EL MUNDO › MURIó UN CRONISTA FRANCéS EN SIRIA

Cobertura mortal

Un periodista francés, Gilles Jacquier (foto), murió ayer en Homs, uno de los principales focos de protestas opositoras en Siria, durante una marcha oficialista, según informaron el gobierno de Francia y otros periodistas testigos del hecho. Por su parte, Estados Unidos decidió reducir su personal diplomático en Siria preocupado por el empeoramiento de la situación en el tema de la seguridad. “El Departamento de Estado –se lee en una nota– ordenó a un cierto número de empleados en Damasco abandonar Siria lo antes posible.”

Tras el asesinato de Jacquier, reportero de la cadena televisiva France 2, el presidente francés Nicolas Sarkozy le rindió tributo al periodista y llamó a las autoridades sirias a esclarecer las circunstancias de su muerte. El periodista, de 43 años pero de larga trayectoria cubriendo varios conflictos, es el primer reportero occidental muerto en Siria desde el inicio de una revuelta contra el presidente Bashar Al Assad, en marzo. La cadena televisiva pública en la que trabajaba Jacquier confirmó que su reportero falleció por la explosión de un obús de mortero en Homs entre corresponsales extranjeros que realizaban una visita a la ciudad organizada por el gobierno de Al Assad. Un periodista belga sufrió heridas en un ojo y otro holandés también sufrió lesiones, dijeron los gobiernos de Bélgica y Holanda. La visita de los periodistas a Homs fue inusual, dado que Damasco prohibió la entrada al país a la mayor parte de los medios extranjeros y restringió severamente la cobertura de la prensa local de las protestas contra Al Assad.

No quedó claro de dónde provino el obús que mató al periodista, pero otros corresponsales extranjeros que participaban de la visita dijeron que se trató de un ataque a una marcha oficialista. El ejército sirio realizó varias ofensivas y acciones represivas en Homs, donde también opera una insurgencia armada que se sumó al levantamiento contra Al Assad y comete ataques contra las fuerzas de seguridad.

El Ministerio de Información sirio confirmó un “incidente” que involucró a periodistas extranjeros en Homs, pero dijo que aún carecía de los detalles. La emisora estatal siria Al Dunia dijo que unas 25 personas resultaron heridas en el ataque, entre ellos reporteros.

En París, Sarkozy honró a Ja-cquier y dijo que enviaban sus condolencias a su novia, que estaba con él en Siria. “Francia espera que las autoridades sirias arrojen luz sobre la muerte de un hombre que simplemente estaba haciendo su trabajo: informar”, dijo Sarkozy en un comunicado.

El canciller francés, Alain Juppé, pidió al gobierno sirio “que proteja la vida de los periodistas extranjeros y la posibilidad de expresar con libertad la información”. El enviado especial del diario británico The Guardian, Ian Black, que visitó Homs junto a los periodistas a los que invitó el gobierno sirio, explicó que cuando estaban saliendo de la ciudad comenzó “una marcha en solidaridad con el presidente sirio”. “Había un segundo grupo de periodistas que viajaban por separado de nuestro grupo y que nos dijeron que estaban filmando la marcha”, explicó a su diario Black, precisando que por la información que posee, el vehículo en el que viajaban los otros reporteros se vio “alcanzado por una granada”.

Por su parte, el enviado especial de la CNN, Nic Robertson, que también estuvo en la visita en Homs, dijo en su cuenta de Twitter de que se produjo un “ataque de mortero contra una manifestación pro gubernamental” cuando estaban saliendo de la ciudad.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.