EL MUNDO › EL MINISTRO DE ECONOMíA PROMETE “RESPONSABILIDAD FISCAL, PERO NO AUSTERIDAD”

Dos años de gracia para bajar el déficit francés

Francia trataba de tranquilizar ayer sobre la seriedad de su lucha para reducir el déficit público después de que la Comisión Europea le concediera una prórroga de dos años, que ha suscitado algunas quejas en Alemania. “No se trata en absoluto de relajar el esfuerzo para reducir los gastos”, declaró el ministro francés de Economía, Pierre Moscovici. “No habrá sobreajuste estructural, ni plan de austeridad, ni objetivo imperioso para cumplir una cifra”, aseguró antes de repetir: “Seriedad presupuestaría sí, pero austeridad no”.

La Comisión Europea concederá dos años más a Francia para lograr su objetivo de reducir el déficit por debajo del 3 por ciento, lo que París considera como un “cambio de doctrina”, una evolución “fundamental” en favor del crecimiento, pero que no ha sido muy bien visto por los conservadores y los liberales en el poder en Alemania. “Estamos inventando un nuevo camino entre reducción del déficit y crecimiento, lo que nos da tiempo para llevar a cabo nuestras reformas”, dijo el ministro francés.

En Berlín, varios políticos de la coalición en el poder han apreciado más bien poco la decisión de Bruselas. “Es una mala señal. No veo que Francia haga reformas. Alargar el plazo es como decir: sigan así”, dijo al semanario Focus Michael Stübgen, responsable de asuntos europeos del grupo parlamentario conservador (CDU y su partido hermano bávaro CSU).

Para el ministro francés de Economía, estas reacciones son comprensibles: se les ha infligido “una marcha atrás ideológica”, dijo. “Pero lo que cuenta es que el gobierno alemán es pragmático y tratamos con el gobierno alemán’’, agregó.

Por su parte, el ministro alemán de Finanzas, Wolgang Schäuble, defendió la decisión de la Comisión Europea, al recordar que “el Pacto de estabilidad (...) permite cierta flexibilidad de las reglas”, en una entrevista que será publicada en la edición dominical del Bild.

Este margen que Bruselas ha concedido a Francia para tratar de arañar preciosas décimas de crecimiento ha suscitado una pequeña advertencia del Banco Central Europeo (BCE) contra una eventual relajación en Europa.

“Está claro, se necesita una estrategia para volver al crecimiento colectivo”, dijo a la radio France Inter un miembro del directorio del BCE, el francés Benoît Coeuré. Pero “no es creando nuevas deudas que resolveremos el problema de crecimiento en Europa”. Si el esfuerzo francés decae, esta prórroga “no habrá servido para mucho”. Según el funcionario, hay que respetar dos principios: “Seguir reduciendo el déficit”, quizá a diferentes velocidades dependiendo del país, y reducirlo de “una forma que lleve al crecimiento”.

Francia quiere tranquilizar a sus socios a la vista de una importante manifestación contra la austeridad que ha convocado la izquierda radical en París para este domingo, víspera del primer aniversario de la llegada a la presidencia del socialista François Hollande, que se encuentra en sus horas bajas, según los sondeos.

Compartir: 

Twitter
 

El ministro Moscovici dijo que no habrá austeridad.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.