EL MUNDO › AGRUPACIONES DE MUJERES Y ACTIVISTAS ANTICORRUPCION EXIGEN LA RENUNCIA DE CUNHA

Unidos por el mismo reclamo en Brasil

Las marchas de protesta en distintas ciudades se originaron en las denuncias de corrupción que pesan sobre el líder parlamentario y en una ley de la que Cunha es autor, que prohíbe la realización de abortos en casos de violación.

Distintas organizaciones sociales y movimientos se manifestaron entre el jueves y ayer en ciudades de Brasil en reclamo de la renuncia del presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha. Los principales argumentos entre los asistentes a las marchas fueron las denuncias de corrupción que pesan en contra del líder parlamentario y una ley de la que Cunha es autor, que prohíbe la realización de abortos en casos de violación. La novedad de esta manifestación fue la diversidad de colectivos que reunió a mujeres con distinta orientación partidarias con activistas que reclamaban la renuncia por la corrupción que se le imputa.

Según estimó la policía, unas 4000 personas se agruparon en Brasilia para repudiar a Cunha. Formaron parte de la manifestación de militantes del Movimiento Sin Tierra (MST), de la Central Unica de los Trabajadores (CUT), de la Unión Nacional de Estudiantes (UNE), y de la Unión Brasileña de Estudiantes Secundarios (UNES), este último reunido esta semana en la capital brasileña por un congreso de la agrupación. La concentración tuvo lugar ayer por la mañana cerca del Museo de la República, en el comienzo de la explanada de los ministerios y siguieron la marcha hacia el Congreso para protestar contra el jefe de Diputados, investigado por lavado de dinero y por tener cuentas no declaradas en Suiza, involucrado en el caso de corrupción que salpica a la petrolera estatal Petrobras. Un dirigente del sindicato de profesores de Bahía, José Lourenço Souza Días, criticó el hecho de que Cunha aún permanezca al frente de la presidencia de la Cámara de Diputados. “Por las leyes que está impulsando y los escándalos de corrupción que lo involucran, Cunha tiene que dejar la presidencia de la Cámara para que Brasil pueda seguir el rumbo del desarrollo”, señaló.

Por su parte, la presidenta de UNE, Carina Vitral, exigió la renuncia de todos los funcionarios involucrados por corrupción. La dirigente manifestó el apoyo de la UBE a la ocupación por alumnos de escuelas públicas en San Pablo, que serán cerradas por el gobierno de ese estado. “Queremos decir que la juventud no va a las marchas de la derecha, pues no se siente representada por ellas. Sabemos que la derecha quiere tomar el poder para garantizar los intereses de los privilegiados”, señaló.

La marcha realizada ayer en Brasilia tuvo momentos de tensión luego de que se cruzaran movimientos a favor del gobierno y de la legalización del aborto, que reclaman la salida de Cunha de la Cámara baja, frente a un campamento de militantes a favor del juicio político a la presidenta Dilma Rousseff. El jueves, la policía le incautó a uno de los activistas del Movimiento Brasil Libre (MBL), uno de los grupos que se asumen pro juicio político contra la mandataria, y que realizan un acampe pidiendo el impeachment, armas de fuego, balas y un punzón de coco, por lo que fue arrestado por posesión ilegal de armas.

El jueves por la noche, alrededor de 2000 personas asistieron a otra concentración en Avenida Paulista, y se dirigieron al centro de San Pablo para protestar contra Cunha. Los manifestantes golpearon tambores y gritaron consignas como “off Cunha” y “Cunha sexista, mi cuerpo no es una cuenta en Suiza”. También llevaron pancartas que decían “Crimen es Cunha, aborto legal ya” y “Mi útero es laico”.

También el jueves en Río de Janeiro, manifestantes se concentraron en las escaleras del Palacio Tiradentes, donde funciona la Asamblea Legislativa del estado de Río de Janeiro, para manifestar contra Cunha y pidiendo su renuncia. Desde allí, marcharon hasta la plaza Cinelandia, parando brevemente en la esquina donde el líder parlamentario tiene su despacho. También fue blanco de críticas en la marcha el secretario de Gobierno de Río, Pedro Paulo, también del PMDB, y precandidato a la alcaldía de esa ciudad, quien confesó haber agredido a su ex esposa, Alexandra Marcondes. Además, fueron distribuidos adhesivos tanto en contra de Cunha como del precandidato carioca. Uno de ellos decía “La violencia contra las mujeres no es el Río que queremos #FueraPedroPaulo”, mientras que otros simplemente mencionaban “Fuera Cunha”.

El líder parlamentario, del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) y de formación evangélica, es autor del proyecto de ley 5069/13, el cual impide el aborto legal en casos de violación. La legislación brasileña considera el aborto como legal en caso de que existiera riesgo de vida para la madre, cuando el feto fuera anacéfalo (sin cerebro), o cuando el embarazo fuera resultado de una violación. En la práctica, el proyecto impulsado por Cunha dificulta el procedimiento en este último caso.

Si una mujer quedara embarazara hoy a causa de un abuso sexual, puede dirigirse directamente a un hospital para realizarse el procedimiento. En caso de que el proyecto por Cunha sea aprobado, la mujer será obligada a comparecer antes ante una delegación para registrar lo ocurrido y someterse a un examen de cuerpo para poder comprobar el abuso. Entre otros cambios, el proyecto también consideraría como crimen inducir a una persona a abortar o prestar cualquier tipo de auxilio en ese sentido, excepto en los casos de aborto legal.

Compartir: 

Twitter
 

Estudiantes pidieron la renuncia del presidente de la Cámara de Diputados ayer en Brasilia.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.