EL MUNDO › AUN NO HAY FECHA PARA EL CONCLAVE, PERO RECUERDAN A CHAVEZ

Con los Vatileaks en la agenda

La demora se debe a que los purpurados estadounidenses y alemanes, principalmente, querían tomarse todo el tiempo necesario para interiorizarse perfectamente de los problemas dentro de la curia vaticana.

 Por Elena Llorente

El cardenal vietnamita Pham Minh Man (segundo, izq.), último elector en llegar al Vaticano.

Hugo Chávez está presente en Roma, incluso entre los cardenales que se preparan para elegir al nuevo pontífice. En efecto, ayer el cardenal decano Angelo Sodano, en nombre de todo el colegio cardenalicio dado que no hay Papa, envió un telegrama de condolencias a las autoridades venezolanas. El viernes –día del sepelio– se harán en Roma dos misas en memoria de Chávez, una organizada por la embajada venezolana ante la Santa Sede y la otra por el cardenal venezolano, Jorge Urosa Savino. “En la Iglesia de Santa María ai Monti”, contó a la RAI el cardenal, que no quiso sin embargo opinar sobre su país. Respecto de la posibilidad de un Papa latinoamericano, en cambio, agregó: “No se puede descartar, sería hermoso”.

Urosa Savino es el único representante de su país entre los 16 cardenales electores latinoamericanos (tres de México, dos de Brasil, dos de Argentina, entre ellos) que desde el lunes están participando en el Vaticano de las reuniones preparatorias. Después de cuatro días de encuentros, el jueves –dado que recién por la tarde se esperaba la llegada del último de los 115 cardenales electores, un vietnamita– tampoco se anunció la fecha del cónclave. En ambientes de expertos vaticanistas se cree que el proceso de elección podría iniciar en los primeros días de la semana próxima.

El comienzo del cónclave ha sido demorado en parte también, según algunos cardenales, porque los purpurados estadounidenses y alemanes, principalmente, querían tomarse todo el tiempo necesario para interiorizarse perfectamente de la situación dentro de la curia vaticana y conocer a fondo los problemas que últimamente la han aquejado, como los documentos secretos que se filtraron al exterior conocidos como Vatileaks, los problemas económicos y financieros del IOR (Instituto para las Obras Religiosas) o banco vaticano y los problemas relacionados con los abusos sexuales por parte de miembros de la Iglesia, entre otros.

Los estadounidenses, pese a que todos los cardenales juraron mantener el secreto sobre las discusiones internas, desde que están en Roma, cada día hicieron su propia rueda de prensa. Un comunicado difundido ayer por la monja encargada de la prensa de estos cardenales –los más numerosos (12) entre los electores después de los italianos (28)— dijo que quedaban suspendidas. Por lo visto, se trató de evitar filtraciones, manteniendo exclusivamente el encuentro con los periodistas que diariamente realiza el portavoz oficial del Vaticano, Federico Lombardi. Es que las noticias publicadas por la prensa italiana y mundial deben haber preocupado al cardenal decano y al camarlengo –a cargo de la administración hasta que se elija el nuevo Papa– Tarcisio Bertone.

Para empezar, el miércoles un agresivo comunicado de prensa de Survivor Network of those Abused by Priests (SNAP), una organización basada en Estados Unidos y que defiende a los que han sufrido abusos sexuales de parte de sacerdotes, lanzó una lista de 12 cardenales que no deberían ser elegidos papas, acusándolos de no haber afrontado el problema de la pederastia con suficiente energía. Entre los doce figuran el mexicano Norberto Rivera Carrera, el hondureño Oscar Rodríguez Naradiaga y el argentino radicado en Roma Leonardo Sandri. Según el comunicado, Sandri estaba “estrechamente ligado al controvertido Angelo Sodano –número dos del Vaticano durante el papado de Juan Pablo II–, un “sostenedor del sacerdote Marcial Maciel, fundador de los Legionarios de Cristo”. Los Legionarios de Cristo, una organización religiosa mexicana originariamente, extendió luego su influencia religiosa y económica a Estados Unidos y a otros países. Maciel, su fundador y director, fue acusado de numerosos abusos sexuales a seminaristas y de haber repartido más de un hijo por el mundo. Pero el Vaticano recién reconoció las culpas del sacerdote después de la muerte de Juan Pablo II. Sobre este comunicado, Lombardi dijo que “no le corresponde a SNAP decidir quién debe venir al cónclave”.

En cuanto al Vatileaks, se dice que los tres cardenales que redactaron el informe sobre el caso pedido por Benedicto XVI han sido demasiado escuetos ante las preguntas de los demás colegas en las reuniones preparatorias y esto no les ha gustado a los que esperaban hacerse una idea completa sobre el problema y tal vez sobre los grupos de presión dentro de la curia vaticana. El diario La Repubblica de Roma publicó ayer una entrevista con un “cuervo”, como llaman los italianos a los que hablan mientras los demás callan, como el mayordomo del Papa, procesado y expulsado del Vaticano por haber revelado documentos secretos a la prensa. Según aseguró el entrevistado, que claramente no da su nombre, él “no es el único dentro de la curia”, otros documentos secretos saldrán a la luz y los “mandantes” de los cuervos hay que buscarlos en altos niveles de la curia, cercanos al Papa.

Otros temas preocupan a los católicos progresistas que se expresan en Italia a través de la revista Familia Cristiana, la más antigua revista católica que se difunde también en otros países, incluida la Argentina. Familia Cristiana pide en sus artículos publicados esta semana que los cardenales apunten a una “Iglesia limpia, transparente y cercana a los pobres” y que el banco vaticano IOR sea sustituido por un “banco ético”, como se llama ahora a los bancos solidarios en los cuales los préstamos y créditos excluyen toda finalidad especulativa.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared