EL MUNDO › MAS DE 150 MIL CHILENOS MARCHARON POR LA EDUCACION GRATUITA

Otra vuelta de los estudiantes

La primera marcha del año convocada por los estudiantes chilenos ayer sacó a la calle a más de 150 mil personas sólo en Santiago. Universitarios y profesores prometen tomar de nuevo la agenda en un escenario marcado por la carrera presidencial.

 Por Christian Palma

Desde Santiago

Pasó ayer, como tantas otras veces. Los noticieros de televisión abrieron sus despachos centrales con imágenes de los grupos minoritarios de jóvenes encapuchados (a rostro cubierto) que protagonizaron destrozos en la propiedad privada y pública. Se dejaba, una vez más, en un segundo plano la masividad de la primera marcha del año convocada por los estudiantes chilenos que ayer sacó a la calle a más de 150 mil personas sólo en Santiago, según los propios dirigentes.

Carabineros y la Intendencia Metropolitana cifraron en 80 mil los asistentes a la marcha, convirtiéndose en una de las más numerosa de los últimos 23 años.

La protesta fue una muestra innegable de que las movilizaciones –que comenzaron a mediados de 2011– no han terminado y que las reivindicaciones reclamadas por secundarios, universitarios y profesores prometen tomar de nuevo la agenda en un escenario marcado por la carrera presidencial. Está claro, y así lo saben los candidatos a La Moneda, que el apoyo estudiantil será clave en la elección de fin de año.

La marea humana comenzó a moverse cerca de las 11 de la mañana en la plaza Italia –en pleno centro capitalino– con dirección a la estación Mapocho, en el lado norte de la ciudad. A los tradicionales disfraces, tambores y danzas de todo tipo, se sumaron esta vez diversos carteles y lienzos con leyendas políticas alusivas a las elecciones presidenciales.

“Ya no te creo, Michelle”, decía uno en una crítica directa a la ex presidenta y actual candidata Michelle Bachelet quien es fustigada duramente por los estudiantes debido –según ellos– a los nulos avances en esta materia que hubo en su gestión. “Yo soy inocente, no voté por Piñera”, decía otro, por la misma razón. Incluso la molestia estudiantil cruzó a ambos sectores políticos chilenos: Bachelet, Piñera, la misma miseria, se leía más allá. El tema de fondo sigue siendo el mismo: educación gratuita, laica y de calidad, la que en Chile no existe.

En la jornada, además, se cruzaron frases de viejas caras como la ex líder universitaria Camila Vallejo hoy convertida en candidata parlamentaria por el Partido Comunista con los nuevos dirigentes universitarios y secundarios.

El presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (FECH), Andrés Fielbaum, destacó que el sentido de la movilización apunta a “empezar a construir”. Por ello, agregó que “no vamos a permitir que ningún candidato manosee nuestras demandas. Este 2013 es un año importante y habrá ofertones, si no están dispuestos a avanzar en nuestras demandas tendremos movilizaciones más grandes que las que hemos tenido hasta ahora”, aseguró.

La líder de los secundarios, Eloísa González, sostuvo que “anunciamos desde esta marcha que vamos a seguir movilizándonos. La clase política en su conjunto nos ha dado la espalda y no ha generado el espacio donde se puedan efectivamente plantear propuestas”.

Más allá fue Valeska Concha, vocera del Movimiento de Educación Superior Privada (Mesup). “Si de una vez por todas el Parlamento y el Ejecutivo no se colocan los pantalones, este movimiento social les va a seguir dando muchos dolores de cabeza”, afirmó.

A su vez, Camila Vallejo publicó en su cuenta de Twitter: “Todos por una educación pública, gratuita, de calidad y el fin del lucro”. “Esperemos que la TV centre su atención en la masividad y sentido de las demandas del movimiento y no en pequeños incidentes. Somos + de cien mil.”

Y mientras el Carnaval avanzaba, el ministro de Defensa Rodrigo Hinzpeter cuestionó la marcha: “Voceros del movimiento estudiantil hablan bajo el mismo formato de 2011. No son capaces de reconocer nada de lo hecho en dos años. Es un déjà vu”.

Diego Vela, presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica, respondió que “déjà vu es ver que a pesar de que 300.000 marchemos y tenemos un apoyo del 70 por ciento, el gobierno no haga ningún cambio real”.

Por eso, señaló que se “utilizarán todos los espacios para buscar estos cambios, desde el Congreso pero en las calles también. Sin movilizarnos esos cambios no van a llegar. Cuando estamos inactivos vemos que la política responde a los intereses de los partidos, y no a los de la ciudadanía”.

Al final del día, hubo más de 100 detenidos por diversos desórdenes y destrozos en la vía pública (24 menores de edad). De hecho, el show cultural dispuesto para concluir la marcha debió ser suspendido tras el enfrentamiento de los jóvenes con la fuerza pública. Los estudiantes denunciaron que al menos cuatro manifestantes resultaron lesionados por el impacto de balines de pintura que recibieron en sus ojos, los que habrían sido lanzados por personal de Carabineros presentes en la marcha.

Por su parte, la Intendencia Metropolitana anunció querellas criminales en contra de quienes resulten responsables por un ataque con ácido a un carabinero y otra querella contra 14 detenidos por de-sórdenes graves.

@chripalma

Compartir: 

Twitter
 

En la protesta algunos estudiantes se enfrentaron con piedras a los carabineros.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.