EL MUNDO › DOS PERSONAS FUERON ACUSADAS DE QUERER VENGARSE DE FUNCIONARIOS DE FERGUSON, EN EE.UU.

Acechan al fiscal y al jefe de policía

Se trata de dos figuras clave en la muerte de Michael Brown y en la represión policial de las protestas que se sucedieron a la decisión del gran jurado de no imputar al policía que lo había baleado.

 Por David Usborne *

Anoche se denunció que los dos hombres de St Louis detenidos la semana pasada estaban conspirando para cometer actos de violencia destinados a asesinar al fiscal del condado Bob McCulloch y al jefe de policía de Ferguson, Tom Jackson, dos figuras clave en el drama de la muerte de Michael Brown que todavía enluta a Estados Unidos. Una primera acusación contra la pareja, identificada como Olajuwon Ali Davis y Brandon Orlando Baldwin, fue devuelta el viernes pasado pero con pocos detalles. Se espera que se presenten pronto cargos adicionales que demuestren que McCulloch y el jefe Jackson eran sus objetivos, informó el San Louis Dispatch. El complot también involucra volar el icónico arco en la entrada de Saint Louis.

El jefe Jackson fue severamente criticado por la agresiva respuesta de la policía a las protestas que estallaron después de que el 9 de agosto uno de sus oficiales le disparó a Brown. McCulloch también fue objeto de críticas debido a sus asociaciones personales con los policías locales y sus antecedentes de no acusar a los policías sospechados de abusos. Ambos hombres estan bajo protección especial desde la semana pasada.

Fue McCulloch quien se presentó delante de las cámaras en la noche del lunes para anunciar la decisión del gran jurado de no presentar cargos contra el oficial Wilson, lo que provocó nuevas rondas de disturbios. Mientras que una cierta calma había regresado a Ferguson ayer –Día de Acción de Gracias– al menos 120 manifestantes fueron detenidos la noche del miércoles en Los Angeles y otras 35 personas fueron detenidas en Oakland, California (ver aparte).

Los abogados del oficial Wilson, que dieron esta semana una entrevista en la que defendieron sus acciones, dijeron que había aceptado que nunca más podría trabajar como oficial de policía. “Creo que le dije: ‘¿Te das cuenta de que la primera llamada (nuevamente en el trabajo) será a un callejón sin salida en el que serás ejecutado?’”, le dijo James Towey a CNN. “Hizo una pausa de un minuto, lo pensó y dijo: ‘Oh’. Esa es la realidad.”

Algunos expertos en métodos policiales cuestionaron la afirmación del policía Wilson de que había hecho lo que correspondía la primera vez que se enfrentó a Brown, preguntándole por qué permitió que la situación escalara de manera tan rápida y por que recurrió inmediatamente a usar su arma. “Sólo porque usted es un agente de policía no significa que tiene que meterse en una situación sin pensarlo”, le dijo a The New York Times, Eugene O’Donnell, profesor de la Universidad John Jay de Justicia Criminal y ex policía.

Un abogado de Olajuwon Ali Davis dijo que nadie debería sacar conclusiones. “Mi cliente tiene derecho a un paciente análisis y el debido proceso ”, dijo John Lynch.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Páginal12
Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter
 

Manifestantes en Los Angeles protestan por la absolución del policía que mató a Michael Brown.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.