EL MUNDO › ESTUDIANTES DE PERIODISMO EJECUTADOS POR EL ESTADO ISLáMICO

Matan al mensajero en Irak

Los jihadistas del EI fusilaron a tres jóvenes universitarios por colaborar con medios de comunicación extranjeros. Además, el grupo terrorista arrojó a un hombre desde un edificio por ser homosexual.

La organización jihadista Estado Islámico (EI) fusiló a tres estudiantes de periodismo de la Universidad de Mosul, en el norte de Irak, acusados de colaborar con medios de comunicación extranjeros. Por otra parte, el grupo terrorista asesinó a un hombre acusado de ser homosexual arrojándolo desde un edificio a una altura de más de 60 metros, en la provincia septentrional de Nínive.

El Sindicato de Periodistas de Irak denunció que durante la noche del martes tres jóvenes que cursaban en la Universidad de Mosul fueron asesinados por los terroristas. Según el integrante del sindicato, Sufiam al Mashdani, los estudiantes fueron secuestrados el domingo último por el EI junto a un cuarto rehén, que fue liberado por falta de pruebas en su contra. Tras su arresto, los universitarios fueron trasladados a una improvisada prisión del EI situada en el sureste de la ciudad para ser interrogados por un tribunal terrorista, sobre su supuesta colaboración con medios de comunicación del exterior.

Los cuatro rehenes fueron acusados por los jihadistas de difundir fotografías en la red social Facebook dentro del territorio del califato, denominación que los terroristas dan al territorio de Siria e Irak del que se apoderaron, y que formalizaron a finales de junio del año pasado. Al Mashdani reveló además de que el EI todavía mantiene secuestrados a ocho periodistas en Mosul y que se desconoce el lugar donde están retenidos. De esta forma, los jóvenes estudiantes se sumaron a la extensa lista de muertos que conforma la campaña de detenciones que lleva el EI contra aquellas personas que considera no son leales al régimen.

Los jihadistas dinamitaron ayer un coche bomba que provocó la muerte de 17 soldados iraquíes en el norte de Ramadi, a cien kilómetros al oeste de Bagdad. La explosión no sólo acabó con la vida del grupo de efectivos que se encontraban haciendo guardia, sino que también ocasionó heridas de gravedad a soldados que circulaban por la zona en la cual fue llevado a cabo el ataque. En tanto, el pasado domingo, 15 efectivos policiales fueron fusilados en una plaza de Mosul frente al ayuntamiento de esta ciudad ante cientos de transeúntes, ya que buscan intimidar a los residentes. Posteriormente, sus cuerpos fueron entregados al departamento de medicina forense de Mosul. En julio pasado, la organización jihadista mató al camarógrafo Yalaal al Abadi, acusado de haber cooperado con el “régimen proiraní de Bagdad”. Desde que el EI ocupó Mosul, el 10 de junio del año pasado, asesinó a centenares de personas por oponerse a su ideología extremista, entre ellas activistas de derechos humanos, médicos, periodistas, militares y policías.

Por otro lado, la ejecución del hombre acusado de ser homosexual se llevó a cabo en Tel Anfar ante la mirada de decenas de personas, después de que un tribunal de la agrupación jihadista le hubiese condenado a muerte. Como prueba de los hechos, el EI difundió a través de su cuenta de Twitter algunas fotografías de la víctima con los ojos vendados y el cuerpo atado, así como el momento en el que es empujado al vacío por sus verdugos. Esta persecución contra los homosexuales se suma a las cuatro ejecuciones por el mismo motivo que el grupo extremista llevó a cabo el pasado mes de marzo en Mosul. Allí, y desde el año pasado, el EI lleva a cabo su interpretación de la ley islámica, la cual prevé la pena de muerte para aquellas personas de las cuales sospechan ser homosexuales. Taim, un estudiante de medicina homosexual que logró escapar de Irak a Líbano, relató que luego de que los jihadistas visitaran su casa para advertirle que lo asesinarían por su inclinación, su padre le dijo que si las acusaciones eran ciertas, él mismo lo entregaría a los extremistas. “En nuestra sociedad, ser gay significa muerte. Cuando el EI mata a los gays, la mayoría de la gente se alegra porque piensan que los gays están enfermos”, relató Taim, quien logró escaparse del país con la ayuda de su madre. “Si EI no me hubiera encontrado, los miembros de mi familia lo habrían hecho. Dos días después de que me escapé, mi tío, el hermano de mi padre, hizo un juramento para limpiar el honor de mi familia. Hace poco recibí un mensaje anónimo en Facebook, que mi padre cree fue de mi tío. Decía: ‘Sé que estás en Beirut. Aun así vas al infierno, te seguiré hasta allí”, relató.

Compartir: 

Twitter
 

El grupo jihadista radical Estado Islámico domina la ciudad iraquí de Mosul.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.