EL MUNDO › ACEPTó MODIFICAR EL DECRETO CONSTITUCIONAL PERO LA OPOSICIóN NO FUE AL DIáLOGO

Mursi negocia poderes con sus aliados

La mayoría de los cuarenta asistentes al diálogo nacional fueron personalidades afines a los islamistas. Mientras, activistas de la oposición celebraron una protesta pacífica ante el palacio presidencial de El Cairo.

El presidente egipcio, Mohamed Mursi, aceptó ayer modificar la controvertida acta constitucional que blinda sus poderes. Fue durante una reunión con los asistentes al diálogo nacional, al que no acudió la oposición.

En un paso para tratar de dar una salida a la crisis que vive Egipto, los presentes en esta cita decidieron encargar a una comisión que remodele el decreto, promulgado el pasado 22 de noviembre y trate los artículos en discordia. El acta constitucional, además de blindar las decisiones de Mursi, declara indisolubles la Cámara alta del Parlamento y la Asamblea Constituyente, que redactó la nueva Carta Magna, rechazada por la oposición. La comisión estará formada por cuatro personas, entre ellas el ex candidato presidencial Mohamed Selim al Awa, un islamista moderado, y el político liberal Ayman Nur, presidente del Partido Gad de la Revolución, que asistieron al diálogo. El anuncio lo hizo el primer ministro egipcio, Hisham Qandil, en una entrevista con la televisión privada Al Mehuar, en la que instó a los manifestantes a que vuelvan a sus casas porque su mensaje ha sido escuchado.

La mayoría de los cuarenta asistentes al diálogo nacional fueron personalidades afines a los islamistas, como los presidentes del partido Al Wasat, Abu Laela Madi, y del salafista Al Nur, Emad Abdel Gafur.

También participaron el gran imán de Al Azhar, el jeque Ahmad el Tayeb, y el prestigioso predicador islámico, Amr Jaled, así como el presidente del Partido Liberad y Justicia (PLJ), Mohamed Katatni, la formación que encabezó Mursi hasta asumir la Presidencia. El diálogo se celebró en el palacio presidencial en El Cairo.

Si los asistentes no fueron una sorpresa, los ausentes tampoco. Como ya habían anunciado, el Premio Nobel de la Paz, Mohamed Baradei, el ex secretario general de la Liga Arabe, Amr Musa, y el ex candidato presidencial, Hamdin Sabahi, no asistieron a la cita. Agrupados en el Frente de Salvación Nacional rechazaron participar en el diálogo. Uno de los dirigentes del Frente, Mohamed Abulgar, dijo que la coalición está dispuesta a un diálogo serio y positivo, no bajo amenazas, e instó a todos los jóvenes egipcios a manifestarse pacíficamente hasta conseguir las demandas de las fuerzas opositoras. En este contexto, activistas celebraron una protesta pacífica ante el palacio presidencial de El Cairo. Según informó la televisión estatal, los opositores instalaron carpas cerca de la sede de gobierno en el barrio de Heliópolis, después de que el jefe de Estado invitara a sus críticos a un diálogo nacional. La oposición reclama el retiro del decreto y denuncia el referéndum programado para el 15 de diciembre, considerando que abre la vía a una islamización acentuada de la legislación y no brinda garantías para las libertades.

Por su parte, la Coalición Islamista de Egipto –integrada por los Hermanos Musulmanes y los grupos salafistas– rechazó ayer cualquier retraso en el plebiscito y alertó sobre los intentos de derrocar al presidente elegido democráticamente y al gobierno legítimo. En un comunicado, esta plataforma subrayó que el plebiscito tiene que celebrarse en su fecha sin modificación ni retraso porque la consulta popular es un paso en el camino hacia la estabilidad y la construcción de las instituciones del Estado. En la misma línea, el guía espiritual de los Hermanos Musulmanes, Mohamed Badía, advirtió a la oposición que defenderán la legitimidad de Mursi, después de que éstos la rechazaran debido a las últimas decisiones del mandatario. “Nosotros defenderemos la legitimidad cueste lo que cueste”, subrayó Badía.

También el ejército egipcio anunció ayer en un comunicado que el diálogo es la mejor y la única vía para resolver la crisis que enfrenta a Mursi y la oposición desde hace más de dos semanas. Fue la primera reacción oficial del ejército, que no se ha pronunciado a favor de ninguno de los bandos desde el comienzo de la crisis.

Por su parte, la Unión Africana (UA) instó al diálogo en Egipto. En un comunicado publicado en Adis Abeba, sede de la UA, se destaca el imperativo que significa para todas las partes implicadas iniciar un diálogo y trabajar en la perspectiva de un proceso consensual de elaboración de una Constitución.

La tensión entre las distintas fuerzas egipcias, que ha derivado en violentos enfrentamientos, aumentó desde que Mursi blindó sus poderes ante la Justicia con este decreto y convocó recientemente el referéndum sobre la nueva Constitución. El miércoles, al menos siete personas murieron y centenares resultaron heridas en choques entre partidarios y detractores de Mursi en torno del palacio presidencial, mientras que en estas semanas han sido atacadas numerosas sedes del grupo islamista de los Hermanos Musulmanes. En El Cairo, durante la noche del viernes, más de 10 mil opositores a Mursi se congregaron delante de la presidencia. Los manifestantes lanzaron la emblemática consigna de “lárgate”, así como otras, que hacían acordar a las de la revuelta contra el régimen del ex presidente Hosni Mubarak a comienzos de 2011, tratando a Mursi de “cordero” a las órdenes de los Hermanos Musulmanes. Durante la jornada, el vicepresidente Mahmud Mekki había dado un paso en dirección de la oposición, afirmando que Mursi podría aceptar postergar el referéndum pero al mismo tiempo pidió que la oposición no utilice esta postergación, cuestionable desde el punto de vista del calendario legal, para recurrir a la Justicia contra Mursi. El voto de los egipcios en el extranjero, que debía comenzar ayer, fue postergado para el miércoles.

Compartir: 

Twitter
 

Miembros de la Guardia Republicana vigilan el palacio presidencial en El Cairo.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.