EL PAíS › EL GOBIERNO NACIONAL Y EL PORTEÑO VOLVIERON A CRUZARSE POR EL TRASPASO DE LA JURISDICCION DEL TRANSPORTE

Junto con los subtes, llegan los colectivos

El proyecto enviado por el Ejecutivo al Congreso incluyó, junto al subte, las 33 líneas de colectivos que circulan dentro de la Ciudad. Macri sostuvo que estaba dispuesto al debate, aunque también en la Legislatura porteña.

 Por Werner Pertot

El gobierno nacional envió un proyecto de ley al Senado que no sólo incluye el traspaso del subte, sino que transfiere además la fiscalización y control de 33 líneas de colectivos que empiezan y terminan en la Ciudad. La presidenta Cristina Kirchner reiteró en su cuenta de Twitter que “no es justo que todos los argentinos solventen un servicio que tal vez nunca en su vida tendrán”. El jefe de Gobierno porteño le respondió en un acto por el Día de la Mujer. Mauricio Macri dijo que estaba dispuesto al debate, aunque sus funcionarios aclararon que debe ser tanto en el Congreso como en la Legislatura. “Lo relevante no es quién maneja el transporte, sino que la gente viaje bien”, esquivó el líder de PRO, quien busca diluir la disputa por el subte en una discusión sobre la coparticipación. El ministro de Planificación, Julio De Vido, anunció la incorporación de 45 coches a la línea A y dijo que a Macri “le molestan los amigos del conurbano y el pelo negro”.

Ante la novedad de que también buscarán transferirles el control de los colectivos, en la gestión PRO se mostraron cautelosos y dijeron que esperarán a estudiar mejor el texto del proyecto de ley. En tanto, el jefe del bloque macrista en Diputados, Federico Pinedo, consideró que “es muy sencillo: la Ciudad va a aceptar todas las transferencias que se hagan de acuerdo con la Constitución. Eso quiere decir que si se transfieren servicios deficitarios, hay que calcular el déficit anual, bajar la coparticipación de la Nación y subir la de la Ciudad para cubrir el déficit. En esas condiciones, vamos a aceptar todas las transferencias”.

La contienda por el subte va por su segunda semana. Comenzó cuando Macri suspendió las negociaciones que se iniciaron el 3 de enero con la firma de un acta entre los dos gobiernos. Al día siguiente, la Presidenta prorrogó por un mes la presencia de la Policía Federal en el subte, algo que Macri había citado como argumento para no seguir negociando. Esta semana, primero el gobierno porteño y luego el nacional presentaron demandas ante el fuero Contencioso Administrativo. En la presentación del gobierno nacional, reclamaron que se dicte una medida cautelar para que Macri siga a cargo de la fiscalización y de la potestad tarifaria, que ya utilizó para subir la tarifa un 127 por ciento. En el gobierno porteño, en tanto, sostuvieron que la concesión sigue en manos del gobierno nacional. Para volver a sentarse a negociar, Macri exigió una reunión con la Presidenta y que el Ejecutivo nacional invierta mil millones de pesos en obras pendientes. También reclamó que siga la Federal a cargo de la custodia.

Al Senado

La Presidenta resolvió enviar un proyecto de ley al Senado, que es la Cámara de origen que marca la Constitución nacional cuando se trata de proyectos para “equilibrar el desigual desarrollo relativo de provincias y regiones”. La decisión de que se inicie allí, donde están representadas las provincias, no es casual. Por otra parte, el PRO no tiene ningún senador. “Es necesario de una buena vez por todas que el Parlamento, donde están representadas las provincias, defina qué modelo de país somos. Si vamos a seguir con un modelo centralista o vamos a ser en serio un país más federal, más igualitario y más equitativo”, tuiteó la Presidenta.

“Los usuarios no tienen la culpa”, escribió.

El proyecto ratifica el acta, transfiere la responsabilidad de fiscalizar las líneas de colectivos que no son interurbanas y fija un plazo para que se finalice el traspaso del subte (ver aparte).

De Vido leyó algunos fragmentos del proyecto en el acto en el que puso en funciones al nuevo secretario de Transporte, Alejandro Ramos (ver página 8). “El Estado viene garantizando que en la Ciudad se preste el servicio, pese a la actitud irresponsable de su jefe de Gobierno. Nosotros les pagamos los subtes y los colectivos y ellos, cuando se corta un paisano del Gran Buenos Aires, no le quieren pagar una curita del hospital”, sostuvo De Vido, quien dijo que a Macri “le molestan los amigos del conurbano y el pelo negro”.

Le salió al cruce la vicejefa María Eugenia Vidal. “Lo que ha dicho De Vido es una barbaridad, además de ser mentira. Como no les asiste la razón, tienen que apelar a la mentira”, sostuvo. “Le damos la bienvenida al debate, no sólo en el Congreso, en la Legislatura de la Ciudad. Estamos dispuestos a ese debate para que las provincias no reciban las migajas que decide darles el gobierno nacional, sino lo que les corresponde y donde no haya decisiones arbitrarias según el color político”, lanzó. Y opinó que el debate “supera si la Ciudad se tiene que hacer cargo del subte”.

La vicejefa, la ministra de Desa-rollo Social, Carolina Stanley, y la esposa de Macri, Juliana Awada, acompañaron al jefe de Gobierno en un acto por el Día de la Mujer en el Teatro Colón. Allí, Macri saludó a la Presidenta y comentó que “convocó a que tengamos un debate muy valioso sobre qué federalismo queremos tener”. El líder del PRO planteó que, además del transporte, se podía discutir la transferencia del puerto y del juego a la Ciudad. Rápidamente, advirtió que “la ciudad de Buenos Aires es de todos los argentinos, los recibimos en nuestros hospitales”. “La división, la agresión y la confrontación no es el camino de esa sociedad que todos queremos, mucho menos la mentira”, cuestionó.

Más tarde, vía Twitter, Macri subió el tono. “Qué bueno que quieran discutir sobre el federalismo! Nunca hubo un gobierno más centralista que éste”, cuestionó. “Sería muy importante que los gobernadores digan en público lo que dicen en privado sobre este tema”, afirmó. “No nos peleemos las provincias por ese 25 por ciento que nos envían, discutamos juntos sobre el 75 que maneja discrecionalmente el Gobierno”, tiró.

En tanto, el jefe de Gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta, consideró que “un acuerdo entre las dos jurisdicciones también deberá pasar por la Legislatura”. A diferencia de Larreta, el vicepresidente primero de la Legislatura, Cristian Ritondo, afirmó: “La Legislatura lo que tiene que aceptar o no es el convenio de traspaso entre los gobiernos”. “Si quieren hacer la gran Cavallo y mandar los servicios sin fondos, que lo hagan”, chicaneó. En la sesión de ayer, el legislador de la Coalición Cívica Fernando Sánchez reclamó que se discuta allí el acta acuerdo y le preguntó a Vidal si ya se había ingresado por mesa de entradas. El secretario parlamentario le contestó que no. Desde el macrismo señalaron a este diario que, por el momento, tampoco tienen intenciones de hacerlo.

Compartir: 

Twitter
 

Julio De Vido anunció incorporaciones en la línea A y le apuntó a Macri, quien habló en un acto por el Día de la Mujer.
Imagen: Rafael Yohai & Télam
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.