EL MUNDO › OBRADOR NO DA POR PERDIDA LA ELECCION Y CONVOCA MOVILIZACIONES

Recién empieza la resistencia civil

Ante más de 200.000 simpatizantes reunidos en el Zócalo del Distrito Federal mexicano, el candidato de la centroizquierda anunció un plan de lucha para evitar que le roben las elecciones, que incluye presentaciones ante la Corte Suprema.

“Esto recién empieza.” Así se pronunció ayer Andrés Manuel López Obrador, el candidato del centroizquierda mexicano, quien hizo una demostración de fuerza en la plaza central del Zócalo para respaldar su estrategia de impugnación de las elecciones presidenciales del pasado domingo. En la denominada “asamblea informativa”, López Obrador llamó a sus seguidores a realizar una marcha nacional por la democracia a partir del próximo miércoles desde todos los distritos electorales del país, además de anunciar que hoy impugnará los comicios ante el Tribunal Electoral. Más de 200.000 personas se concentraron en la capital mexicana para apoyar al candidato a la presidencia por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), quien ha denunciado fraude en la elección, en la que quedó segundo, medio punto detrás del oficialista Felipe Calderón.

Los simpatizantes del ex alcalde de México llenaron el Zócalo, la plaza principal del Distrito Federal, y abarrotaron las calles aledañas para asistir a la asamblea, en la que López Obrador adelantó sus planes y explicó la supuesta manipulación electoral. Con gritos de “Obrador, Obrador”, “No somos uno, no somos cien / pinche IFE (Instituto Federal Electoral), cuéntanos bien” o “Si no hay solución, habrá revolución”, miles de personas respaldaban las acusaciones de fraude realizadas por el ex alcalde de México.

El conteo oficial de las presidenciales del pasado domingo, que según el líder de la izquierda mexicana fue manipulado, reflejó una ventaja para Calderón, del gobernante Acción Nacional (PAN), de poco más de 243.000 votos, apenas un 0,58 por ciento de los 41,7 millones de sufragios emitidos. López Obrador ha pedido un recuento de todos los votos, porque denuncia que las actas de las casillas fueron alteradas y considera que fue él quien obtuvo un mayor número de sufragios.

“Estamos ante un caso típico de lo que ha sido la defraudación electoral en México: el PAN ha aprendido pronto de las tácticas fraudulentas del Partido Revolucionario Institucional (PRI, partido que gobernó México desde 1929 hasta 2000) y las superó”, acusó López Obrador. El candidato del PRD también acusó al presidente mexicano, Vicente Fox, de ser un “traidor a la democracia”, por haber orquestado supuestamente las “múltiples irregularidades” que le impidieron ganar las elecciones.

La estrategia que seguirá López Obrador consta de varias jugadas. La primera es presentar la impugnación de los comicios ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (Tepjf), que tiene plazo hasta el 31 de agosto para resolver las quejas y hasta el 6 de septiembre para señalar al presidente electo, que debe tomar posesión el próximo 1° de diciembre para un mandato de seis años.

La segunda es la convocatoria a una movilización masiva el próximo miércoles. “Invito a todos a participar en esta movilización ciudadana, pues no podemos permitir que haya un retroceso democrático en México”, indicó el candidato del PRD. El ex alcalde pidió que las manifestaciones se lleven a cabo “sin afectar a derechos de terceros. No queremos afectar a los ciudadanos (...), este es un movimiento pacífico y nunca vamos a caer en la provocación y hacerle el juego a nuestros adversarios”, añadió.

Pero hay más. El candidato izquierdista pedirá también la intervención de la Corte Suprema de Justicia para que examine “de oficio” los “vicios que se presentaron en el proceso electoral, que, por cierto, no ha terminado, por lo que nadie puede llamarse ‘presidente electo’”, indicó López Obrador. “Llamo al Tepjf y a la Corte Suprema a valorar detenidamente la trascendencia histórica de la decisión que habrán de tomar”, indicó. Por último, López Obrador convocó a sus seguidores a una nueva “asamblea informativa” en el Zócalo el próximo 16 de julio para mantenerlos al corriente de las gestiones que se vayan realizando ante los distintos organismos.

Por otra parte, el ex alcalde de Ciudad de México descartó cualquier posibilidad de sumarse a un eventual gobierno de coalición propuesto por su rival Calderón. “Hay un proyecto que defiende la derecha y que consiste en continuar con la misma política económica que ha empobrecido a la mayoría de mexicanos, y no podemos hacer ninguna coalición mientras no se cambie ese modelo”, enfatizó el candidato del PRD. Calderón había llamado a todos los actores políticos a formar un gobierno de unidad nacional que garantice al presidente contar con mayorías estables. También ofreció un puesto en su eventual gabinete a López Obrador, lo cual fue rechazado tajantemente por el candidato izquierdista. La prioridad del ex alcalde es usar todos los recursos disponibles para probar que en las elecciones hubo serias irregularidades. Tal como dijo ayer, esto recién empieza.

Compartir: 

Twitter
 

El candidato del PRD expuso un plan de lucha para evitar el fraude en los comicios mexicanos.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.