EL MUNDO › DESDE AVIONES SE HABRíA DESTRUIDO UN CONVOY DE MISILES PROVENIENTES DE IRáN

Ataque de Israel a Siria desde el Líbano

El ataque se habría producido contra un almacén cercano al aeropuerto de Damasco, de donde se suponía que los misiles serían luego enviados al Líbano. Israel no ha confirmado el ataque, pero fuentes oficiales de EE.UU. sí lo hicieron.

Israel habría efectuado un ataque aéreo en territorio sirio el pasado jueves, según informó la prensa estadounidense. La ofensiva habría tenido como objetivo destruir un envío de misiles provenientes de Irán y con destino a la organización islamista libanesa Hezbolá, informó ayer el diario The New York Times citando fuentes oficiales.

Los funcionarios estadounidenses, que solicitaron mantener el anonimato, señalaron que habían registrado numerosos vuelos por parte de aviones israelíes sobre el espacio aéreo libanés en la noche del jueves al viernes pasado. De acuerdo con estas fuentes, los aviones de la Fuerza Aérea israelí no habrían entrado en el espacio aéreo sirio y habrían realizado la operación militar desde el Líbano. Según el ejército de este país, aviones israelíes ingresaron en su espacio aéreo tres veces el jueves por la noche y permanecieron en él entre dos y tres horas.

La cadena CNN afirmó que las agencias estadounidenses y occidentales de inteligencia examinaron los datos clasificados mostrando que Israel probablemente realizó un ataque aéreo el jueves. Sin embargo, precisó que Estados Unidos no cree que la aviación israelí entrara en el espacio aéreo sirio durante el ataque.

El ataque se habría producido contra un almacén cercano al aeropuerto de Damasco, de donde se esperaba que los misiles fueran luego enviados al Líbano. No obstante, Israel no ha confirmado el ataque y se ha limitado a reiterar que hará todo lo necesario para evitar la transferencia de armas desde Siria a organizaciones terroristas. En el Líbano, una fuente diplomática afirmó que el bombardeo israelí había destruido misiles tierra-aire recientemente entregados por Rusia, los cuales se hallaban en el aeropuerto de Damasco. Por otra parte, el canciller libanés, Adnan Mansou, criticó a Israel y consideró que “estas acciones sólo sirven para aumentar la tensión y la inestabilidad de la situación”.

El ejército israelí no quiso hacer comentarios sobre las informaciones publicadas por los medios estadounidenses, pero un responsable del Ministerio de Defensa declaró que “Israel supervisa la situación en Siria y Líbano, en particular en lo que respecta a la transferencia de armas químicas y armas especiales”. Otro alto responsable del Ministerio de Defensa, Amos Gilad, no quiso confirmar el ataque en Siria, pero subrayó que Hezbolá no posee armas químicas sirias y no desea obtenerlas. “Siria tiene grandes cantidades de armas químicas y de misiles. Todo está bajo control de Siria. Hezbolá no tiene armas químicas. Tenemos la manera de saberlo. No necesita tener estas armas y prefiere sistemas que puedan cubrir todo Israel”, aseguró este responsable, haciendo alusión al arsenal convencional del Hezbolá, especialmente sus cohetes de largo alcance.

El embajador israelí en Estados Unidos, Michael Oren, aseguró la semana pasada en una entrevista a la cadena de Msnbc que su país “no permanecerá pasivo si Bashar al Assad intenta transferir armas químicas a Hezbolá u otros grupos”. Por su parte, los funcionarios estadounidenses descartaron que el ataque del jueves tuviera como objetivo un centro de almacenamiento de armas químicas y precisaron que los misiles destruidos serían Fateh-110.

El viernes pasado, el presidente estadounidense, Barack Obama, afirmó que enviar tropas a Siria “no sería bueno” para los intereses de su país ni para el pueblo sirio ante las crecientes preocupaciones de uso de armas químicas por parte del régimen de Damasco. No obstante, ayer por la tarde Obama defendió el derecho de Israel a protegerse de las armas de Hezbolá, aunque no se refirió al supuesto ataque de su aliado. Por el momento, Estados Unidos está otorgando “asistencia no letal” a los opositores sirios y se resiste a darles armas por el miedo a que éstas puedan caer en manos de grupos considerados terroristas por Washington y Bruselas.

De confirmarse, este ataque sería el segundo protagonizado por Israel en Siria este año, después de que implícitamente admitiera haber llevado a cabo en enero un bombardeo contra armas supuestamente dirigidas a Hezbolá, organización a la que Israel se enfrentó en 2006 en la llamada Guerra del Líbano y que concluyó con un alto el fuego auspiciado por la ONU.

La confirmación del ataque podría complicar la situación en Siria, en estado de guerra interna desde 2011, cuando comenzaron las protestas en todo el país contra en régimen de la dinastía Al Assad, en el poder desde que Hafez (padre de Bashar) accedió a la presidencia en 1971. Siria e Israel están en conflicto desde 1967, tras concluida la Guerra de los Seis Días, en la cual el primero perdió a manos del segundo los Altos del Golán, considerado “territorio ocupado” por Damasco y el Consejo de Seguridad de la ONU. El gobierno de Israel utiliza el Golán como un arma para negociar una posible paz con Siria y para controlar las actividades de Hezbolá en el sur del Líbano.

Compartir: 

Twitter
 

Aviones israelíes habrían atacado un almacén cerca del aeropuerto de Damasco.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.