EL MUNDO › SE HABIA HECHO CONOCIDO POR LOS VIDEOS DE LOS ASESINATOS DE PERIODISTAS DE EE.UU.

Matan al decapitador Jihadista John

El británico Mohamed Emwazi apareció en los videos de las ejecuciones de Estado Islámico de los estadounidenses Steven Sotloff, James Foley y Abdul Rahman Kassig, de los británicos David Haines y Alan Henning, y del japonés Kenji Goto.

Captura de video del británico Mohamed Emwazi, alias Jihadista John.
Imagen: EFE.

Estados Unidos dijo ayer tener “una gran confianza” y “una certeza razonable” sobre la muerte del británico miembro de Estado Islámico (EI) conocido como Jihadista John, quien habría sido objeto de un ataque aéreo estadounidense en la ciudad siria de Al Raqa.

“Aún es un poco pronto. Tenemos una certeza razonable de haber matado al objetivo que intentábamos matar, que era el Jihadista John. Tomará algún tiempo, como siempre, declarar formalmente que tuvimos éxito en la operación”, afirmó ayer el portavoz del Pentágono en Irak, Steven Warren, en una rueda de prensa transmitida desde territorio iraquí.

Warren insistió en que todavía hay que hacer ciertas “verificaciones” para corroborar la muerte del jihadista, pero aseguró que los sistemas de operaciones indicaron haber alcanzado el blanco de manera exitosa, y el personal encargado de ejecutarlas lo confirmó.

El portavoz indicó que el ataque lanzado con un dron que disparó un misil Hellfire en Al Raqa, feudo del grupo jihadista, fue similar a los que suelen ejecutar las fuerzas aéreas desde que comenzara la operación de la coalición internacional contra EI hace más de un año. “Hemos matado a algún alto cargo de EI cada dos días, en promedio. Así que para nosotros esto fue muy rutinario. Ahora, esto es importante porque Mohamed Emwazi, conocido como Jihadista John, era una de las estrellas, si quieren llamarlo así, de EI, una de las caras de la organización en muchos sentidos”, consideró Warren.

Emwazi, de nacionalidad británica, apareció en los videos de EI en los que se mostró la decapitación de los periodistas estadounidenses Steven Sotloff y James Foley, del estadounidense Abdul Rahman Kassig, los británicos David Haines y Alan Henning, y el periodista japonés Kenji Goto. Warren explicó que la muerte del jihadista, nacido en Kuwait en 1988, puede suponer “un golpe significativo para el prestigio del EI”, pero aclaró que Emwazi no era “una gran figura estratega” ni tampoco un miembro clave en cuestiones operacionales para el grupo jihadista.

“Su muerte es significativa para EI, era una herramienta primaria de reclutamiento para esa organización. Todos estamos familiarizados con esos videos horribles de una barbarie absoluta que él publicó atacando a ciudadanos estadounidenses. Era un animal humano y matarlo hace probablemente que el mundo sea un lugar mejor”, sentenció el portavoz.

Antes de conocerse el ataque lanzado contra el Jihadista John, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo en una entrevista con la cadena ABC que su estrategia logró, al menos, “contener” los avances de EI en países como Irak y Siria. “Lo que aún no fuimos capaces de hacer es decapitar completamente sus estructuras de mando y control. Hicimos algunos progresos en el intento de reducir el flujo de combatientes extranjeros”, comentó el mandatario.

Precisamente ayer, además de la muerte del extremista, el Pentágono anunció nuevos progresos en la recuperación de varias ciudades iraquíes tomadas por EI, especialmente en Sinyar. En este sentido, el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, se mostró esperanzado ante los avances de las fuerzas kurdas en esa zona y advirtió de que la organización jihadista “tiene los días contados”.

Por su parte, el primer ministro británico, David Cameron, no quiso tampoco dar una confirmación oficial de la muerte de Emwazi, pero indicó que la operación, a la que calificó como un acto de “defensa propia”, fue resultado de un “esfuerzo combinado” entre el Reino Unido y Estados Unidos. “El Reino Unido no podría tener en Estados Unidos un mejor amigo y aliado”, subrayó Cameron, y puntualizó que se trató “de un acto de defensa propia y fue lo correcto que había que hacer”.

En una declaración frente a su residencia oficial de Downing Street, Cameron resaltó que el jihadista representa una amenaza para todo el mundo y recordó que había prometido que el gobierno trabajaría para dar con su paradero.

En tanto, el canciller britanico Philip Hammond declaró ayer en Praga que “no puedo decir con certeza si el golpe tuvo éxito porque no tenemos la información sobre la muerte de Emwazi. Pero creemos que sí lo fue”.

“Estoy muy agradecido a Estados Unidos por la increíblemente cercana cooperación, usando sus capacidades para golpear tan pronto como identificamos un peligro para nuestra seguridad”, afirmó.

Emwazi es un símbolo para muchos de los musulmanes que desde Europa han viajado a Siria para sumarse al grupo jihadista liderado por Abu Bakr al Baghdadi, al erigirse como el brazo ejecutor de la ola de decapitaciones “retransmitidas” que EI llevó a cabo en el último año.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.