EL PAIS › EL EX JEFE DE LA POLICIA SANTAFESINA HUGO TOGNOLI DE NUEVO PRESO EN LA CAUSA POR VINCULACIONES CON EL NARCOTRAFICO

No quiso responder y quedó detenido

Tognoli se sometió a una ampliación de su declaración indagatoria, pero se negó a responder a una serie de preguntas. El fiscal lo acusó de integrar “una empresa criminal” junto a un narco y a otros dos policías.

 Por José Maggi

Desde Rosario

El ex jefe de policía de Santa Fe Hugo Tognoli quedó detenido en dependencias de la PSA.
Imagen: Télam.

El ex jefe de policía de Santa Fe Hugo Tognoli quedó detenido nuevamente ayer luego de negarse a responder una serie de preguntas durante una ampliación de la declaración indagatoria por la causa en la que se investiga la protección policial a un hombre acusado de narcotraficante. La pesquisa fue revelada por Página/12 en octubre pasado. Tognoli fue acusado en esta ocasión de integrar una “empresa criminal conjunta” de la que también participaron un narco y dos policías subalternos, según explicó el fiscal del caso, Juan Patricio Murray. En rigor, Tognoli está acusado de ser coautor del delito de tráfico de estupefacientes, agravado por ser justamente el jefe antidrogas.

El ex jefe policial quedó detenido en dependencias locales de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) –que realizó la investigación original– y ahora el juez de la causa, Carlos Vera Barros, tiene diez días hábiles para resolver si lo procesa o le dicta la falta de mérito. “Creemos que los elementos de prueba que se encuentran acumulados en la causa son más que suficientes como para que el juez dicte el procesamiento”, evaluó el fiscal Murray.

De igual modo, Murray dijo que pedirá que “el detenido sea trasladado a una cárcel dependiente del Servicio Penitenciario Federal, a disposición de la Justicia Federal, porque entendemos que las dependencias policiales o de las fuerzas de seguridad no son aptas”.

Tognoli llegó a los tribunales federales de Rosario minutos después de las nueve, acompañado por su abogado, Eduardo Jauchen, el mismo que representó al ex arzobispo de Santa Fe Edgardo Storni, condenado en 2009 por abuso sexual.

El policía que debió renunciar a la jefatura de la fuerza en octubre pasado, luego de que este diario revelara que era investigado en una causa por presunta protección a un narcotraficante, se negó a responder las preguntas del juez Vera Barros y de la fiscalía representada por Federico Reynares Solari. Es que el fiscal Murray estaba en el Juzgado Federal de San Nicolás de Carlos Villafuerte Ruzo, ya que se preveía la declaración indagatoria de un represor: el ex teniente coronel Víctor Hugo Rodríguez, que a último momento decidió abandonar su posición original.

El fiscal Murray y su par Reynares habían pedido la semana pasada la ampliación de la indagatoria de Tognoli, unos días después de que el defensor Jauchen solicitara al juez el sobreseimiento definitivo del policía. Murray le imputó formar parte de una “empresa criminal conjunta” junto a dos policías y a Carlos Andrés Ascaíni, alias ‘el Vasco’, un hombre de 37 años que reside en la localidad santafesina de Villa Cañás y que está procesado por narcotráfico.

El representante del Ministerio Público Fiscal explicó ayer que la nueva figura que se le imputa a Tognoli “es algo que se utiliza mucho en delitos cometidos desde estructuras estatales y estamos muy acostumbrados a utilizarla en las causas de delitos de lesa humanidad”.

“Lo que se sostiene a partir de esta forma de coautoría es que aunque la persona imputada no cometa ningún tramo de la acción típica, en este caso la comercialización o la tenencia de estupefacientes, ha realizado una contribución a esta empresa criminal conjunta”, dijo Murray tras la ampliación de la indagatoria a Tognoli.

Para el fiscal, el ex jefe policial participó de una trama “junto con Ascaíni, con el comisario Néstor Fernández (ex jefe de la seccional 2ª de Rosario) y con el suboficial de policía Carlos Quintana, sin lo cual los hechos no hubieran podido cometerse”.

Según la investigación, en 2009 Ascaíni llamó telefónicamente a la seccional de Villa Cañás para averiguar a quién pertenecía una camioneta que lo seguía desde hacía unos días.

Mediante el uso de una clave de seguridad para acceder a la base de datos del Registro Nacional de Propiedad Automotor (RNPA), que había sido entregada por Tognoli a Fernández (entonces jefe de la brigada Venado Tuerto de la ex División de Drogas Peligrosas), el cabo Quintana de la seccional de Villa Cañás le avisó a Ascaíni que lo seguía la PSA, explicaron fuentes del caso.

El fiscal Murray sostiene que a partir de ese aviso el Vasco Ascaíni logró eludir la detención de la PSA, que no lo encontró en su domicilio cuando lo allanó. Es más, los investigadores se quedaron con la sensación de que había huido minutos antes, llevándose los estupefacientes.

Al tomar conocimiento del uso indebido de la clave para dar aviso al hombre procesado por narco de que era perseguido, Tognoli no reprochó esa actitud a sus subordinados ni la denunció.

Según el fiscal, Tognoli explicó ayer que “esa validación posterior (del uso de la clave) era sólo a los fines administrativos, por lo cual no podía ejercer ningún tipo de control sobre la misma”.

El jefe policial fue detenido a fines de octubre acusado de brindar protección a Ascaíni, pero el juez Vera Barros le dictó la falta de mérito al no contar en esa instancia de la investigación con elementos de prueba que le permitieran procesarlo.

Ahora, el fiscal Murray modificó la acusación y lo imputa por integrar una “empresa criminal conjunta”. Con Tognoli al frente de Drogas Peligrosas se armaron grandes bandas en Rosario y Santa Fe, lo que provocó un record de asesinatos en 2012 por las peleas por el territorio.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared