EL MUNDO › LA OPOSICION DISPARO CONTRA EL PLAN DE OBAMA

Republicanos recalientes

Líderes republicanos criticaron ayer al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, por su decisión de regularizar unilateralmente a cinco millones de indocumentados. El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, acusó a Obama de socavar la presidencia al aprobar reformas a las leyes migratorias por decreto, y advirtió que la Cámara baja no se quedará de brazos cruzados.

Boehner no dio detalles de qué acciones concretas tomará la Cámara baja para frustrar el intento de Obama de modificar las normas migratorias. “Yo advertí una y otra vez al presidente que sus acciones hacían imposible que yo pudiera realizar lo que él quería que hiciera”, se defendió Boehner sobre la poca voluntad del Partido Republicano para tratar la reforma migratoria exigida por Obama. “Los republicanos se quedan con la seria responsabilidad de defender nuestro juramento en el cargo. No vamos a eludir este deber, porque nuestra lealtad está con el pueblo estadounidense. Vamos a escucharlos, a trabajar con nuestros miembros y a proteger la Constitución”, indicó el líder republicano.

“¿Qué hizo el presidente? Retiró el anillo de seguridad a la granada dos semanas después de las elecciones”, lanzó por su parte el republicano de Ohio Pat Tiberi, un aliado de Boehner. “No creo que alguien sepa o sea capaz de predecir del todo lo que está sucediendo y la carnicería que esto crea para el proceso legislativo”, declaró. El nuevo líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell, republicano de Kentucky, también utilizó términos muy duros para atacar el decreto de Obama. “El presidente Obama necesita entender algo, que si actúa imponiendo su voluntad al país, el Congreso actuará”, desafió.

Pero algunas voces dentro del Partido Republicano trataron de suavizar las posturas intransigentes de algunos de sus miembros. “No podemos capitular, pero tenemos que hacer retroceder (a Obama) inteligentemente”, diagnosticó el senador republicano Lindsey Graham, uno de los legisladores que auspiciaron la reforma migratoria integral estancada en la Cámara de Representantes desde su aprobación en la Cámara alta en 2012. “Si reaccionamos de forma desproporcionada, el tema ya no es Obama, somos nosotros”, agregó.

La furia de los republicanos por el decreto presidencial llegó a la Justicia y en relación con otro tema. La mayoría republicana de la Cámara de Representantes presentó ayer una demanda contra el gobierno de Obama en una Corte federal por los cambios a la reforma sanitaria conocida como “Obamacare”, ordenados por el gobernante sin la autorización del Congreso. “La Administración ha abusado repetidamente de su poder usando las acciones ejecutivas para sustituir a la legislación”, indica la demanda interpuesta contra la secretaria de Salud, Sylvia Burwell, y el secretario del Tesoro, Jacob Lew.

La líder de la oposición demócrata en la cámara, Nancy Pelosi, calificó la demanda como un mal uso de impuestos. “Por esta vía, los republicanos pretenden lograr lo que no fueron capaces de lograr durante el proceso político”, denunció. La reforma sanitaria de Obama busca proporcionar el acceso a un seguro de enfermedad a los cerca de 40 millones de ciudadanos del país que hasta ahora carecían de esa cobertura.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.