EL MUNDO › POR PAGOS ILEGALES DE PETROBRAS EN BRASIL

Acusaron a Collor

Una nueva fase en la investigación que sigue la Justicia de Brasil por corrupción en la petrolera estatal Petrobras comprometió hoy aún más al ex presidente Fernando Collor de Melo (foto), acusado por la Fiscalía de obtener 7,5 millones de dólares ilegalmente de la empresa, a días de una nueva acusación contra José Dirceu, ex ministro clave en la primera gestión del ex presidente Luiz Lula da Silva.

Mientras tanto, el juez federal Sérgio Moro condenó a penas de entre 4 y 16 años de prisión a cinco ex ejecutivos de la constructora OAS, tras haber comprobado que fue una de las empresas que pagaron sobornos –en su caso, por unos 8,6 millones de dólares– para obtener contratos de obras de parte de Petrobras.

Moro sentenció a José Aldemário Pinheiro y Agenor Medeiros a 16 años y cuatro meses de cárcel; a Mateus Coutinho de Sá Oliveira y José Ricardo Nogueira Breghirolli, a 11 años, y a Fernando Stremel, a 4 años.

En tanto, según documentos enviados por la Fiscalía al Supremo Tribunal Federal (STF), Collor de Melo, actual senador por el Partido Laborista Brasileño (PTB) que forma parte de la coalición que apoya a la presidenta Dilma Rousseff, recibió los 7,5 millones de dólares entre 2010 y 2014 a través de un “sofisticado sistema de blanqueo de capitales” en el que participaron algunas empresas de su propiedad y otras en las que figura como socio.

El ex presidente negó hoy los cargos y afirmó que el procurador general, Rodrigo Janot, organizó un “festín mediático” en su contra en el marco de su campaña para la reelección. “Nada tengo que ver con los hechos que me imputan y reafirmo que todo esto no pasa de fabulaciones, falsas versiones vertidas a la opinión pública para esterilizar la verdad”, declaró Collor en el Senado, cámara que integra desde 2007.

Las oficinas y hasta las residencias de Collor de Melo ya fueron objeto de un amplio registro el pasado 14 de julio, cuando la Policía Federal incautó numerosos bienes y documentos que habrían agravado su situación.

Una de las propiedades registradas fue la Casa da Dinda, una lujosa mansión que Collor posee en Brasilia, que usó en sus tiempos de presidente como residencia oficial. Allí fueron incautados el mes pasado tres automóviles, un Ferrari, un Lamborghini y un Porsche, cuyo valor se calcula en unos dos millones de dólares y que, según la Fiscalía, fueron producto de la corrupción en Petrobras.

El senador presidió Brasil de 1990 a 1992, cuando renunció acorralado por denuncias de corrupción y ahora figura en el grupo de los 50 políticos investigados por una trama que durante la última década desvió 2000 millones de dólares de Petrobras, según calcula la empresa estatal.

También por el caso Petrobras esta semana volvió a prisión el ex ministro José Dirceu, hombre fuerte del primer gobierno de Lula. El ex ministro ya cumplía una condena a 11 años y 10 meses por su responsabilidad en un caso de sobornos parlamentarios denunciado en 2005 denominado Mensalao.

Dirceu, de 69 años, había pasado 12 meses en la cárcel, pero a fines del año pasado se lo autorizó a cumplir la pena en su residencia de Brasilia. Dicho beneficio le fue suspendido porque, según la Fiscalía, aun bajo arresto seguía recibiendo comisiones ilegales de la corrupción petrolera.

La red de corrupción en Petrobras investigada en el proceso Lava Jato (Lavado Rápido), instruido por la Justicia Federal de Paraná, también investiga a una veintena de empresas y a políticos de varios partidos, entre ellos los presidentes de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha –quien se declaró personalmente opositor a Rousseff pese a pertenecer al principal partido aliado– y del Senado, Renan Calheiros. El caso Petrobras recién empieza y es imposible predecir sus próximas derivaciones.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.