EL PAIS › INVESTIGACION DE PRESUNTAS IRREGULARIDADES

Allanaron Aerolíneas Argentinas

 Por Irina Hauser

El juez federal Julián Ercolini allanó ayer las oficinas de Bouchard de Aerolíneas Argentinas como parte de las primeras medidas de una investigación sobre presuntas irregularidades en la contratación de empresas para la reparación de aviones. La pesquisa apunta al gerente general de la compañía aérea, Mariano Recalde, y a otros cinco funcionarios que fueron señalados en el requerimiento de instrucción que impulsó el fiscal Guillermo Marijuán.

El procedimiento que dispuso Ercolini en la sede de Aerolíneas tenía como objetivo secuestrar el contrato firmado con la empresa brasileña Tapme, a la que se le había recomendado el arreglo de un Airbus A 340-300 fue enviado a Río de Janeiro en noviembre último.

Según la denuncia que presentó en un comienzo el abogado Ricardo Monner Sans y la documentación que entregó al juzgado Ricardo Cirielli, el secretario general de la Asociación de Personal Técnico Aeronáutico –el gremio de mantenimiento de los aviones–, podría haber por lo menos dos situaciones anómalas: el contrato no se había terminado de aprobar cuando la aeronave averiada ya estaba en Brasil; por otro lado, en Argentina habría servicios mucho más calificados para realizar ese tipo de reparaciones.

Ercolini ya tiene en su poder el contrato, adjudicado al parecer sin licitación a Tapme, y será analizado en los próximos días mientras continúa la pesquisa con otras medidas y rastreo de documentación. También citó a declarar a varios testigos, aunque por ahora no habría indagatorias. Los investigadores, además, intentan establecer si es una práctica sistemática la de encomendar reparaciones de aviones en el extranjero, explicaron allegados a la causa. Según los denunciantes, con este tipo de procedimientos se habrían gastado unos cuantos millones innecesarios.

La compañía brasileña, indicaron fuentes de la causa, no habría estado habilitada para realizar la reparación del avión ni habría estado en condiciones de hacer el arreglo, al punto que circulan versiones de que requirió asistencia y apoyo técnico a la misma Aerolíneas para que se pudiera hacer el trabajo.

En la imputación que días atrás elevó al juzgado el fiscal Marijuán también quedaron comprendidos el gerente de compras de Aerolíneas, Lucas Bergman; el titular del área técnica, Eduardo López; el gerente de Planeamiento, Ignacio Guidobono; el gerente de Mantenimiento, Federico Barrientos, y el jefe de Planificación y Control Técnico, Aníbal Videla. Si ellos y Recalde cometieron algún delito, es algo que está por verse.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.