de Eduardo Macaluse (Solidaridad e Igualdad, dentro del interbloque) confluyeron también representantes de las bancadas socialistas y del GEN y tomaron la decisión final de soltarle la mano al resto del arco opositor, que impulsaba la sesión de esta tarde para anular el DNU 298.

“La sesión iba a ser un desastre. No hay dictamen de comisión. No podemos atacar la ilegalidad con más ilegalidad”, le explicó a este diario Cecilia Marchán (Libres del Sur). En el mismo sentido se manifestó Macaluse, el anfitrión del encuentro en el que se gestó la movida y que analizó: “Si la acusación que les hacemos a los decretos es de desprolijidad institucional, no podemos hacer lo mismo para anularlos”. Solanas, por su parte, fue más categórico al graficar la situación. “No hay que responder a una cachetada con otra cachetada”, fue la figura que usó el cineasta.

Lo cierto es que la decisión de no plegarse a la jugada también tuvo que ver con que no consiguieron el compromiso, por parte del resto del arco opositor, de tratar en la sesión tres temas que para ellos son prioritarios en la agenda: la revisión del Presupuesto 2010, la conformación de una comisión bicameral permanente “que revise la totalidad de la deuda pública” y la creación de un Fondo Nacional para el Desarrollo con el excedente de las reservas.

“Estamos en desacuerdo con el DNU, pero lo que queremos es generar una alternativa superadora, no infligir daño político”, explicó Macaluse. La intención es esperar a que el lunes sesione por primera vez la comisión bicameral de tratamiento parlamentario, que –con mayoría opositora– podría dar un dictamen contrario al nuevo fondo para ser tratada el miércoles en una sesión ordinaria. En caso de que Eduardo Fellner, el titular de la Cámara, no dé la ordinaria, entonces avanzarán con la convocatoria de una sesión especial.

Más allá de que unieron fuerzas para doblarle el brazo a “la oposición conservadora”, tal como llaman al resto del arco opositor, hay perspectivas de que los mismos veinticinco diputados sigan trabajando juntos en algunos temas. “Se está conformando un polo que tiene capacidad para intervenir con seriedad en un debate que a veces pierde sentido”, celebró uno de los legisladores presentes en el despacho de Macaluse. Otro aceptó que “hay un montón de cosas en las que se puede ir avanzando, pero también es cierto que algunos sectores tienen otros compromisos adquiridos”. En principio, mientras dure el debate alrededor del tratamiento de la deuda pública, en ese tema continuarán trabajando juntos. “Iremos construyendo lo que podamos –es la conclusión–. Necesitamos fortalecernos dentro del Congreso. Falta bastante. Pero está bueno ir avanzando.”

Ayer, a última hora de la noche, y viendo que no alcanzaban a sumar las voluntades necesarias, los diputados del Peronismo Federal anunciaron que postergarán hasta la semana que viene su iniciativa.

Informe: Nicolás Lantos.

Compartir: 

Twitter
 

Los legisladores de centroizquierda no descartaron a futuro un acuerdo más amplio.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.