EL MUNDO › CONTINúA LA BATALLA CAMPAL EN RíO DE JANEIRO

Más violencia narco

Ya son 35 los muertos desde el domingo en esta ciudad de Brasil, a los que se suma un número indeterminado de heridos, además de vehículos incendiados y edificios y casas afectadas.

Grupos de narcotraficantes volvieron a atacar ayer a la madrugada en varios puntos de Río de Janeiro, pese a la ocupación de favelas por parte de la policía, lo que dejó al menos un muerto, mientras el presidente Luiz Inácio Lula da Silva ratificó el apoyo de su administración a las autoridades locales. Con la nueva víctima, ya son 35 los muertos desde el domingo, a lo que suman un número indeterminado de heridos, además de vehículos incendiados y edificios y casas afectadas.

La policía reportó que mató a un hombre, supuestamente vinculado con grupos de narcotraficantes, cuando se aprestaba a incendiar un automóvil cerca del Madurerira Shopping, esta madrugada. Al menos otros cinco vehículos, entre ellos dos autobuses, fueron incendiados por desconocidos en las primeras horas del día en ataques en zonas alejadas a la favela Vila Cruzeiro, donde ayer se dieron fuertes enfrentamientos entre la policía, con apoyo de la Marina, y delincuentes.

Río, capital turística de Brasil y una de las sedes del Mundial de Fútbol de 2014 y de las Olimpíadas de 2016, se mantiene en estado de alerta, pese a que el gobierno estadual instó a la población a retomar su ritmo de vida habitual. Los shoppings y la mayoría de comercios cerraron las puertas más temprano ayer y anoche fue escaso el movimiento en bares y discotecas.

Mientras, desde Georgetown, adonde viajó para participar de la cumbre de la Unasur, Lula volvió a respaldar al gobierno de Río de Janeiro, tras autorizar el envío de 800 hombres del ejército y armamento militar para apoyar a la policía. “Pueden contar con que apoyaremos en un ciento por ciento al gobierno y al pueblo de Río de Janeiro”, insistió Lula, ante periodistas brasileños, a quienes ratificó que “todo lo que precisen y todo lo que se pueda hacer en Río, se va a hacer”.

El Ministerio de Defensa anunció anteayer que 800 soldados del ejército, helicópteros y armamento se sumarán al combate contra los delincuentes. Anteayer, seis tanques de la Marina encabezaron la ofensiva sobre la favela Vila Cruzeiro, considerada una fortaleza del Comando Vermelho, la organización criminal más antigua de Río. “Lo que no tiene explicación es que el 99 por ciento de las personas de bien, trabajadores, quieren vivir en paz y son afectadas por grupos violentos en las favelas”, aseguró anoche Lula.

En medio del clima de violencia, los responsables de la organización del Mundial de Fútbol de 2014 y de los Juegos Olímpicos de 2016 no temen perder el derecho a organizar las citas y sostienen que los conflictos actuales forman parte del proceso de pacificación de Río que –según aseguran– estará completo en 2014.

“Están seguros de que el legado de seguridad de los Juegos Olímpicos de 2016 será una realidad y será aplaudido por todos”, afirmó ayer el presidente del comité organizador local, Carlos Nuzman, quien aseguró además que tampoco existe preocupación en el seno del Comité Olímpico Internacional (COI). “Ellos tienen total seguridad en torno del plan de seguridad presentado al COI, que fue aceptado en forma unánime, y se sienten cómodos ante el trabajo desarrollado por la gobernación”, subrayó. Idéntica posición expresó anteayer el presidente del comité organizador del Mundial de Brasil 2014, Ricardo Teixeira, quien ratificó a través de un comunicado su “más absoluta confianza en el poder de planeamiento, prevención y combate a la violencia” de las autoridades de Río. “Puedo asegurar a la comunidad deportiva que la ciudad sede de Río de Janeiro tendrá el ambiente de normalidad necesario a la disputa de la Copa Confederaciones de la FIFA, en 2013, y a la gran fiesta que será la Copa Mundial FIFA Brasil 2014”, concluyó la nota.

Ante una consulta de la red televisiva brasileña Globo, la directora de medios de la FIFA, Delia Fischer, aseguró que la entidad “confía totalmente en que las autoridades brasileñas lograrán de-sarrollar un plan eficiente de seguridad hacia el Mundial de 2014”.

Mientras tanto, el COI recordó en un comunicado que Río de Janeiro y Brasil “demostraron que son capaces de recibir grandes citas con seguridad”.

Compartir: 

Twitter

Soldados brasileños paran a un taxista en el marco de un operativo antinarco en Río.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.