EL MUNDO › EN UN OPERATIVO CONJUNTO CONTRA UNA BASE RURAL DE INSURGENTES

Irak anunció que mató a 400 rebeldes

Fue un operativo de tropas iraquíes con apoyo de EE.UU. Hubo 426 detenidos. En un atentado murieron cuarenta sunnitas.

Al menos 400 rebeldes murieron ayer en Irak en un operativo en conjunto de las fuerzas de seguridad locales y las estadounidenses. Así lo indicó el primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, que agregó que también fueron detenidos 426 insurgentes. La ofensiva, que forma parte del nuevo plan de seguridad del gobierno iraquí iniciado oficialmente el 6 de febrero, tiene como objetivo desmantelar la infraestructura que los terroristas utilizan como plataforma para sus operaciones. El ejército de Estados Unidos no confirmó la información brindada por Al Maliki. Además murieron al menos 40 personas en un atentado contra una mezquita sunnita en la provincia de Al Anbar.

Según el vocero del Ministerio del Interior iraquí, Abdul Karim Khalaf, la base de la insurgencia se encontraba en una zona rural de Mashahda, y el ataque fue lanzado al amanecer. “Destruimos la base”, dijo Khalaf. El funcionario agregó que las fuerzas iraquíes capturaron a Saad Akram Khalifa, dirigente del Ejército Islámico de Irak, uno de los principales grupos que resisten la ocupación. La organización, según fuentes gubernamentales, está compuesta mayormente por ex miembros del partido Baas de Saddam Hussein, que fue proscripto.

A pesar de que el gobierno iraquí afirma que su nuevo plan de seguridad ha logrado disminuir la violencia y los ataques, ayer se produjeron nuevos atentados en el país. Al menos 40 personas murieron y más de 60 resultaron heridas en un atentado frente a una mezquita sunnita en la localidad iraquí de Habbaniya, situada 80 kilómetros al oeste de Bagdad en la provincia sunnita de Al Anbar (oeste). El ataque fue perpetrado con un camión cisterna que transportaba gasolina. “Se envió al lugar personal médico civil de la fuerza multinacional para responder al atentado”, indicó un comunicado del ejército estadounidense. “Las fuerzas de la coalición llegaron al lugar de los hechos poco después de la explosión para acordonar el lugar, ayudar a sus habitantes y participar en el transporte de los heridos a hospitales próximos”, agregó.

Por otra parte, el presidente iraquí, Jalal Talabani, se sumó ayer a las protestas en Bagdad contra la breve detención de Ammar al Hakim, hijo de un importante dirigente chiíta, llevada a cabo por soldados estadounidenses. “El presidente Talabani lamentó profundamente y expresó su sorpresa por lo que le ocurrió a una personalidad nacional”, declaró la presidencia en un comunicado. Hakim fue arrestado durante varias horas el viernes en una base estadounidense de la región de Kut, a 175 kilómetros al sureste de Bagdad. Al quedar en libertad, el dirigente chiíta denunció las “duras condiciones” de su arresto. Talabani, que destacó que Hakim descendía del linaje del profeta Mahoma, consideró que había sido tratado de manera “indecente y no civilizada”.

Compartir: 

Twitter
 

La mezquita sunnita de Habbaniya, a 80 kilómetros al oeste de Bagdad, atacada ayer.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.