EL MUNDO › PROTESTAS EN SUCRE POR LA NUEVA CONSTITUCION

Una rebelión constituyente

Evo Morales tenía que hablar hoy ante la asamblea que prepara una nueva Constitución, pero masivas manifestaciones protestan porque no se debatirá devolver la capital a la ciudad de Sucre.

 Por Pablo Ortiz
desde Sucre

Esta noche Evo Morales debería estar parado frente a los 255 miembros de la Asamblea Constituyente boliviana para darles un mensaje de aliento para que aprueben la nueva Constitución antes del 14 de diciembre. Esta noche debió comenzar un proceso que lleve al consenso y a la mesa de diálogo. Pero una vez más, la política boliviana está más cerca de desbordarse en las calles. Ayer al mediodía, más de 25.000 personas se reunieron frente a la Casa de la Libertad en Sucre para protestar por una resolución del cónclave que deja afuera de la discusión el pedido de retorno de los poderes Ejecutivo y Legislativo a Sucre, de donde se fueron tras la Guerra Federal de 1899. El miércoles, 134 representantes votaron para que el tema no sea discutido por la Constituyente, lo que causó la protesta de la oposición y de la población. Ambos reclamaron que la propuesta, realizada por los asambleístas de La Paz, fuera aprobada por mayoría absoluta, siendo que el reglamento de debates del foro exige dos tercios de votos (170 representantes) para aprobar o eliminar cualquier discusión que tenga que ver con el texto constitucional.

Ayer, luego de casi dos días de clandestinidad, la presidenta de la Asamblea, Silvia Lazarte, salió a defender la legalidad de la propuesta. Primero dijo que no era sólo una decisión del partido de gobierno, el Movimiento Al Socialismo, sino que fue votada por representantes de siete fuerzas. Luego explicó que la votación fue legal, ya que una resolución de la Asamblea sólo necesita mayoría absoluta para ser aprobada. Lazarte fue tildada por el tercer vicepresidente de la Asamblea, Ricardo Cuevas, de incapaz de comprender que lo que se votó fue un texto que se encontraba en seis de las veintiún comisiones de la Asamblea y que por lo tanto necesita dos tercios. Le exigió confesar si el oficialismo quiere consensuar una Constitución o si quiere aprobarla por mayoría absoluta para cerrar la Asamblea y someterla a un referéndum.

No pasaron dos horas para que en la plaza 25 de Mayo se reunieran más de 25.000 personas que coreaban el nombre de Lazarte y la insultaban de “chola ignorante”. Pronto subió a una tarima el presidente del Comité Interinstitucional por Capitalidad Plena de Sucre, el rector de la Universidad San Francisco Xavier, Jaime Barrón. Explicó que desde que iniciaron la lucha por la capitalidad plena para Chuquisaca, se buscaba unir Bolivia con mejores días para todos, integrar regiones en pugna por un centralismo reaccionario y al resto de los departamentos que han vivido postergados. “Sabíamos que esa lucha sería dura y espinosa y que el intento por aplastarnos sería una constante”, admitió.

A esto se sumó la decisión del gobernador de Chuquisaca, David Sánchez, de alejarse del partido de Evo, por el cual fue elegido, hasta que no se reconozca la ilegalidad de la decisión de quitar el tema de la Constituyente y que Lazarte pida disculpas al pueblo chuquisaqueño.

Desde el Palacio Quemado, en La Paz, el vicepresidente Alvaro García Linera dijo que respetaba la movilización pero criticó los insultos contra Lazarte y recordó que no hay boliviano que no tenga una chola, una mujer indígena de pollera, en su familia. Fustigó también los gritos que alentaban a declarar a Chuquisaca independiente junto con otras cuatro provincias bolivianas y llamó a preservar la unidad territorial de Bolivia y a concluir la Asamblea Constituyente.

Este último pedido será difícil de cumplir. Más de 70 asambleístas de la oposición amenazan con no retornar a las sesiones si el MAS decide seguir adelante con su decisión de quitar el tema de capitalidad plena por mayoría absoluta. Aseguran que con ello se sienta un precedente nefasto y que, de ahora en adelante, el oficialismo podría quitar cualquier tema que le moleste de la discusión con su mayoría absoluta. Y si estos representantes abandonan la Asamblea, la nueva Constitución se escribirá desde movilizaciones en todas las regiones de Bolivia y la Constituyente habrá fracasado.

Compartir: 

Twitter
 

Las marchas y cortes comenzaron ayer para arruinar la visita de Evo Morales a Sucre.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.