EL PAíS › BOUDOU SIGUIO DESMINTIENDO LAS ACUSACIONES EN SU CONTRA

“La denuncia no tiene asidero”

“Es difícil pasarse todo el día desmintiendo mentiras y tonterías.” Así se despachó anoche el vicepresidente Amado Boudou respecto de las informaciones publicadas por algunos matutinos sobre su supuesto vínculo con la gráfica ex Ciccone. Además de reiterar las relaciones que reveló días atrás entre presidentes anteriores, como Fernando de la Rúa y Eduardo Duhalde, con la empresa de juegos de azar e impresión de documentación Boldt, señalada por él mismo como la impulsora de una operación mediática en su contra, Boudou rechazó estar involucrado en el levantamiento de la quiebra de Ciccone, en 2010. “Tengo la convicción de que la denuncia en mi contra no tiene asidero. Yo vengo a explicar, iré a la Justicia. Hay gente que no pone la cara jamás”, remarcó.

A través de una nota enviada ayer a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, Boldt aclaró que “es ajena a cualquier disputa familiar o maniobra política que hubieran motivado las declaraciones periodísticas” del vicepresidente en una entrevista brindada a este diario y luego ratificada en varios programas televisivos. Además, explicó que alquiló la planta de la ex Ciccone luego de que “se le decretó la quiebra a pedido de la AFIP” a través de un contrato fechado el 27 de agosto de 2010. “Poco después, una nueva presentación de la AFIP –sin expresar las razones que hubiesen justificado su cambio de posición– produjo el levantamiento inmediato e incondicionado de la quiebra” y derivó en “la cesación” del alquiler, sostuvo la empresa, que además precisó que tras caer el acuerdo original de alquiler, aparece como nuevo presidente de la sociedad que conduciría la restablecida Ciccone “el doctor Alejandro Vandenbroele”.

“Un juez que no tiene nada que ver con el poder político ni conmigo levantó la quiebra de Ciccone el 19 de octubre de 2010”, desmintió Boudou anoche en 6,7,8. También aclaró que la nota que aparece en el expediente, firmada por él con destino a la AFIP acerca de la quiebra de la gráfica, “tiene que ver con una política de gobierno, de mantener las empresas funcionando”.

El ex gobernador de Santa Fe y referente del FAP, Hermes Binner, calificó de “gravísimo” el caso, llamó al gobierno nacional a “no cubrir con silencio” el tema y pidió a la Justicia que actúe rápidamente para esclarecer el hecho. “No estamos hablando de una persona que no tiene ninguna responsabilidad política, sino de la segunda responsabilidad a nivel nacional”, advirtió. Anoche, Boudou reiteró los vínculos que Binner habría entablado con Boldt al otorgarle la impresión de las boletas únicas utilizadas en las últimas elecciones en su provincia. Les pido a los opositores que jueguen el juego de la política en vez de querer ser bientratados por las corporaciones”, señaló. La Coalición Cívica, por su parte, anunció que presentará un pedido de juicio político contra Boudou.

En tanto, el ex vicepresidente Julio Cobos aseguró que “cuesta creerle” a su sucesor y advirtió que “cualquier funcionario que tiene la certeza de que se ha cometido un ilícito tiene que denunciarlo públicamente”, algo que el vicepresidente “debería haber hecho en su momento”.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.