EL MUNDO

En Colombia preocupa que la crisis con Venezuela se traslade al comercio

Chávez anunció que congelaba relaciones con Bogotá. El intercambio, de unos 5 mil millones de dólares anuales, podría verse afectado.

 Por Katalina Vásquez Guzmán
desde Medellín

Las relaciones entre Colombia y Venezuela están en la que podría ser la crisis más grave de la historia entre los dos países, y las consecuencias empiezan a notarse. Los temores van más allá de lo que políticamente implica un “congelamiento” de las relaciones, como lo anunció Chávez. El intercambio comercial es de alrededor de 5 mil millones de dólares anuales y Venezuela es el segundo socio comercial más importante de Colombia.

Y aunque en la frontera las cosas están aparentemente tranquilas, en ambos países temen por lo que pueda pasar en la economía. Los 40 mil autos que cruzan para cada lado diariamente pasaron ayer con normalidad. Pero algunos empresarios colombianos temen que Venezuela, en medio de las agresiones que no cesan de enviarse los mandatarios, decida también “congelar” las operaciones comerciales. Otros afirman que es en el vecino país donde deberían preocuparse, pues desde Colombia se abastecen de productos agropecuarios en un 90 por ciento.

El clima empeora después de que Chávez respondiera ayer a las palabras de Uribe cuando dijo el domingo que el venezolano está más interesado en instaurar un “gobierno terrorista de las FARC” que en ayudar a Colombia a conseguir la paz. Esto sucedió después de que Uribe decidiera cancelar la mediación de Chávez para conseguir un acuerdo humanitario de un centenar de rehenes en poder de la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), el miércoles de la semana anterior, y luego señaló que las intenciones del vecino país eran expansionistas. El mandatario venezolano calificó al presidente colombiano de “mentiroso”, entre otros fuertes señalamientos. En un discurso transmitido ayer por el canal estatal VTV, Chávez precisó: “Saben lo que ha pasado en estos últimos días en Colombia. Una oligarquía que no quiere paz y cree que va a jugar con nosotros. No va a jugar con nosotros una oligarquía colombiana ni ninguna otra. Venezuela se respeta”. Y afirmó que lo que ha hecho es “poner en su sitio” al presidente de Colombia. “Llegó el momento de desenmascararlo. El no quiere paz. Es un vocero de la oligarquía santanderista y antibolivariana.”

Bogotá dijo ayer que el comunicado oficial del sábado y el discurso de Uribe del día domingo serían los únicos pronunciamientos del gobierno colombiano ante la crisis. Por su parte, el ex presidente de Colombia Ernesto Samper dijo a los medios que para salir de este difícil momento es necesario “un encuentro lo más pronto posible entre los dos presidentes en cualquier parte del mundo, pero sincero, sin máscaras y pensando por los secuestrados y por la hermandad y la historia que hay entre los dos países”.

En Colombia se dice que la crisis con Venezuela no afecta todavía los mercados financieros. El dólar abrió ayer en 2.085 pesos y cerró en 2.080,30. Y en el mercado interbancario se transaron 789 millones de dólares. Sin embargo, el índice general de la Bolsa de Valores de Colombia descendió en 1,44 por ciento. Luis Guillermo Plata, ministro de Industria y Comercio colombiano, dijo que suspender el comercio entre Colombia y Venezuela “no es nada sencillo para ninguno de los dos”, y que tampoco “estamos en estado de pánico”.

Compartir: 

Twitter
 

Chávez reaccionó a la decisión de Uribe de cancelar la mediación venezolana con las FARC.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.