EL MUNDO › DESMINTIERON UNA SALIDA DE ATENAS DE LA EUROZONA, SUGERIDA POR UN MINISTRO ESLOVENO

Respaldo del Eurogrupo para Grecia

Con las arcas griegas vacías, crece la expectativa para alcanzar un acuerdo, ya que en mayo deben pagar cerca de 1000 millones de euros, en dos tramos, al FMI, además de afrontar el pago de salarios y pensiones por otros mil millones.

Los ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea (UE) negaron la existencia de un “plan b” para evitar que Grecia entre en default en mayo si no se alcanza un acuerdo antes de fin de mes. De este modo, los funcionarios desmintieron una eventual salida de Atenas de la Eurozona, sugerida por el ministro esloveno de Finanzas, Mramor Dusan.

En una reunión informal de ministros de Economía y Finanzas de la UE, (Ecofin) celebrada el viernes en la capital letona, Riga, el funcionario esloveno había evocado la necesidad de tomar medidas alternativas en mayo si no se logra un acuerdo por el cual Atenas lleve a cabo las reformas exigidas por los Veintiocho a cambio de que la UE destrabe el rescate prometido. Ante las declaraciones de Dusan, los ministros europeos salieron ayer en bloque a rechazar la existencia de un “plan B” alegando que no lo hay ni habrá, pese a la falta de avances en las negociaciones sobre las reformas solicitadas, las dificultades financieras que atraviesa Grecia y los temores a una salida controlada o accidentada del país de la Zona Euro.

El ministro de Economía español, Luis de Guindos, señaló que el ministro de Finanzas griego, Yanis Varoufakis, explicó el viernes a sus pares que la “situación de liquidez no es boyante y que empiezan a tener dificultades” y que si bien no ve grandes avances en las negociaciones, está dispuesto a “aprobar rápidamente una serie de medidas” que permitan progresar. “El escenario central en el que estamos trabajando y el único que consideramos en este momento es que efectivamente vamos a llegar a un acuerdo con Grecia”, consideró el funcionario español, quien además, ayer confirmó que presentará su candidatura a la presidencia del Eurogrupo.

En tanto, el titular de Finanzas austríaco, Hans Jorg Schelling, explicó que el Eurogrupo acordó “hacer su máximo esfuerzo” para mantener a Grecia en la UE y en el euro. “Todos los 28 socios estamos unidos. No fue un partido entre países, sino entre Grecia y el resto del Eurogrupo. Espero que el colega griego haya entendido las palabras claras de los ministros y esté dispuesto ahora a actuar”, dijo Schelling. “Cuando miramos el abecedario creo que ya hemos analizado cada letra una vez. Por ello no se trata ahora de ese plan B, sino de que canalicemos toda nuestra fuerza en llegar a un acuerdo ordenado con Grecia”, expresó.

Por su parte, el comisionario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, afirmó que el viernes “no hubo presión”, pero sí una exigencia a las autoridades griegas de avanzar las reformas que los socios necesitan, porque Atenas tiene que respetar sus obligaciones y esto “ayudará a que el crecimiento y el empleo” se reactive. “Lo queremos todos: las autoridades griegas, las instituciones, los Estados miembros. Hay que avanzar rápido, porque el tiempo apremia y los problemas financieros (de Grecia) están ahí, al igual que los compromisos que ha asumido”, dijo Moscovici.

Frente a la reacción grupal, Dusan cambió su repertorio. “Mi intervención era sobre qué haremos si no se consigue el nuevo programa a tiempo para que Grecia pueda financiarse o mejorar su liquidez. Eso era todo. Y un ‘plan b’ puede ser cualquier cosa”, se limitó a decir el funcionario esloveno a su llegada al Ecofin.

El pasado 20 de febrero, los socios europeos decidieron prorrogar por cuatro meses el rescate a cambio de que Grecia introdujera ciertas reformas y permitiera la última revisión del cumplimiento de dichas condiciones, lo cual habilitaría el desembolso de los 7200 millones de euros pendientes en el programa en fondos europeos y del Fondo Monetario Internacional (FMI). Con las arcas griegas vacías, crece la expectativa y la urgencia para alcanzar un acuerdo antes de fin de mes, ya que en mayo, deben pagar cerca de 1000 millones de euros en dos tramos al FMI además de afrontar el pago de salarios y pensiones que mensualmente asciende a una suma cercana a 1000 millones de euros.

Ante los cada vez más evidentes problemas de liquidez, el primer ministro griego, Alexis Tsipras, firmó un decreto por el cual todas las entidades públicas, excepto Seguridad Social, deben transferir sus reservas al Banco de Grecia para que el Estado pueda recurrir a ellas por un período máximo de 15 días. Para calmar las aguas, el premier griego recibió ayer a los alcaldes y gobernadores y se comprometió a revocar el decreto en un breve período. “Tuvimos una reunión constructiva y útil con el primer ministro. Nos dijeron que la medida es una acción de emergencia y temporal que pronto será eliminada mediante la correspondiente enmienda en el Parlamento”, dijo Kostas Agorastos, jefe de la Asociación Regional de Grecia (ENPE) tras la reunión. Con esta medida, que se espera aporte unos 3000 millones de euros, el gobierno pretende cubrir las necesidades más urgentes del Estado, y será devuelto a los municipios con un interés del 2,5 por ciento, en lugar del 1 por ciento que ofrecen los bancos comerciales si el dinero se depositara allí.

Compartir: 

Twitter
 

Para calmar las aguas, el premier griego, Alex Tsipras, recibió ayer a los alcaldes y gobernadores.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.