EL MUNDO › TRAS EL VELORIO, MIENTRAS SE DECIDE DONDE ENTERRARLO, DESCANSA EN UNA UNIDAD MILITAR

Los restos de Chávez van a un cuartel

El cuerpo del ex mandatario venezolano fue trasladado desde el Fuerte Tiuna, la Academia Militar, en la que estuvo la capilla ardiente nueve días y donde fue visitado por cientos de miles de personas para rendirle tributo.

Una multitud despidió ayer al fallecido presidente Hugo Chávez en los 18 kilómetros que atravesó el cortejo fúnebre que llevó sus restos hasta el Cuartel de la Montaña, en la popular barriada 23 de Enero, y allí Nicolás Maduro prometió volver el 15 de abril como presidente constitucional de Venezuela.

“En un mes volveré aquí, el lunes 15 de abril. Amaneceremos aquí, ya no como presidente encargado sino como presidente constitucional de Venezuela”, dijo Maduro, dando por seguro su triunfo en las elecciones del 14 de abril, según transmitió en directo el canal regional Telesur. Los restos del ex mandatario venezolano fueron trasladados desde el Fuerte Tiuna, la Academia Militar, en la que estuvo la capilla ardiente nueve días y donde fue visitado por cientos de miles de personas para rendirle tributo, así como por la mayor parte de los presidentes latinoamericanos y delegaciones de 54 países, la semana pasada.

La manifestación de ayer fue acompañada por Maduro; el presidente de Bolivia, Evo Morales, y el gabinete ejecutivo, así como el mando militar y miles de seguidores que llevaban camisetas rojas con insignias con las que expresaron su sentida despedida. El féretro, cubierto con una bandera venezolana, hizo primero un recorrido en el patio de la Academia Militar a las 13.30 (15 de Argentina), cargado por ocho soldados, para que una guardia de honor de más de mil cadetes le rinda el último homenaje, y luego fue despedido por salvas de cañonazos en un campo adyacente al Fuerte Tiuna.

Mientras aviones de combate surcaban el cielo, el ataúd fue llevado por sus familiares hasta la carroza fúnebre que lo trasladó por Caracas hasta el lugar temporal de reposo en el Cuartel de la Montaña, hoy Museo Militar, la instalación en la que Chávez montó su comando de operaciones en el intento de golpe de Estado del 4 de febrero de 1992. Al llegar el cortejo al Cuartel de la Montaña, su hermano Adán Chávez habló emocionado y luego hizo lo propio el presidente Morales, quien definió al mandatario fallecido como el “redentor de los pobres del mundo”.

Finalmente, Maduro definió al fallecido Hugo Chávez como “comandante de la revolución militar y popular más importante de Venezuela desde 1810”. También pidió a los que “celebran su muerte” que “cesen en su odio, rencor e hipocresía”, y enfatizó: “No les tememos a los imperios”.

El gobierno venezolano dijo que Chávez permanecerá en el Museo hasta que la familia decida el destino final de sus restos, ante la dificultad para embalsamarlo y exhibirlo al igual que se hizo con el líder de la revolución soviética, Vladimir Lenin, o de la vietnamita, Ho Chi Minh, tal como se había anunciado a la semana pasada. Versiones de prensa dijeron que el cuerpo de Chávez fue tratado tres veces para conservarlo mientras permanecía en capilla ardiente y recibía los honores de su pueblo antes de ser trasladado al Museo.

Antes de iniciar el traslado de los restos del fallecido presidente del Fuerte Tiuna, se realizó una misa en la Academia Militar con la presencia de los familiares, incluyendo a sus padres, Hugo de los Reyes Chávez y Elena Frías. Chávez murió el 5 de marzo tras luchar casi dos años contra el cáncer, y desde el día siguiente estuvo en capilla ardiente. Los funerales de Estado se realizaron el viernes pasado.

En la ceremonia de despedida del Fuerte Tiuna habló el general Jacinto Pérez, instructor de Chávez en su carrera militar. “Hablar de Chávez es hablar de Simón Bolívar”, dijo el oficial. Asimismo, el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, destacó el liderazgo de Chávez y aseguró que sus “hijos”, sus compañeros, defenderán su legado.

“Ahora es cuando el comandante nos va a cuidar y ayudar. Chávez fue el político más prudente y consciente de nuestra historia, y nosotros tenemos que seguir construyendo el socialismo, como el comandante nos lo instruyó”, indicó. Su hija María Gabriela leyó una carta de despedida en la que dijo ante los miembros del gobierno, la cúpula militar y toda la familia de Chávez: “Duele tu partida, es un dolor que me quema el alma, qué difícil se me puso la vida sin ti. Gracias por tanto amor de padre, gracias por tu constante ejemplo, gracias por tu risa, gracias por tu llanto, gracias por tu absoluta y eterna entrega pero, sobre todo, gracias, comandante, por devolvernos la patria”, dijo.

Agregó, en medio de los aplausos de los asistentes, que “nosotros cuidaremos tu patria y defenderemos tu legado como tú nos enseñaste a hacerlo; jamás te irás”.

Compartir: 

Twitter
 

El féretro es escoltado por la guardia de honor, familiares y autoridades, al salir de la Academia Militar.
Imagen: Télam
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.