EL PAíS › CAMIONEROS REALIZO UNA PROTESTA Y AMENAZO CON UN PARO NACIONAL LA SEMANA QUE VIENE

El conflicto por la quiebra de Eki

Pablo Moyano reclamó una solución para los 2300 trabajadores del supermercado. El ministro Tomada pidió “terminar con la metodología de los cortes y amenazas”. Aseguró que se está buscando “preservar los puestos de trabajo” y que se paguen los sueldos.

 Por Laura Vales

Con una ruidosa protesta frente al Ministerio de Trabajo, el sindicato de Camioneros advirtió que convocará a un paro nacional la semana que viene si no hay una solución para los 2300 trabajadores despedidos por la quiebra de los supermercados Eki. “Vamos a ir a un paro general de los trabajadores de logística del gremio en todos los centros de distribución como Coto, Walmart o Disco, en todos. Si hay desabastecimiento no es problema de los trabajadores, es problema del gobierno nacional y del Ministerio de Trabajo”, dijo Pablo Moyano, secretario adjunto del sindicato e hijo del titular de la CGT.

El dirigente lo declaró luego de encabezar, junto al mercantil Oscar Nieva, el corte de calles en la puerta de la cartera, sobre Leandro N. Alem. Aunque hoy tendrán una nueva reunión con funcionarios de Trabajo, Moyano se quejó de la falta de respuestas del ministerio. “Recién se anotició”, sostuvo, “aunque hace dos meses que (los trabajadores de Eki) no cobran sus sueldos”, sostuvo. “Acá hay una empresa que desapareció y Trabajo se tiene que poner las pilas para darnos una solución.”

El ministro Carlos Tomada salió al cruce de estas acusaciones y criticó a Moyano por el bloqueo del tránsito. “A esta altura no se puede seguir con esta metodología para llamar la atención. Es preciso terminar con la metodología de los cortes y las amenazas.” Por otra parte, aseguró que está “buscando una solución” tanto “para preservar los puestos de trabajo como para que la gente cobre los salarios” adeudados.

“Se van a buscar soluciones en todo el país en las diferentes zonas” donde el supermercado tenga sucursales; “el objetivo es preservar las fuentes de trabajo. No hay dudas porque lo hemos hecho antes, por la crisis internacional, en la que preservamos miles de empleos”, agregó.

Una de las posibilidades abiertas es que la cadena Eki sea adquirida por otra empresa, entre las que suena el nombre de Carrefour. Mientras tanto, rige una conciliación obligatoria dictada por el ministerio el martes pasado, lo que garantiza a los trabajadores la vigencia de sus derechos por el tiempo que dure la disposición oficial.

De los 2300 trabajadores, unos trescientos pertenecen al sindicato de Camioneros, mientras que cerca de dos mil al de Comercio, cuyo titular es Armando Cavalieri.

Nievas, que encabeza la oposición a Cavalieri, se movilizó ayer con Moyano en una inédita confluencia. “Queremos algún tipo de subsidio u otra solución hasta tanto se resuelva el conflicto generado por la quiebra del supermercado y el cierre de sus 70 sucursales en todo el país”, declaró Nieva. Los dos dirigentes fueron recibidos en Trabajo por el secretario de Relaciones Laborales, Alvaro Ruiz. La reunión se extendió durante cerca de una hora. En la calle, la protesta de camioneros y mercantiles se extendió desde las 11.30 hasta las dos de la tarde.

Eki está integrada por las empresas EKD, de logística; Comercio Rioplatense, que gestiona los supermercados de mayor tamaño, y Formatos Eficientes, que maneja los locales más chicos. Las tres empresas entraron en concurso preventivo en noviembre del año pasado, dos meses después de que el paquete accionario pasara a manos de un nuevo grupo inversor. Desde entonces, los supermercados comenzaron a ofrecer cada vez menos productos hasta quedar prácticamente con las góndolas vacías. Según fuentes gremiales, varios de los locales grandes de la cadena estarían en venta, como parte de un supuesto plan de saneamiento. De todas maneras, en los últimos seis meses los sueldos fueron pagados con reiterados atrasos. En la actualidad, a los empleados les adeudan los salarios de febrero y en algunos casos también parte del mes de enero. Ante esta situación, el 1º de marzo los trabajadores se declararon en huelga por tiempo indeterminado, y el ministerio intervino dictando la conciliación.

Compartir: 

Twitter
 

“Si hay desabastecimiento no es problema de los trabajadores”, advirtió el hijo del líder de la CGT.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.