ECONOMIA › LAS CLAVES DE LA LINEA DE FINANCIAMIENTO PARA CONSTRUCCION

Cómo son los nuevos créditos

Los préstamos estarán disponibles para personas de entre 18 y 65 años, sin piso de ingresos para calificar. Habrá diferentes opciones de tasas, montos y plazos según los recursos de cada grupo familiar. El primer año se aspira a entregar 100 mil créditos.

 Por Tomás Lukin

El Procrear es una línea de financiamiento de 400 mil créditos para construir viviendas. Se proyecta entregar los primeros 100 mil préstamos entre este año y el próximo y completar los otros 300 mil hasta 2015. Tiene como objetivo impulsar la actividad económica en un momento de desaceleración al inyectar más de 20 mil millones de pesos con los primeros 100 mil créditos, y brindar soluciones habitacionales a personas de ingresos bajos y medios. Está concebido para viviendas únicas. Podrán acceder personas entre 18 y 65 años con ingresos familiares de hasta 30 mil pesos mensuales. No hay un piso de ingresos para calificar al préstamo, pero las condiciones de tasas de interés y plazos varían según el nivel de recursos que exhiba cada familia: a más altos ingresos mayores serán los intereses anuales, los costos de administración y la cuota mensual. El programa está disponible para trabajadores en relación de dependencia, independientes, comerciantes, profesionales y monotributistas. Los fondos provienen de la Anses, el Tesoro y el Onabe.

1 ¿Cómo son los créditos?

Los préstamos serán otorgados por el Banco Hipotecario con plazos de entre 20 y 30 años. Se financiarán montos de hasta 200 mil pesos para las familias con ingresos de bolsillo mensuales menores a 5 mil pesos y hasta 350 mil para los grupos familiares que sumen recursos netos entre 5 y 30 mil pesos. Los fondos pueden cubrir la totalidad del hogar o una porción de la casa a construir. Las tasas de interés serán en pesos y fijas en los primeros cinco años e irán del 2 al 14 por ciento. A partir del sexto año las tasas se actualizarán por el coeficiente de variación salarial, pero tendrán un techo que oscila entre 4 y 18 por ciento dependiendo del nivel de ingresos. Las cuotas mensuales no podrán superar el 40 por ciento de los ingresos familiares netos. En un crédito de 200 mil pesos, la menor cuota será de 744 mensuales, para las familias sin terreno con ingresos inferiores a 5 mil pesos, y la más alta de 2830 pesos mensuales, en el caso de familias sin terreno con ingresos entre 20 mil y 30 mil pesos.

2 ¿Cómo solicitarlos?

El primer paso es pedir un turno para ser atendidos por un oficial de crédito del Banco Hipotecario a través de la página web de Anses (www.anses.gob.ar) o en una oficina del organismo. Es necesario el número de CUIL o CUIT. Por Internet, hay dos opciones para pedir el turno, una para aquellos que cuentan con un terreno y otra para quienes no poseen. Ayer mismo la Anses recibió más de 10 mil solicitudes.

3 Con terreno propio

Las familias que cuenten con una escritura de terreno propio, de un familiar o compartido, tendrán una adjudicación inmediata de los créditos, siempre y cuando cumplan con los requisitos. El Estado pondrá a disposición –sin costo– planos de casas modelo y las familias tendrán 9 a 12 meses de gracia para comenzar a pagar el crédito. Se podrá construir en la parte de atrás de un terreno familiar o sobre la loza de una vivienda.

4 Sin terreno

En estos casos se accederá al crédito mediante proyectos de urbanización desarrollados con empresas constructoras privadas. El tiempo de adjudicación dependerá de cada desarrollo. En el Gobierno esperan poder entregar las primeras soluciones habitacionales antes de fin de año. Cuando las familias califiquen para los créditos, la adjudicación se realizará a través de sorteos de la Lotería Nacional, para asegurar la transparencia del sistema. Si en un desarrollo en Mendoza se presentan 8 mil personas precalificadas para 5 mil casas se armará un scoring para priorizar aquellas familias más necesitadas y se llevará adelante un sorteo para adjudicar las casas.

En los casos de ingresos familiares inferiores a 5000 pesos, se desarrollarán obras de construcción de viviendas que “permitan acelerar los tiempos de realización, sin perder el objetivo principal de este programa de brindar viviendas modernas y confortables”, explica Anses. Para ingresos familiares superiores a 5000 pesos, se impulsarán proyectos en terrenos con mayor valuación fiscal y se realizarán “complejos urbanísticos”. En estos casos, una vez que la familia califica para el proyecto, se comenzará a pagar a modo de ahorro previo, durante 12 meses, un equivalente al valor del terreno. Una vez finalizada la obra, se comienza a pagar el crédito hipotecario de la casa. En algunos casos, se desarrollarán obras de mayor envergadura para aquellos que tengan más ingresos, a los cuales se les cobrará una tasa mayor.

5 ¿Dónde estarán ubicados los terrenos?

El Estado nacional ya dispone de 1820 hectáreas en 86 predios ubicados en zonas urbanas en todas las provincias del país. En la Anses estiman que se podrán construir entre 60 y 70 mil soluciones habitacionales con distintas características para garantizar “un aprovechamiento inteligente de las tierras del Estado”. Son terrenos fiscales del Onabe, Ministerio de Defensa y Radio Nacional que hoy no tienen destino. A medida que se avance con los desarrollos de las viviendas el Estado se hará cargo de proveer de servicios básicos a esos lugares. Hay 34 terrenos en la provincia de Buenos Aires, 3 en Mendoza, 7 en Córdoba, 5 en Santa Fe, 3 en Neuquén, 5 en Tierra del Fuego y 2 en La Pampa. En el caso de que la demanda supere la oferta de soluciones habitacionales y se necesiten más terrenos se podrá recurrir a otras tierras fiscales y, además, el fideicomiso está habilitado para comprar terrenos.

6 Requisitos para quienes no tienen terreno

Deben tener una antigüedad laboral mínima de un año para los trabajadores en relación de dependencia y dos años para los cuentapropistas. Para aplicar se podrán sumar ingresos del interesado con su cónyuge o conviviente. Se toman en cuenta los salarios netos. No podrán tener antecedentes negativos en el sistema financiero.

7 ¿Qué tipo de viviendas estarán disponibles?

Se construirán desde “viviendas sociales” en La Matanza hasta barrios acomodados en Pacheco. Las familias podrán elegir dónde les gustaría construir. La “casas modelo” tendrán entre 55 y 60 metros cuadrados cubiertos, aunque están pensadas para poder ampliarse en el futuro. El tamaño de los terrenos dependerá de cada lugar. En los proyectos de mayor valor se construirán algunos edificios bajos y propiedades horizontales. Las variantes, explican en Anses, son muchas y dependerán de la demanda.

8 ¿Se puede comprar una casa ya construida o un departamento de pozo con los créditos?

No, los créditos no están disponibles para comprar casas usadas o nuevas terminadas, ni departamentos de pozo. Son sólo para construcción.

Habrá financiamiento para distintos sectores sociales.

Compartir: 

Twitter
 

Diego Bossio, de la Anses, explicó cómo serán los créditos.
SUBNOTAS
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.