EL MUNDO › JOSE MUJICA HABLO SOBRE LA IMPORTANCIA DEL ACTO DE REPARACION EN EL CASO GELMAN

“El Estado va a asumir su obligación”

El presidente dirá que el Estado uruguayo reconoce su responsabilidad en el asesinato de María Claudia García.

 Por Mercedes López San Miguel

José Mujica será el único orador en el acto público en el que el Estado uruguayo asumirá su responsabilidad por el asesinato y de-saparición de María Claudia García Iruretagoyena. El presidente uruguayo dijo que con el acto del día 21 estará cumpliendo una obligación jurídica ante la decisión de un organismo internacional y que pretende que las Fuerzas Armadas estén presentes ese día. Sin embargo, en los últimos días los medios locales elucubraron sobre el contenido del discurso que pronunciará Mujica en la sede del Congreso sobre la nuera del poeta argentino Juan Gelman.

Mujica, un ex guerrillero tupamaro que estuvo dos veces preso, se vio interpelado a dar algunas precisiones al respecto. “No es otra cosa que cumplir de buena fe con una decisión que tenemos que acatar”, dijo el mandatario en su programa de radio semanal, refiriéndose al fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en el caso Gelman. “Nosotros no creemos que resolvamos la historia o que signifique un mojón de carácter decisivo. Es, en todo caso, una etapa donde el Estado asume su obligación. La historia y la vida van a continuar”, dijo.

En febrero de 2010 el organismo judicial, que actúa bajo el paraguas de la OEA, condenó a Uruguay por la desaparición de María Claudia García Iruretagoyena, madre de Macarena Gelman, quien recuperó su identidad gracias a la búsqueda incansable de su abuelo poeta. La CIDH exigió que el Estado avance en la investigación para encontrar los restos de María Claudia García, secuestrada en Argentina en 1976, cuando tenía 19 años y estaba embarazada, luego trasladada a Uruguay y asesinada tras dar a luz a Macarena.

La Corte Interamericana además le ordenó al Estado uruguayo que realice en un plazo de un año “un acto público de reconocimiento de responsabilidad internacional” sobre los hechos vinculados con esta causa y con la presencia de los familiares damnificados. También le exigió que coloque una placa con la inscripción del nombre de las víctimas y de todas las personas que estuvieron detenidas ilegalmente en el edificio del Sistema de Información de Defensa.

Según el secretario de la Presidencia de Uruguay, Alberto Breccia, el acto público se acordó con Macarena Gelman y los tres poderes del Estado. Breccia coordinó la comisión ad hoc que representó al Ejecutivo. “A partir del acuerdo alcanzado entre los tres poderes y Macarena Gelman el acto quedó limitado a lo que dice la sentencia de la CIDH, es decir, que es un acto de asunción de la responsabilidad del Estado por los hechos juzgados en esa causa”, dijo en diálogo telefónico con Página12. “Podría haberse hecho extensible a todas las violaciones a los derechos humanos, pero el acuerdo implicó condicionamientos y aceptaciones de todas las partes”, aclaró el funcionario.

Se le preguntó a Breccia si las Fuerzas Armadas tendrán la obligación de estar presentes. “Ese es un detalle que por ahora no puedo decir”, dijo. Y es que días atrás Mujica pidió la presencia de los militares en la ceremonia. El comandante en jefe del Ejército, Pedro Aguerre, levantó el guante. “No encuentro razón para no responder de manera correcta a una invitación”, dijo Aguerre al diario Ultimas Noticias.

No obstante, el militar aclaró que cualquier pedido de disculpas por las violaciones a los derechos humanos debe provenir del Estado y no de las Fuerzas Armadas. “Los que piden disculpas son los jefes y mis jefes son el presidente de la República y el ministro de Defensa. El resto son elucubraciones, temas políticos y partidarios y en eso no voy a entrar”, subrayó.

El general Aguerre dijo que de momento no recibió ni una invitación ni una orden judicial para acudir al acto. La historia tiene sus vericuetos: en diciembre pasado Aguerre había dicho que el ejército “no encubrirá ni aceptará a homicidas entre sus filas”, en un gesto valorado por los organismos de derechos humanos.

Con todo, Macarena Gelman señaló a Radio Uruguay que en realidad la sentencia de la CIDH no exige el perdón por los delitos, sino el reconocimiento de la responsabilidad por los mismos, además de una investigación para que se conozca la verdad por lo sucedido. “El perdón es voluntario e individual. No he visto ningún arrepentimiento de quienes cometieron estos horrores, por lo que no tendría sentido un acto de perdón”, dijo la joven.

El 21 marzo Mujica, en nombre del Estado uruguayo, dará un paso necesario.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

“No es otra cosa que cumplir de buena fe con una decisión que tenemos que acatar”, dijo el ex tupamaro Mujica.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.