EL MUNDO › EN RAMALA, EL PRESIDENTE DE EE.UU. APOYO LA CREACION DE UN “ESTADO PALESTINO INDEPENDIENTE”

Para Obama, las colonias retrasan la paz

Tras reunirse con Obama, el líder palestino Mahmud Abbas se mostró tajante con ese tema y declaró que no se reanudarán las negociaciones de paz con Israel sin un congelamiento de la construcción en los asentamientos.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, estuvo ayer en Ramalá, Cisjordania, por primera vez desde que llegó al cargo en 2008. Su colega palestino Mahmud Abbas lo recibió en la explanada de la Muqata con una breve ceremonia en la que una banda militar tocó los himnos de Estados Unidos y de Palestina, en presencia de varios miembros del gobierno de la Autoridad Nacional Palestina. Banderas estadounidenses y palestinas, fuertes medidas de seguridad y alfombras rojas sirvieron de trasfondo a una ceremonia solemne en la que no abundaron las sonrisas y bromas que caracterizaron el miércoles su recibimiento en Israel.

En una conferencia de prensa conjunta con Abbas, tras reunirse durante cerca de tres horas, Obama aseguró que “Estados Unidos está profundamente comprometido en favor de un Estado palestino independiente y soberano”. “Basándome en las conversaciones que mantuve con el primer ministro (israelí Benjamin) Netanyahu y el presidente Abbas, la posibilidad de una solución de dos Estados sigue existiendo”, declaró el líder demócrata.

El mandatario norteamericano consideró que los asentamientos judíos “dificultan” la paz. “Está claro que cualquier paso que retrase, en lugar de ayudar a definir lo que será (una solución) futura, no es la mejor estrategia”, puntualizó, y puso el ejemplo de la intención israelí de construir en la zona llamada E1, al este de Jerusalén. Pero, en lo que puede ser un cambio de postura desde su primera administración, Obama insinuó que no planteará la demanda a Israel de que congele la construcción, condición de los palestinos para regresar al diálogo, como lo hizo en 2010. “Si la única forma de llegar a negociaciones es tenerlo todo resuelto (de antemano), entonces nunca llegaremos a los asuntos en sí”, respondió cuando un periodista le preguntó por una posible moratoria al crecimiento de los asentamientos como la aplicada de forma parcial en 2010.

Por su parte, el líder palestino, mostrándose tajante en esta cuestión, declaró que no se reanudarán las negociaciones de paz con Israel sin un congelamiento de la construcción en las colonias. Sin embargo, recalcó que el “deber del gobierno israelí es al menos cesar en la construcción de asentamientos” para poder encontrar una vía de diálogo. “Las nuevas generaciones de palestinos, cuando ven asentamientos por todas partes en Cisjordania, ya no confían en la solución de dos Estados”, subrayó para resaltar la frustración de los palestinos, que Obama también reconoció.

Poco tiempo después, el presidente estadounidense se fue a Jerusalén junto al secretario de Estado, John Kerry, y el resto de su delegación a bordo de dos grandes helicópteros. En un esperado discurso ante cerca de 600 jóvenes estudiantes israelíes, Obama afirmó que la paz con los palestinos es el “único camino para la seguridad” de Israel, que debe reconocer el derecho de “autodeterminación y justicia” del pueblo palestino. “Pónganse en sus zapatos, miren al mundo con sus ojos. No es justo que un niño palestino no pueda crecer en un Estado propio y viva con la presencia de un ejército extranjero que controla los movimientos de sus padres cada día”, dijo Obama. Y advirtió también al Estado judío sobre el creciente aislamiento internacional que sufre a consecuencia del empeoramiento de las condiciones para que se pueda alcanzar la solución de dos estados para dos pueblos.

Sin embargo, los palestinos pidieron que sus palabras se conviertan en hechos. “Los hechos juzgarán el compromiso que el presidente Obama ha asumido en favor del Estado palestino”, declaró a EFE Xavier Abu Eid, un portavoz de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP). El portavoz señaló que “es importante tener en cuenta que Obama tuvo cuatro años para implementar una visión que hoy repitió y, en ese período, se han agregado 50.000 colonos judíos al Estado palestino”.

El mandatario norteamericano insistió también al mundo que considere a la milicia chiíta libanesa Hezbolá (aliada del régimen del presidente sirio Bashar Al Assad) como una organización terrorista y advirtió al régimen sirio que no trate de transferir a la milicia sus armas químicas. En su defensa cerrada de la seguridad de Israel, Obama también se refirió al programa nuclear iraní, un peligro “no sólo para Israel sino para el mundo entero, incluido Estados Unidos”.

Con motivo del año nuevo persa, que empezó ayer, el líder supremo iraní, el ayatolá Alí Jamenei, declaró, en un discurso pronunciado en la ciudad de Mashad en el noroeste de Irán, que la República Islámica arrasará las ciudades israelíes de Tel Aviv y Haifa si Israel ataca Irán, informó la televisión estatal. “Los líderes israelíes a veces amenazan a Irán, pero saben que, si hacen la más mínima cosa, la República Islámica arrasará Tel Aviv y Haifa hasta los cimientos”, recalcó Jamenei. En su intervención ante miles de personas, el ayatolá añadió que no se opone a negociaciones directas con Estados Unidos para resolver la disputa con Occidente por el programa nuclear iraní, pero matizó que no confía en que tales contactos den frutos.

Compartir: 

Twitter
 

Obama fue recibido por su par palestino Abbas en la explanada de la Muqata con una breve ceremonia.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.