UNIVERSIDAD

La reforma estatutaria de la UBA quedará entre los deseos para 2008

La asamblea universitaria no fue convocada y se postergaría hasta marzo. Mañana se reúne el Consejo Superior. Las posiciones.

 Por Julián Bruschtein


La asamblea universitaria no se va a convocar este año para reformar el estatuto de la Universidad de Buenos Aires (UBA). Al menos eso es lo que pretende un grupo de decanos que son mayoría en la UBA, quienes le pidieron al rector Rubén Hallú posponer hasta marzo la asamblea porque ahora “no dan los tiempos” y para que participen de ella “los consejeros elegidos este año”. El bloque integrado por las facultades de Sociales, Filosofía, Arquitectura y Exactas planteó que la reunión de los 236 asambleístas “debería hacerse antes de fin de año o al menos ponerle fecha de una vez”. Para la izquierda estudiantil que conduce la FUBA, el problema radica en que las autoridades “no quieren modificar nada porque así están cómodos”. Mañana se discutiría el tema en el Consejo Superior de la universidad.

Cuando el 18 de diciembre del año pasado era ungido el nuevo rector de la UBA en el Congreso, después de ocho meses de asambleas fallidas con incidentes, los decanos asumían el compromiso de reformar este año los estatutos vigentes desde 1958. Con lentitud, la discusión de proyectos de reforma empezó en comisiones en febrero pasado. Recién en agosto fueron convocados los representantes de los tres claustros que componen el gobierno de la universidad –profesores, estudiantes y graduados– para sesionar en la mentada asamblea y comenzar a debatir las propuestas. A diferencia de la escena repetida en 2006, los estudiantes permitieron que la sesión transcurriera, pero se fue tensionando con el correr del día, hasta que el sector mayoritario dejó al encuentro sin quórum. Tras ese fracaso, se anunció que los asambleístas serían convocados más adelante. Luego se dijo que sería después de las elecciones nacionales. Ahora parece que quedará para 2008.

“No llegamos con el año académico. Existe una conjunción de razones en donde el calendario de fin de año es incompatible con la realización de un evento tan importante y complejo como la asamblea universitaria”, dijo a Página/12 el decano de la Facultad de Farmacia y Bioquímica, Alberto Boveris. Entre las cuestiones de peso argumentadas por Boveris figura que “como hubo renovación en los claustros (este año hubo elecciones de consejeros alumnos y graduados), y representan a la mitad de la asamblea, la convocatoria se dejaría para más adelante para poder citarla con los nuevos representantes. Porque allí se toman temas importantes que verían interrumpido su debate” por la asunción de los nuevos consejeros. Boveris confirmó que envió una nota al rectorado con estas propuestas y que iniciativas similares partieron desde las facultades de Psicología y de Odontología. En concreto, la moción es que la asamblea pase para el año que viene.

Desde el espacio de centroizquierda que encabezan los llamados “cuatro decanos”, Hugo Trinchero, de Filosofía y Letras, explicó que el sector “planteó siempre que la asamblea se haga antes de fin de año. Se había llegado a hablar de que se haría el 16 de noviembre, después del proceso eleccionario, pero también quedó en la nada”. Durante el año pasado, la Federación Universitaria de Buenos Aires (FUBA) reclamó una reforma de los estatutos durante cerca de ocho meses, impidiendo la elección del rector y exigiendo “la democratización” de los órganos de cogobierno. Martín Bustamante (CEPA-PCR), copresidente de la federación estudiantil, aseguró que “lo que pasa hoy es que no quieren reformar los estatutos, no tienen intenciones de hacer una asamblea para modificarlos... Se tiene que hacer la asamblea. La asamblea de agosto tuvieron que convocarla por la presión de la lucha estudiantil y docente y fueron ellos quienes la vaciaron hasta suspenderla”.

En la sesión del Consejo Superior que se realizará mañana, en la sede del rectorado, el órgano de gobierno universitario podría definir el futuro de la asamblea. Boveris sostuvo que “para los pocos acuerdos que existen (en las comisiones) haría falta más de una asamblea para reformar los estatutos. Aunque las condiciones sean normales, ahora no nos dan los tiempos”. Trinchero afirmó que estaban consensuando dentro de su espacio “pedir que, si no hay acuerdo para hacer la asamblea antes de fin de este año, por lo menos que se fije una fecha cierta”. Para Bustamante lo que sucede es que “se anteponen los intereses propios y los negociados de algunos sectores antes que los de la universidad”.

Compartir: 

Twitter
 

 
UNIVERSIDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.