EL PAíS › LA PETROLERA VENEZOLANA INFORMO QUE UZCATEGUI MATHEUS FUE ALEJADO

Al final, Pdvsa confirmó el despido

Por el affaire de la valija, Chávez se avino a hacer el gesto que reclamó Kirchner: separó al gerente de la división América de la petrolera.

Tras dos días de suspenso, en los que ni confirmó ni rectificó la información, la petrolera estatal venezolana Pdvsa anunció por fin el alejamiento del gerente de su división América, Diego Uzcátegui Matheus. A través de un comunicado oficial que fue difundido por la agencia bolivariana de Noticias (la agencia pública de Venezuela), Pdvsa informó que había aceptado la renuncia para “facilitar la investigación administrativa interna en torno de las circunstancias que relacionan a empleados de la industria con el incidente acaecido en el aeropuerto Jorge Newbery en Buenos Aires, Argentina, el pasado sábado 4 de agosto”. Uzcátegui Matheus es el padre del joven que hizo subir al empresario y lobbista Guido Alejandro Antonini Wilson al jet privado alquilado por Enarsa. Tras pedirle la renuncia al ex titular de Occovi Claudio Uberti, el Presidente le había solicitado a Hugo Chávez que despidiera a Uzcátegui. En otro gesto que revela la importancia que le da a la relación con Argentina, Chávez terminó accediendo al pedido.

Uzcátegui Matheus era un hombre muy influyente dentro de Pdvsa. Aunque cambiaran los presidentes de la empresa, él permanecía en los principales puestos gerenciales. Había asumido la dirección de la filial argentina; lo hacía en forma “semipresencial”. Sus problemas comenzaron cuando se supo que su hijo, Diego Uzcátegui Speech, de 19 años, había solicitado que dejaran subir al Cessna de Royal Air al venezolano-estadounidense Antonini Wilson. “Es un compañero de Pdvsa”, lo presentó. Miembro del directorio de la petrolera Venoco y también de las armamentísticas Defensa y Tecnología, Techmilk y Foxdelta Investments, Antonini Wilson reconoció como suya la ya famosa maleta de los 800 mil dólares. “Soy un soldado”, se definió, luego dijo que no iba a delatar ni el origen ni el destino del dinero.

En el comunicado oficial de Pdvsa, la empresa aseguró que había detectado “transgresiones” a su normativa interna y que había decidido aceptar la renuncia de Uzcátegui “en aras de facilitar las investigaciones”. Además, la petrolera estatal comunicó que se pone a disposición para prestar “toda la colaboración que requieran las autoridades competentes para el esclarecimiento definitivo del hecho”. “Pdvsa se reserva las acciones legales y administrativas necesarias a objeto de preservar la integridad de la empresa y sus trabajadores”, agregó. Ingeniero metalúrgico con más de veinte años en la industria del petróleo, Uzcátegui Matheus había llegado a lo más alto de Pdvsa a partir de su relación con el ex titular de la petrolera Alí Rodríguez Araque. Su alejamiento se produjo ocho días después de la renuncia de Uberti.

La petrolera también informó sobre la apertura de una investigación administrativa para “analizar las circunstancias” que relacionan a empleados de Pdvsa con el incidente de la valija. En el jet alquilado por Enarsa viajaron, además de Antonini y Uzcátegui Speech, otros tres empleados de la empresa: Ruth Berhrrenes, funcionaria de Pdvsa en Uruguay; Nelly Cardozo, asesora jurídica, y Wilfredo Avila, funcionario de protocolo. Uzcátegui Speech habría viajado otras tres veces a la Argentina en compañía de Antonini. El 8 de agosto, cuando la Policía de Seguridad Aeroportuaria que encabeza Marcelo Saín detectó que la valija de Antonini contenía fajos de dólares, Uzcátegui Speech permaneció a su lado: fue el único que decidió esperarlo mientras era interrogado por agentes de PSA. Hasta ahora la investigación judicial está concentrada sobre Antonini (anteayer la jueza Marta Novatti pidió su captura internacional). Sobre el venezolano-estadounidense sobrevuela un halo de misterio. Además de todas sus vinculaciones, aparte de su doble nacionalidad y de su condición de gerente de varias empresas al mismo tiempo, ayer se supo que no presentó ninguna solicitud de compra de dólares ante la Comisión de Administración de Divisas en Venezuela (Cadivi). Como en Venezuela rige el control de capitales, Antonini debería haber comprado los casi 800 mil dólares a través de la Cadivi. En Venezuela sospechan que la compra de los billetes podría haber sido realizada a través de una sociedad. A no ser, claro, que el dinero hubiera venido de un tercer país, como Estados Unidos.

Compartir: 

Twitter
 

Los venezolanos que se subieron al avión privado contratado por Enarsa pertenecían a Pdvsa.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.