EL PAíS › URUGUAY REABRIO DOS PASOS FRONTERIZOS Y LOS ASAMBLEISTAS PROMETEN VOLVER

Hay pronóstico de otro veranito hot

Luego de la reunión de gabinete de ayer, el gobierno de Tabaré Vázquez anunció la reapertura de la frontera en Colón y Concordia. Los asambleístas de Gualeguaychú anunciaron que el próximo fin de semana llegarán “de cualquier forma” hasta Uruguay con sus proclamas contra las papeleras. Y anticiparon un escrache a Tabaré en Buenos Aires.

 Por Miguel Jorquera

El gobierno uruguayo reabrió ayer los pasos fronterizos de Paysandú-Colón y Salto-Concordia que había cerrado el fin de semana para impedir que los asambleistas entrerrianos llevaran sus reclamos contra Botnia hasta el balneario oriental de Las Cañas. La respuesta de los asambleístas no se hizo esperar: ratificaron que el próximo fin de semana llegarán “de cualquier forma” hasta Uruguay con sus proclamas contra las pasteras. El Comité de Acción de los asambleístas decidía anoche las propuestas y la metodología para burlar otro posible bloqueo uruguayo de la frontera y la Asamblea Ambiental de Gualeguaychú votará hoy cómo y cuándo llevarlas adelante. Pero ya existe un respaldo unánime para cumplir con una de ellas: “escrachar” a Tabaré Vázquez cuando llegue a Buenos Aires para la asunción de Cristina Fernández de Kirchner.

A las 9 de la mañana de ayer, Uruguay levantó sus vallas y volvió a habilitar dos de los tres pasos fronterizos que mantenía cortados con Argentina. Primero fue el de Paysandú, que había cerrado el sábado por la tarde. Unos quince minutos después, hizo lo mismo con el de Salto, que fue clausurado por la Prefectura uruguaya el domingo al mediodía. Sin embargo, el de Fray Bentos-Gualeguaychú sigue bloqueado de ambos lados: los guardacostas orientales arriba del puente internacional y los asambleístas entrerrianos sobre la ruta 136, a la altura del arroyo Oro Verde.

Los ambientalistas que pasaron la noche del domingo en las cabeceras de los puentes de Concordia y Colón, a la espera de que se reabran los puentes para llegar a suelo uruguayo con sus reclamos contra Botnia, tomaron distintas opciones.

En Concordia, los asambleístas decidieron pegar la vuelta con críticas a la resolución de Tabaré Vázquez de cortar los pasos internacionales: “Es una medida estúpida, como todas las que toma el gobierno uruguayo”, dijo el asambleísta Jorge Fritzler a los periodistas orientales que habían llegado hasta Entre Ríos. “Si juntamos 30 o 40 autos, de seguro vamos a pasar para Uruguay a manifestarnos. Podrá ser en el balneario Las Cañas o en otro lugar, eso se resolverá esta tarde”, sostuvo Fritzler, en referencia a la reunión del Comité de Acción de la Asamblea Ambiental de Gualeguaychú.

En Colón, un grupo de asambleístas cruzó la frontera después de que Uruguay habilitó el cruce a Paysandú. Pero se encontró con una sorpresa que lo hizo regresar: la policía uruguaya había dispuesto un vasto operativo que los mantuvo varados más de una hora en la ruta que conducía a Fray Bentos. “No queremos que los piqueteros provoquen al Presidente”, les dijeron cuando preguntaron por el motivo que los frenaba. Tabaré Vázquez comenzó ayer una gira por el interior de Uruguay, que arrancaría en los pueblos fronterizos con Brasil, para difundir los “logros” de su gestión y no quería sorpresas ingratas.

Los asambleístas entrerrianos dividían sus estados de ánimo entre la frustración de no haber podido llegar a Uruguay para expresar su bronca por la puesta en marcha de la pastera finlandesa y el optimismo que les genera la preocupación del gobierno uruguayo ante cada iniciativa que los ambientalistas ponen en marcha. “No podemos bajar los brazos y esperar que quince años después nos den la razón porque todo va a estar contaminado”, dijo a Página/12 el ambientalista de Gualeguaychú José Pouler.

Y están dispuestos a mostrar que no darán batalla por perdida. Ayer por la noche el Comité de Acción de la Asamblea Ambiental de Gualeguaychú discutía una larga lista de movilizaciones que prometen “un fin de año y un verano caliente”. Insistirán en llegar hasta Uruguay el próximo fin de semana, “porque es una resolución votada en la Asamblea”. El asambleísta Jorge Fritzler afirmó el domingo por la noche a Página/12 que buscarán todos los caminos posibles: “Cruzaremos el río en lanchas y barcazas o lo haremos a través de la frontera con Brasil”.

La otra “movida” será el 10 de diciembre. “Iremos hasta Buenos Aires para escrachar a Tabaré si cumple su palabra de venir a la asunción de Cristina Kirchner”, afirmaron varios de los asambleístas consultados por este diario. La Asamblea de Gualeguaychú votará hoy la propuesta, que quieren articular con distintos movimientos porteños que respaldan su pelea.

Dos días después, el 12 de diciembre, volverán a marchar sobre la Capital Federal. La movilización sería acompañada con una marcha similar en las calles de Montevideo, aunque también evalúan si “es más conveniente” que los uruguayos anti pasteras se trasladen hasta Buenos Aires. El 15, los asambleístas entrerrianos volverán a cruzar el río para participar en un encuentro organizado por la Asamblea Ambiental Regional. El lugar elegido esta vez es Tacuarembó, en el centro de Uruguay: “Es uno de los lugares más afectados por el monocultivo de eucaliptos”, explicaron los asambleístas uruguayos que harán de anfitriones.

Compartir: 

Twitter
 

El paso fronterizo de Colón y Paysandú fue cortado por decisión del gobierno uruguayo el fin de semana y reabierto ayer.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.