EL MUNDO › A CUATRO DíAS DE LA SEGUNDA VUELTA ENTRE UN HOMBRE DE MUBARAK Y LA HERMANDAD MUSULMANA

Egipto elige Asamblea Constituyente

Los grupos liberales y laicos se retiraron y volvieron a acusar a las fuerzas islamistas, que dominan tres cuartas partes del Legislativo, de pretender imponer sus candidatos. La Justicia había invalidado la asamblea votada en abril.

El Parlamento egipcio votó ayer para elegir a la asamblea de cien miembros que deberá redactar la nueva Constitución del país, aunque las fuerzas liberales y laicas volvieron a boicotear su formación con el argumento de que los islamistas pretenden monopolizarla.

Esta sesión mixta bicameral, celebrada en un centro internacional de conferencias en El Cairo, es un nuevo esfuerzo por formar una Asamblea Constituyente después de que la Justicia invalidase en abril un intento anterior que también fue boicoteado por los laicos.

“Quiero agradecer a los políticos que han llegado a un acuerdo sobre las normas para elegir la asamblea”, afirmó en la inauguración el presidente de la Cámara baja, Mohamed Saad Katatni, dirigente del Partido Libertad y Justicia (PLJ), afín a los Hermanos Musulmanes. Katatni hacía así referencia al consenso alcanzado la semana pasada por la junta militar y los partidos para designar a los integrantes del comité tras meses de parálisis.

Sin embargo, los grupos liberales y laicos se retiraron y volvieron a acusar a las fuerzas islamistas, que dominan tres cuartas partes del Legislativo, de pretender imponer sus candidatos. La portavoz del Partido Socialdemócrata, Hala Mustafa, dijo que las fuerzas parlamentarias que decidieron retirarse del comité constitucional son “las que apoyan el Estado civil y rechazan el control de la asamblea por los islamistas”.

El Partido Socialdemócrata suscribió un comunicado junto a las principales fuerzas liberales como los Egipcios Libres o el Tagamu, al que se unieron también diputados del Wafd (tercera fuerza del Parlamento) y los partidos que representan el antiguo régimen de Hosni Mubarak.

“Los firmantes de este comunicado se han visto obligados lamentablemente a retirarse de la sesión en protesta por la falta de un consenso que garantice a la sociedad su derecho a la elaboración de la Constitución de manera equilibrada y que represente a toda la sociedad egipcia”, señaló la nota.

De igual forma, las fuerzas laicas recordaron que “participaron en las negociaciones de la semana pasada con el deseo de llegar a una fórmula equilibrada y al consenso, pero todos los esfuerzos se desplomaron en los últimos días debido al interés de los islamistas en tener la mayoría y garantizar su control”. Para los partidos liberales –que se oponen a las dos grandes fuerzas parlamentarias, el PLJ y el salafista Al Nur–, los islamistas quieren hacer prevalecer sus intereses.

Bien entrada la noche continuaba el recuento de los candidatos elegidos por los parlamentarios que no boicotearon la sesión, dentro de un complicado proceso. Cada diputado tuvo que elegir a cien candidatos, más cincuenta de reserva, para formar parte de la Asamblea Constituyente, de entre 1300 aspirantes posibles, afirmó la televisión estatal egipcia. Según el acuerdo alcanzado la semana pasada, 39 de los miembros de la asamblea deberán pertenecer a grupos políticos; mientras que 21 serán personalidades que representen a las mujeres, los jóvenes y los cristianos. El resto se dividirá entre jueces, juristas, instituciones religiosas –la sunnita Al Azhar y la Iglesia Copta– y sindicatos.

Este nuevo boicot vuelve a cernir la sombra del fracaso sobre el proceso constitucional, a sólo cuatro días de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, a las que aspiran el candidato de los Hermanos Musulmanes, Mohamed Mursi, y el último primer ministro de Mubarak, el general retirado Ahmed Shafiq.

Precisamente Mursi se atribuyó ayer la victoria en el voto de los egipcios en el extranjero, que sufragaron a lo largo de la semana pasada, con más del 75 por ciento de las papeletas. El candidato islamista recibió además un nuevo apoyo en sus aspiraciones por parte del revolucionario Movimiento 6 de Abril, uno de los gérmenes de la revuelta que acabó con Mubarak. “El movimiento juvenil, cumpliendo con su línea opositora al antiguo régimen, respaldará a Mursi y pide a todos los egipcios votar contra el candidato del derrocado gobierno (Shafiq)”, subrayó la organización en un comunicado.

Mientras, la junta militar que todavía dirige de manera interina Egipto aseguró ayer que garantizará la limpieza de la segunda vuelta de las presidenciales, prevista para los próximos sábado y domingo, y reiteró que mantiene la equidistancia respecto de los candidatos.

Compartir: 

Twitter
 

Katatni (centro), de los Hermanos Musulmanes, saluda tras votar en la Legislatura.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.