EL PAíS › EN SAN LUIS SE FRUSTRO LA MARCHA POR LA ABSTENCION

Una provincia sin oposición

 Por Miguel Jorquera
desde San Luis

La elección en San Luis no tendrá casi presencia opositora en el cuarto oscuro –solamente las boletas del socialismo y el Modin– ni demostraciones de rebeldía con la intención de promover la “abstención activa para no convalidar el fraude” oficialista. Las divergencias entre grupos políticos y gremiales opositores al PJ, con algunos “borrados” más la amenaza de prisión a quien viole la veda electoral, terminaron por frustrar la marcha convocada para hoy en la que se iba a llamar a los puntanos a no votar el domingo. Sin obstáculos a la vista, el gobernador Alberto Rodríguez Saá se encamina a una cómoda victoria por su reelección y llama a votar por el Sí, en el plebiscito paralelo para revocar la reelección indefinida de la Constitución provincial, en un distrito donde la dinastía de los Rodríguez Saá lleva 24 años en el poder.

La desvencijada carpa que la oposición montó en la Plaza Independencia frente a la gobernación de San Luis es el símbolo de cómo terminó el intento de conformar un bloque opositor al PJ puntano y a sus hacedores, los hermanos Adolfo y Alberto Rodríguez Saá. Por eso sigue allí.

Ayer al mediodía, el secretario de ATE y la CTA de San Luis, José Manuel Pérez, fue el encargado de comunicar a los periodistas que la marcha de hoy no se haría. “No hubo forma de ubicar al intendente Alfonso Vergés ni a su gente para coordinar la movilización. Las amenazas de encarcelar uno o dos años a los que violen la veda electoral hicieron que otros también se borraran. La marcha no se hará, pero eso no quita que sigamos proclamando la abstención”, dijo el gremialista a Página/12.

En las calles, la publicidad proselitista tiene un solo protagonista. “Alberto Rodríguez Saá. Podemos más”, dicen los afiches firmados por el Frente Partido Justicialista sobre un tablero de cuadros de color azul profundo y celeste pastel, que simulan flamear como la bandera provincial (a cuadros celestes y blancos). “Parece un cuadro del Alberto”, comentó un taxista puntano, conocedor de las dotes artísticas del gobernador.

Debajo de esos afiches hay muestras de otras batallas más arduas: los carteles de la contienda electoral en la que apenas 15 días atrás, el PJ le arrebató la intendencia de la capital al kirchnerismo. Y todavía sobreviven en las columnas de alumbrado las franjas de papel con la leyenda de Daniel “Pérsico gobernador. Frente para la Victoria”, cuando el senador nacional todavía aspiraba a encolumnar detrás de su candidatura a todo el kirchnerismo, que terminó diezmado y sin candidatos.

El domingo sólo habrá tres boletas: la de Rodríguez Saá y las de Roque Palma (por el socialismo) y de Daniel Walsanakis (del Modin). Aunque la Justicia Electoral también pondrá sobre las mesas del cuarto oscuro la papeleta de Sergio Di Genaro, que ya desertó de la contienda. El kirchnerista y ex intendente de El Volcán abandonó públicamente su candidatura, pero no llegó a oficializarla.

Aunque nada amenaza su triunfo, el gobernador no quiere sorpresas. El PJ armó desde la capital un operativo con micros gratuitos para la gente que vota en el interior provincial y ayer mostraba el poderío con locales partidarios llenos de punteros que fiscalizarán la elección.

Quienes vayan a votar, a pesar de la apatía que muestra la población por la elección, tendrán que depositar dos sobres en urnas diferentes. Una para los cargos ejecutivos y legislativos provinciales. Otra para la enmienda constitucional del artículo 147 que podrá revocar la reelección indefinida del gobernador. La iniciativa fue del propio gobernador después de que la elección misionera desató una ola anti-reeleccionista en el país. Sin embargo, los cinco mandatos consecutivos de Adolfo y la segura reelección de Alberto, prolongaría a 28 años la hegemonía de los Rodríguez Saá en el gobierno de San Luis.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.