EL MUNDO

Palos y no votos

La Justicia administrativa egipcia ordenó ayer la anulación de las elecciones legislativas previstas a partir del 22 de abril, que la oposición decidió boicotear, poniendo en dificultad el poder del presidente islamista Mohamed Mursi. El tribunal decidió también remitir la ley electoral a la Alta Corte Constitucional para que la examine. Los Hermanos Musulmanes, de donde surgió el presidente Mursi, aseguraron que “respetan la decisión de la corte administrativa de detener la preparación de las elecciones y enviar el asunto ante la Corte Constitucional”. Mientras tanto, seis personas murieron y más de 400 resultaron heridas entre martes y miércoles en manifestaciones violentas contra el poder islamista, acusado de tratar de acaparar todo el poder, o provocadas por el agravamiento de la situación económica y social. La tensión es particularmente fuerte en El Cairo y Port Said (foto). Al menos 32 manifestantes antigobierno, acusados de haber instigado los disturbios del martes en la capital, fueron arrestados por la policía egipcia.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.