EL MUNDO › LA JEFA DE INTELIGENCIA DE URIBE, EN PANAMA

Espió, huyó y se asiló

María del Pilar Hurtado está acusada de ordenar los seguimientos sin mandato a jueces, periodistas y políticos en Colombia. Otros altos funcionarios de Uribe también están siendo investigados.

 Por Katalina Vásquez Guzmán

Desde Medellín

Investigada por espiar ilegalmente a jueces, periodistas y defensores de derechos humanos, María del Pilar Hurtado huyó del país y obtuvo ayer asilo político en Panamá. Así lo informó al final del día la Cancillería panameña, confirmando la sospechosa salida del país de Hurtado que ya había visitado Panamá este año en varias ocasiones, según explicó la mujer en su momento, por asuntos de negocios. Las autoridades colombianas podrían pedirla en extradición, según anunció el fiscal general de la Nación, Guillermo Mendoza, de librarse orden de captura en su contra en los próximos días.

Para Jaime Arrubla, presidente de la Corte Suprema de Justicia, una de las instituciones espiadas, Panamá está “protegiendo al victimario” de uno de los escándalos más fuertes que enfrentó durante sus ocho años de gobierno el ex presidente Alvaro Uribe Vélez. Arrubla pidió al gobierno de Panamá que “recapacite” frente a la protección que está brindando a Hurtado, pues la investigación que Colombia adelanta en su contra corresponde a delitos comunes y no políticos.

La decisión, según el Ministerio de Relaciones Exteriores de Panamá, se analizó “cuidadosamente” y existen “circunstancias de razonable temor por su seguridad personal (de María del Pilar)” para levantar la solicitud de asilo. El gobierno vecino explicó en comunicado de prensa que para aceptarla se basó en “lo que dispone el Decreto Ley Nº 16 del 30 de junio de 1960 sobre Migración y sus modificaciones” y que la decisión también tiene el “ánimo de contribuir a la estabilidad política y social en la región, en estricto apego a las normas y la doctrina de asilo territorial reconocidas por el derecho internacional”. “El asilo es una figura del derecho internacional instituida para proteger a los perseguidos políticos, pero en este caso se está utilizando esa institución para conseguir impunidad”, afirmó tras conocer la decisión el magistrado Arrubla. Para él “el asilo es para el perseguidor, porque aquí todo indica que los ex funcionarios involucrados actuaron para una institución de un gobierno (...) Panamá protegió al victimario, no a la víctima”.

La salida de María del Pilar Hurtado se conoció ayer, días después de que Gustavo Sierra, un testigo del caso de las “chuzadas” ilegales, la implicó, como en testimonios anteriores al suyo, de responsable de ordenar los seguimientos sin orden legal y de entregarlos directamente en el Palacio de Nariño. Altos funcionarios del ex presidente Alvaro Uribe, como su secretario general, Bernardo Moreno; su jefe de prensa, César Mauricio Velásquez, y uno de sus asesores, Jorge Mario Eastman, también están siendo investigados en este proceso judicial. Sierra declaró al noticiero del canal Caracol que los informes se entregaban en un sobre sin marcas de destinatario ni remitente y que las hojas que contenían no podían llevar logotipos ni firmas de ninguna clase.

El mismo ex presidente Uribe está siendo objeto de investigación por su responsabilidad en las escuchas ilegales, ya que el Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) es la central de inteligencia de la presidencia. En octubre pasado, la Comisión de Acusación de la Cámara de Representantes ordenó abrir esta investigación a Uribe, proceso en el que su secretario general, Bernardo Moreno, resultó destituido para ocupar cargos públicos según ordenó la Procuraduría. También, funcionarios de la Fiscalía colombiana están involucrados en proceso de indagación preliminar por parte del Congreso, porque se ha filtrado información penal que sobre las “chuzadas” a los medios de comunicación. Y una veintena de ex funcionarios directivos y administrativos del DAS salieron de sus cargos y están respondiendo a la Justicia por los seguimientos ilegales donde también fueron perjudicados senadores opositores de Uribe como Piedad Córdoba y Gustavo Petro.

Hurtado fue directora del DAS entre agosto de 2007 y octubre de 2008, luego de que la mujer reconoció que para la época se estaba siguiendo al entonces senador Petro del Polo Democrático Alternativo. Más tarde, Fabio Duarte, ex coordinador de operaciones de inteligencia, dijo a las autoridades que fue ella quien ordenó no sólo este seguimiento sino el de los magistrados de la Corte Suprema.

También, Fernando Alonso Tabares, otro ex director de inteligencia del DAS, afirmó que “todo se inicia después de la posesión de la doctora María del Pilar Hurtado como directora del DAS, el 31 de agosto de 2007”. Afirmó Tabares que por instrucciones de Hurtado su equipo se dedicó a hacer inteligencia a estos magistrados grabando las sesiones y sus conversaciones telefónicas como se descubrió en 2008. María del Pilar Hurtado fue también secretaria general del Ministerio de Defensa entre 2003 y 2005.

Compartir: 

Twitter
 

El ex presidente Uribe, acusado de ordenar escuchas ilegales a su jefa de espías.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared