EL MUNDO › EL LIDER DEL PARTIDO DEMOCRATICO NO CONSIGUE ALIADOS PARA FORMAR GOBIERNO EN ITALIA

Bersani parece tener las horas contadas

Cerca de Grillo se dice que el líder del M5S y su gente no apoyarían jamás un gobierno presidido por el actual secretario del PD. Algunos dentro del PD ven con simpatía al alcalde de Florencia, Matteo Renzi, como posible sustituto.

 Por Elena Llorente

Desde Roma

La vida política del secretario del Partido Democrático y candidato a primer ministro por el centroizquierda en Italia, Pierluigi Bersani, podría tener las horas contadas. Nadie habla abiertamente de la renuncia del secretario, pero versiones que circulan insistentemente en los medios de difusión, más una que otra declaración de algunos famosos personajes ligados al Movimiento Cinco Estrellas (M5S), de Beppe Grillo, como el Premio Nobel de Literatura Dario Fo, aseguran que Grillo y su gente no apoyarían jamás un gobierno presidido por el actual secretario del PD.

Algunos dentro del PD ven con simpatía al alcalde de Florencia, Matteo Renzi, como posible sustituto. Renzi propone, por ejemplo, eliminar la financiación pública a los partidos políticos y con eso hacer casas populares. Otros, como el ex secretario y ex alcalde de Roma, Walter Veltroni, proponen un gobierno a tiempo determinado, que nazca por iniciativa del presidente de la República, Giorgio Napolitano, y con un programa de cambios inmediatos, como la ley electoral –tremenda ley que ha regido incluso sobre estas elecciones y que fue creada en épocas de Berlusconi para asegurarle continuidad– y la reducción de los costos de la política en las cuentas del Estado.

Sobre este último punto los “grillinos” han dado ya un ejemplo. Los nuevos diputados y senadores del M5S se han autorreducido el sueldo base, cosa que ya habían puesto en práctica los consejeros “grillinos” que fueron elegidos en precedentes elecciones en Sicilia. El sueldo base no podrá superar los 5000 euros, aunque conservarán los viáticos para poder viajar y vivir en Roma varios días a la semana para asistir a las sesiones del Parlamento. A cada parlamentario además se le sacarán del sueldo unos 800 euros que irán a parar a un fondo destinado al Estado y que en Sicilia, el M5S ha destinado a microcréditos para empresas en dificultad. En definitiva, los “grillinos” ganarán 2500 euros menos que los demás parlamentarios, aunque el sueldo total girará en torno de los 10.000 euros por mes. El M5S, además, tendría derecho a unos 10 millones de euros al año de la llamada “financiación pública a los partidos” que ellos, han dicho, devolverán al Estado.

Los llamados “costos de la política” –cantidades y privilegios vergonzosos en estos momentos de crisis y más importantes que en otros países europeos– vienen siendo discutidos desde hace tiempo. Pero hasta ahora no se han reducido como se debería. La decisión del M5S es sin duda un golpe de gran efecto en la opinión pública que los otros partidos tendrán que tener en cuenta.

Esto demuestra una vez más que Italia se encuentra ante un vuelco histórico de la política. Incertidumbre e inestabilidad aparecen a primera vista, pero estas dos cosas precisamente podrían ser los motores que obliguen al cambio.

Se acercan las “Idi de marzo” (15 de marzo en el calendario de la antigua Roma), imaginó uno de los diarios más serios de Italia, Il Fatto Quotidiano, aludiendo a la posible “eliminación” del secretario Bersani, tal como el 15 de marzo del año 44 a. de C. fue asesinado Julio César –incluso por algunos de sus colaboradores– para sacarlo del gobierno de Roma. No será 15 de marzo, pero la reunión que el miércoles próximo 6 de marzo realizará la dirección del PD en Roma podría ser definitiva en este sentido. Incluso se habla de que hombres de confianza de Bersani piensan que si es necesario cambiar, hay que hacerlo ahora para evitar que el PD sea arrasado por el tsunami Grillo.

El líder el M5S insiste mientras tanto en que no dará el voto de confianza a ningún gobierno, sabiendo que el voto de su gente en el Senado sería determinante para la asunción de un gobierno de centroizquierda. Si Bersani y Berlusconi propusieran la inmediata modificación de la ley electoral, la eliminación de las devoluciones electorales a los partidos y el máximo de dos períodos parlamentarios para cada elegido, apoyarían un gobierno así, dijo Grillo. Pero el líder del M5S en realidad no cree que estos dos partidos puedan proponer estas reformas seriamente.

A los hombres políticos de su país, el presidente Napolitano les hizo algunas sugerencias, viendo que la situación no se aclara. “A todos los sujetos políticos me permito recomendarles ser medidos, ser realistas y tener sentido de responsabilidad, incluso en los próximos días de reflexiones preparatorias.” También les recordó el “deber de proteger el interés general y la imagen internacional, evitando prematuras y categóricas determinaciones partidarias”. Las reuniones de los partidos políticos con el presidente Napolitano, luego de las cuales él debería encargar la formación de un gobierno al personaje que considere más idóneo, deberían comenzar en los próximos días.

Compartir: 

Twitter
 

A pesar de sacar más votos que sus rivales, Bersani no logra sumar voluntades.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared