EL PAíS › LA CANCILLERIA RESPONDIO A LA ACUSACION DE “TERRORISMO” DE URUGUAY

Otro cruce oficial por la papelera

La Cancillería citó ayer otra vez al embajador de Uruguay en Buenos Aires, Francisco Bustillo. En esta ocasión fue para notificarle que la acusación uruguaya sobre la existencia de argentinos que incitan a “actos de invasión, sabotaje y terrorismo” contra la planta de Botnia causó “indignación” a este lado del Río de la Plata. “No es con este tipo de manifestaciones efectistas e irreflexivas que pueden sentarse las bases para una solución de la controversia que mantienen nuestros países”, enfatiza la nota entregada a Bustillo. Con las obras de la pastera paralizadas por la huelga que decretaron los trabajadores tras el escape tóxico del martes pasado, ambientalistas de Gualeguaychú y Uruguay se encontrarán hoy en un abrazo simbólico sobre el puente internacional General San Martín y avanzarán en la formación de una asamblea binacional.

La convocatoria de Bustillo a la Cancillería es la segunda en 48 horas. El diplomático ya había estado allí el jueves. La cartera a cargo de Jorge Taiana le transmitió entonces “su más fuerte inquietud” por la fuga de sulfuro de sodio registrada en Botnia que afectó a cuatro argentinas residentes en Gualeguaychú y le reclamó “detener” la construcción de la pastera, donde también hubo obreros intoxicados.

Bustillo se llevó esta vez una nota en respuesta a la que Uruguay remitió el martes pasado con acusaciones sobre supuestos actos de incitación de particulares en territorio argentino a “actos de invasión, sabotaje y terrorismo” contra instalaciones de la fábrica de celulosa finlandesa. La Cancillería recordó que los uruguayos aludieron en este texto a la “pasividad” e incluso a “cierta connivencia” de las autoridades con las presuntas amenazas contra Botnia.

Esas alusiones fueron rechazadas con “indignación” y consideradas no sólo “ofensivas”, sino también “particularmente injustas para un país que ha sufrido en carne propia el flagelo del terrorismo y que ha hecho del combate contra el mismo uno de los pilares de su política exterior”. También se enfatizó que “tales manifestaciones sólo contribuyen a agravar las fuertes tensiones ya existentes” y se instó a Uruguay a “reconducir la controversia al terreno de los hechos, de las realidades que muestran cómo se insiste insensiblemente en promover un proyecto industrial ilícito sobre un recurso compartido, que ha dado recientemente pruebas de su carácter perjudicial para el ecosistema asociado al río Uruguay y a sus áreas de influencia”.

Lo de las pruebas del “carácter perjudicial” de la planta de Botnia remite al escape de sulfuro de sodio. Por ese episodio, el sindicato de la construcción uruguayo dispuso una huelga que mantiene paralizadas las obras de Botnia. El paro fue ratificado hasta el próximo lunes, a la espera de “garantías concretas” de seguridad.

Compartir: 

Twitter
 

El canciller Jorge Taiana.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.